Índice
Psicoauditación - Benji
Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

Si bien la Psicoauditación es la técnica más idónea para erradicar los engramas conceptuales del Thetán o Yo Superior de la persona, la mayoría de las veces se psicoaudita a thetanes que habitan en planos del Error y sus palabras pueden no ser amigables y/o oportunas para ser tomadas como Mensajes de orientación, algo que sí se da cuando se canaliza a Espíritus de Luz o Espíritus Maestros.
El hecho de publicar estas Psicoauditaciones (con autorización expresa de los consultantes) es simplemente para que todos puedan tener acceso a las mismas y constatar los condicionamientos que producen los implantes engrámicos.
Gracias a Dios, esos implantes son desactivados totalmente con dicha técnica.


Atte: prof. Jorge Olguín.

 

PRIMERA SESIÓN DE PSICOAUDITACIÓN REALIZADA EN EL PLANETA TIERRA POR EL PROFESOR JORGE R. OLGUÍN.

 

Psicoauditación del 10 de julio de 1997

Médium: Jorge Olguín

Entidad que se presentó a dialogar: Thetán de Benji

 

 

Nota: esta Psicoauditación dio inicio a la práctica de la técnica de Psicoauditación. Esta primera sesión se realizó de una sola vez, pero a fines didácticos hemos decidido presentarla en varias partes tanto en texto como en audio. Dichos paréntesis en la sesión propiamente dicha fueron hechos por el Prof. Jorge Olguín con objeto de clarificar a los lectores el curso de la sesión, así como para puntualizar algunos datos extras.

 

 

En la primera parte el thetán contó su estado actual. Relató una vida en el planeta Aní donde fue hijo del Anciano de las rotaciones. Tuvo contradicciones por la forma de vida espiritual de su entorno, contraria a sus objetivos de índole tecnológica. Hizo algunos actos hostiles. Siente rencor tanto por su familia como por sus compañeros. Explicó su situación en la vida actual y el origen de su deficiencia, la cual procede principalmente de los engramas generados por el desamor percibido por haber sido un embarazo no deseado.

 

 

.

 

En la 2ª parte explicó que antes de encarnar quiso atacar a los planos de luz junto con otros espíritus del error pero no pudo por su vibración baja, y descendió al plano -1 en el que estuvo muchos años generándose engramas principalmente de soledad. Dijo que estos engramas ya estaban superados gracias a este relato. Jorge Olguín dio algunas explicaciones sobre lo ocurrido en esta sesión.

 

.

 

En la 3ª parte dio algunos datos para mejorar al 10% y a la familia. Explicó que se siente mejor con respecto a estos engramas. Jorge Olguín explicó la comprobación de la mejora.

 

 

.

 

 

Más información del Anciano de las rotaciones, padre de Benji en una encarnación anterior, en "El cielo responde III"


Primer archivo de audio

 

 

Thetán de Benji: Siento como una gran lucha en mi interior.

Interlocutor: ¿Quién se está comunicando?

Thetán de Benji: Siento como una gran fuerza que me carcome el espíritu. Hay grandes dudas en mi interior y no sólo en mi parte encarnada, sino en todo mi ser. Tengo un montón de interrogantes para preguntar y muchas cosas que ya las tengo resueltas, y son negativas a mi forma de pensar.

Interlocutor: ¿Se está comunicando el Thetán de Benji?

Thetán de Benji: Mi nombre es Ben-Amí. Soy una figura importante. Muchas veces me han rechazado, pero sé que soy importante.

Interlocutor: ¿Tu parte física se llama Benji?

Thetán de Benji: Mi parte física es Benjamín y pensamos de la misma manera.

Interlocutor: Está bien. ¿Sabes que estás aquí para tratar de curar a tu parte física del problema que tiene?

Thetán de Benji: Es que no lo creo, eso...

Interlocutor: ¡Ajá, muy bien!

Thetán de Benji: ...porque sé que me hacen responsable de muchas cosas, y generalmente ya me lo han hecho anteriormente. A veces, uno tiene impulsos, esos impulsos no son culpas, no sé porqué me culpan de todo.

Interlocutor: Bueno, en principio, no eres responsable del problema que tiene tu parte física. ¿Eso lo sabes?

Thetán de Benji: No es cierto. Ya me lo han dicho anteriormente, me lo han dicho incluso en encarnaciones anteriores, que yo tengo la culpa.

Interlocutor: No diríamos culpa, sino apliquemos el término de responsabilidad.

Thetán de Benji: No, me han dicho que yo tengo la culpa y que nunca me voy a curar.

Interlocutor: Bueno, vamos a ver.

Thetán de Benji: Mi padre era el Anciano de las Rotaciones, que aquí se llama el Anciano de los Días. Ese era mi padre. Era el jefe de mi planeta, del planeta Aní, del cual yo provenía. Era muy querido. Me llamaban todos: Ben-Amí, participa de esto, participa de aquello. Pero a mí no me gustaba, porque a mí no me gustaba la parte espiritual, a mí me gustaba la parte tecnológica y ellos no hacían caso de la parte tecnológica. Yo no quería contradecir a mi padre. Por un lado le envidiaba porque era un ser tan elevado, pero por otro lado yo quería tener mi libre albedrío. Si ellos enseñaban el libre albedrío, ¿porque me querían hacer participar? Entonces, yo iba por la noche, cuando se ocultaba la estrella, al laboratorio del profesor Eduk...

Interlocutor: ¿En Aní?

Thetán de Benji: Sí, en Aní. Investigaba tecnologías. Quería investigar otros sistemas estelares y quería robar investigaciones, para, en mi laboratorio... Yo tenía en aquel entonces 36 rotaciones que equivalen aproximadamente a 18 o 20 rotaciones terrestres -lo que aquí se llama 18-20 años- y un compañero me vio, le obligué a callar.

Interlocutor: ¿Cómo se llamaba ese compañero?

Thetán de Benji: El hijo del profesor Eduk. Ben Eduk.

Interlocutor: Ajá. Perfecto.

Thetán de Benji: (Suspiro). Lo amenacé. Le dije que no iba a recomendarlo al Consejo. Él quería participar para estudiar en el Consejo, pero precisaba mi recomendación. Entonces, lo sometí y lo obligué a guardar en secreto el robo.

Interlocutor: ¿Eso está relacionado con el problema que tiene tu parte física?

Thetán de Benji: No. Volví a seguir robando investigación, pero no lo hacía a malas. Yo me sentía elevado espiritualmente. Lo hacía porque yo necesitaba investigar para mejorar las naves del planeta y ellos no; querían que yo estuviera en este círculo. ¡Yo no quería! ¡Yo sentía como que era perder tiempo centrarme solamente a la parte física y espiritual! ¡Yo quería la parte tecnológica! ¿Por qué me la cortaban? ¡Yo quería investigar! Incluso había naves de otros sistemas estelares que no bajaban al planeta y yo quería saber porqué. Quería conectarme con esos seres. Siempre amé la investigación espacial. ¿Por qué me la negaban?

Cinco o seis veces he robado investigaciones y además de lo del profesor Eduk. Me volvieron a descubrir pero ya no Ben Eduk, sino otros integrantes y me condenaron.

Interlocutor: ¿De qué forma?

Thetán de Benji: Hicieron una junta y me prohibieron la investigación. Me rebelé. Les dije que todos ellos eran unos incapaces. Me avergonzaron. Dijeron que con eso avergonzaba al Anciano de Aní, que no merecía ser el hijo de él, que no tenía que ser querido y que nunca iba poder ser curado de esta parte espiritual que me impulsaba a robar...

Interlocutor: Muy bien. La idea que tienes de que no puedes ser curado te la han implantado. ¿Percibes que tienes como una orden hipnótica a nivel celular de esto? Eso no es idea tuya, sino que simplemente te la han implantado.

Thetán de Benji: ¡Es que tengo un tremendo rencor adentro! ¡Yo no lo hice a propósito, lo hice para beneficiar a todo el planeta! (Suspiro). Porque, ¿qué tiene que ver que por un lado investiguen la parte espiritual, -investiguen las vibraciones como investigaban todos ellos-, y por el otro lado se investigue la parte técnica? ¿En qué les molestaba? ¿En qué los dañaba? ¿Por qué no me dejaban investigar si yo era más que Eduk? Yo tenía más conocimientos que él, incluso me había conectado telepáticamente con seres de otros sistemas estelares. ¿Por qué no me dejaban investigar? ¿Por qué me acusaron de esa manera?

Interlocutor: ¿Y no sabes cuál es el motivo?

Thetán de Benji: Porque siento como que ellos eran ignorantes, como que estaban encerrados en su alta vibración y no dejaban que los demás crecieran. En el fondo, para mí, son ellos los egoístas.

Interlocutor: Está bien. Esto está perfectamente claro. Ahora, te ruego que me digas porqué encarnaste en este planeta –Sol 3- con este problema.

Thetán de Benji: Yo pedí encarnar en la Tierra para -por un lado- alejarme de ese mundo (Aní). Me dijeron cuatro Señores del Karma (Lipikas) que lo ideal hubiera sido encarnar nuevamente en Aní para, de alguna manera, escoger una familia con dificultades y así vencer mis conflictos. Pero yo dije: "Necesito, de alguna manera, reactivar mis conflictos para poder superarlos". ¿Pero qué pasó? Yo decidí encarnar en una familia que tuviera algunos conflictos. Esa familia arrastraba conflictos anteriores, incluso mi padre biológico también arrastraba conflictos, a su vez, con su padre y con su entorno... (Acongojado).

Interlocutor: O sea, que también viniste en misión.

Thetán de Benji: Prácticamente sí; por un lado en misión, por otro lado a nivel karmático y por otro lado a nivel de vencer mis propios conflictos.

Interlocutor: Está bien.

Thetán de Benji: Esos conflictos se reactivaron porque escuché decir por lo menos doce veces a mi madre biológica que no quería en ese momento quedar embarazada; y también dijo que, en ese momento, le molestaba tremendamente quedar embarazada porque le iba a prohibir hacer muchas cosas. Sentí como que todo lo que estaba dentro de mí en Aní se reactivaba. Sentí como que aquí tampoco era querido. Porque yo estoy seguro que en Aní no me querían. Estoy seguro que me condenaron.

Interlocutor: Está bien. ¿Esto que me estás diciendo qué relación tiene con los problemas que tiene tu parte física?

Thetán de Benji: Yo me sentía muy mal en el pueblo y me escapé a las montañas. Estuve diecinueve rotaciones en las montañas prácticamente sin comer, tomando agua de la nieve. Mis células se deterioraron. Prácticamente mi parte física y cerebral empezó a deteriorarse hasta que desencarné en la nieve, solo, sin nadie que me socorriera. No sé si me buscaron. No lo quise averiguar. Tengo un rencor tremendo por ellos, porque no sé si me buscaron. Me dejaron fallecer en la nieve. Luego, prácticamente en lo que los terrestres llamarían un siglo después, ochenta años terrestres, vuelvo a encarnar aquí y nuevamente escucho esa orden de no ser querido y prácticamente algo se quiebra dentro de mí. Hay como una transmisión que se corta de mi parte a las partes neuronales de Benjamín y entonces es como que algo no transmite bien, algo no transmite bien dentro de mí... Sigo teniendo la misma inquietud de seguir buscando y seguir comunicándome con mi parte física.

Interlocutor: Está bien. Vamos a hacer una cosa que...

Thetán de Benji: No sé si tengo ganas de hacer nada...

Interlocutor: Está bien, pero sería interesante poder liberarte y poder liberar a tu parte física, porque para eso estamos aquí.

Thetán de Benji: Tengo muchas dudas de eso, porque no sé si en el fondo me quieren o lo dicen para halagarme. Yo creo que en el fondo lo dicen para halagarme, para estar bien conmigo.

Interlocutor: Está bien. De cualquier manera vamos a hacer lo siguiente, porque para eso estamos aquí. No importa, dudas mediante, vamos a ver si hay algo que se pueda hacer. Sabes lo que es un engrama, ¿no?

Thetán de Benji: Es un conflicto.

Interlocutor: Un engrama es una orden hipnótica, o sea, que alguien te ha implantado. O sea, que eso no forma parte de ti. Alguien te implantó una orden hipnótica para que tu parte física esté así.

Thetán de Benji: Yo creo que no me quisieron de chico, ¿eh? Yo creo que a pesar de ser muy bien atendido, en el fondo me sentía muy disminuido, en el fondo me sentía muy... Como que no me integraba con nadie. Yo no digo que no fui feliz.

Interlocutor: Bueno, vamos a lo siguiente, Benjamín. Quiero que vayamos...

Thetán de Benji: Algo comentabas, ¿eh? No se te escapa nada.

Interlocutor: Sí, sí. Es que hay que ir al engrama, a esta orden hipnótica que te han implantado, o sea, al momento exacto...

Thetán de Benji: ¡Pero yo me integré! Lo que pasa es que yo no quería estar ni con los chicos, ni con los grandes. Es cierto que tenía mucho conocimiento espiritual, pero me costaba mucho comunicarme. Me retrotraía en mi interior y a veces es como que me quería comunicar y sentía como indiferencia, porque sentía como que la sobreprotección no es protección. Yo lo que quería era más diálogo, no tanta sobreprotección...

Interlocutor: Vamos a hacer lo siguiente, Benjamín. Vamos a ir al momento, al incidente en que te implantan esa orden hipnótica o engrama a nivel celular. Tú esto lo tienes que percibir con relativa facilidad. Puede haber sido en la etapa prenatal de esta vida, la actual… Vamos a empezar a ver. ¿Cuándo comienza el incidente? ¿Hay algún golpe quizá? ¿Hay algunas palabras específicas?

Thetán de Benji: Sí… Hay palabras que lastiman.

Interlocutor: ¿Cuáles son esas palabras? ¿Cómo empezó el incidente?

Thetán de Benji: Palabras como: "Me molesta el embarazo". "No sé si es el tiempo".

Interlocutor: Muy bien. ¿Quién dice eso?

Thetán de Benji: Una voz femenina que debe ser mi madre biológica...

Interlocutor: Muy bien. ¿Qué dice exactamente?

Thetán de Benji: "Me molesta el embarazo". "No estaba preparada". "Tengo muchas cosas que hacer". "Necesito tiempo”. “Ya bastantes problemas tengo". "No me alcanza la economía". Y un montón de cosas más.

Interlocutor: Muy bien. ¿Hay algún golpe?

Thetán de Benji: No lo percibo.

Interlocutor: No hay ningún golpe. Perfecto. ¿En qué momento termina ese incidente?

Thetán de Benji: Se repite muchas veces, incluso estando ya respirando el aire terrestre también percibo palabras como: "¿Será posible?". "Necesito mi tiempo". Y muchas cosas así.


Segundo archivo de audio

 

Interlocutor: Muy bien. ¿Cuál es la relación de todas estas palabras con el problema que tiene tu parte física?

Thetán de Benji: No quiero molestar. No quiero estar. Es como que, de alguna manera, quiero pasar lo más desapercibido posible para no molestar a nadie, porque ya que molesto... quiero pasar desapercibido. Que no me tengan en cuenta. No me interesa.

Interlocutor: Muy bien. Vamos a hacer una cosa, Benjamín, porque ya hemos encontrado cuál es el problema. ¿Estás observando que esta no es una idea tuya, sino que simplemente es una orden hipnótica que te han implantado otros? ¿Tienes bien claro este aspecto?

Thetán de Benji: ¿Cómo me saco esto?

Interlocutor: Bueno, existe una técnica muy simple que es repasar varias veces este incidente hasta que se borre de la memoria.

Thetán de Benji: No me gusta. No me gusta repasar nada.

Interlocutor: Es la forma en que se borra.

Thetán de Benji: ¡Es que me duele repasar algo! Es que guardo mucho rencor repasando cosas, repasando rechazos. El rechazo también es de integrantes de la familia, porque lo percibo, aunque no me lo dicen, lo percibo...

Interlocutor: Pero la única forma es que seas tú mismo quien repase el incidente doloroso.

Thetán de Benji: ¡Cuidado! Se olvidan de mi nivel. No saben mi nivel. Ignoran mi nivel. Ignoran que estoy en un plano evolucionadísimo a nivel espiritual, y que estoy por encima.

Interlocutor: ¿En qué plano estás?

Thetán de Benji: Estoy en el plano 4.

Interlocutor: Muy bien. Para que tú puedas resolver con tu libre albedrío la situación en la que estás, y no con lo que te dijeron otros, o no por las órdenes que se te han implantado, vamos a hacer lo siguiente…

Thetán de Benji: Es que recibo ataques de todos los lados, porque estando como Thetán en el plano donde me encuentro también me tratan de calmar, de comunicarse conmigo; Y me tocan espiritualmente, tocan mi centro con haces de Luz como para calmarme. ¿Por qué me tocan? No tienen que tocarme. ¿No quieren que esté en este plano? No importa, bajo al plano 3 y después ya volveré. A mí no me interesan para nada los planos.

Interlocutor: ¿Quién te perturba ahí?

Thetán de Benji: ¡No es que me perturben, es que quieren tratar de que todo este rencor se me vaya! ¡Qué no se metan conmigo! O se creen que todos son Maestros y ya tratan de ayudar porque son Maestros. ¡Por favor!

Interlocutor: Benjamín, vamos a hacer lo siguiente, si a ti te parece...

Thetán de Benji: Yo también soy Maestro.

Interlocutor: Está bien. Perfecto. Te respeto, digamos, como Maestro. Pero vamos a hacer una cosa, que me parecería muy interesante para que puedas pensar por ti mismo y no por las órdenes que te han implantado de naturaleza hipnótica. ¿Te parece la idea?

Thetán de Benji: Me parece, pero… ¿Por qué no me dejan explayarme? ¿Se creen que saben más que yo? ¡No saben más que yo!

Interlocutor: ¿Eso lo dices por nosotros?

Thetán de Benji: Lo digo por todos los que me rodean. Hay muchas entidades espirituales, hay muchas entidades de 5º nivel aquí también. ¿Pero se creen que saben más que yo? ¡No saben más que yo, no saben el conocimiento que yo tengo!

Interlocutor: Perfecto. Entonces, expláyate.

Thetán de Benji: ¡Por supuesto que sí!

Interlocutor: Enséñanos.

Thetán de Benji: ¡Tengo un montón de conocimientos! Tengo conocimiento de los niveles espirituales… Aparte, yo sufrí una experiencia tremenda entre la encarnación de Ben-Amí y esta encarnación. De repente, en el plano espiritual me rebelé –fue antes de llegar al plano 4-, y quise formar hordas negativas para atacar a otros espíritus. Me dijeron que eso no se podía hacer, porque si no bajaba al nivel -1. Pero a mí no me interesa. ¿Quiénes son para mandarme a otros niveles? ¿Con qué derecho se arrogan el mandarme a otros niveles? ¿Por qué me van a mandar a otros niveles, si Dios da libre albedrío? Y me dijeron que no me iban a mandar ellos, sino que directamente yo con mi vibración negativa me iba a mandar solo. Yo no creo eso. Que me voy a mandar solo… ¡Por favor!

Interlocutor: Ahora tu parte física está sufriendo y tú, a lo mejor, podrías ayudarla. ¿Puede ser?

Thetán de Benji: ¿Y a mí quién me ayuda?

Interlocutor: En estos momentos estamos tratando de ayudarte…

Thetán de Benji: ¡Es que bajé al nivel -1!  Eso fue porque quise hordas espirituales bajo mi mando para atacar a las entidades del plano 4 y 5 para que no se metieran con nosotros. Pero fracasé, porque las hordas espirituales de los planos 2 y 3 no alcanzaban a ver esas vibraciones altas. Yo puedo ver a las entidades de la vibración 4, pero no a las de la vibración 5. Entonces el ataque fracasó y por una especie de castigo, prácticamente en ese momento fue tan densa la vibración que bajé al plano -1. (1)

Y fue mejor, porque en el plano -1 me encontraba a mis anchas. En el plano -1, que es un plano inferior al de ustedes, me encontraba con una tranquilidad (suspiro) y conceptúo: "¿Y esto es el sufrimiento? ¡Esto es una maravilla!".

Pasaba y pasaba el tiempo, y en ese momento me di cuenta de que estaba solo, que no había nadie más. Me puse mal, porque conceptúe: "¿Con quién me comunico aquí?". Yo quería comunicarme con otros espíritus y estaba solo. Y había una densidad y una oscuridad tremenda y no había nada de luz, y yo quería comunicarme y yo quería ver y yo quería escuchar otra mente, quería percibir otros sentidos: "Tóquenme, tóquenme. Esas Luces, tóquenme…". Y nadie me tocaba. Y eso duró muchísimo tiempo, rotaciones y rotaciones. Pasé años terrestres, años y años en soledad en ese plano. En completa soledad. Y de repente vuelvo otra vez a mi plano

Interlocutor: ¿Al plano 4?

Thetán de Benji: Sí, al plano 4. Y cuando vuelvo a mi plano les pregunto a esas entidades que qué pasó. Me dijeron que yo me lo había buscado, que nadie castiga, que nadie hace retroceder a nadie, que cada uno se busca su camino… (Suspiro).

Interlocutor: Muy bien. Te voy a explicar porqué estamos aquí para ayudarte. Yo también fui ayudado con esta técnica (Psicoauditación) y entonces, estoy “obligado” a brindarla también a otros. Te voy a hacer una pregunta: ¿Al recordar, de alguna manera, todos esos incidentes hay algún alivio?

Thetán de Benji: Sí, me siento más aliviado, mucho más aliviado.

Interlocutor: Está bien. ¿Sabes que puedes solucionar esto definitivamente?

Thetán de Benji: Sí, sí, lo sé.

Interlocutor: Muy bien. ¿Y por qué no empezamos a hacerlo?

Thetán de Benji: Está bien.

Interlocutor: Entonces, nuevamente vamos a ir al principio del incidente, Benjamín.

Thetán de Benji: Está bien.

Interlocutor: ¿Puedes percibir desde tu plano, sobre tu vida actual, la impresión a nivel celular, el engrama?

Thetán de Benji: No, pero sé que me quieren. Sí, sé que me quieren.

Interlocutor: ¿A quién te estás refiriendo?

Thetán de Benji: A mi familia biológica. Sí, sé que me quieren mucho.

Interlocutor: Muy bien. Pero para estar seguros tenemos que borrar totalmente el incidente. ¿Por qué no vamos al principio del incidente, Benjamín?

Thetán de Benji: Está bien.

Interlocutor: Entonces ve relatando todo porque para que el engrama se borre es necesario duplicarlo.

Thetán de Benji: No le doy importancia, pero siento que hay voces que hablan que dicen cosas como: "No quiero este embarazo". "Tengo muchas molestias". "Me parece como que no es el tiempo". "Me parece como que ya es suficiente". "Me parece como que hubo mucha inconsciencia". "Necesitamos nuestro tiempo para la parte económica". "Sí, tienes razón pero ya está, ahora no podemos hacer nada". Y no, no le doy importancia. En ese momento se me había grabado como que no era querido, y aparte que traía también de arrastre de una encarnación anterior lo mismo, como que había sido rechazado. Se juntó todo, se sumó todo. No le doy importancia. El hecho de recordar la vibración -1 me calmó.

Interlocutor: Muy bien. ¿Este incidente de esta vida está borrado o tiene carga todavía?

Thetán de Benji: Puede ser que tenga alguna carga pero no le doy importancia. Hay cosas que no se van a lograr vencer porque la parte física tiene algún deterioro neuronal menor. De todas formas yo no le llamaría deterioro, porque se puede interpretar como que no hay una cura. Yo le llamaría falta de desarrollo. Y esta falta de desarrollo viene por lo que me pasó. No quería molestar y al no querer molestar no quería crecer. Así de simple. Porque si crezco, molesto. Entonces no quería crecer.

Interlocutor: Está bien. El asunto está claro. ¿Sería conveniente, esto lo dejo a tu criterio, ir al incidente anterior en la vida anterior para borrarlo también?

Thetán de Benji: No, porque no me molesta. El incidente mayor no es el de la vida anterior ni siquiera el de esta encarnación al nacer, al ser gestado en la parte física; el incidente mayor es el incidente del plano de vibración -1, donde estuve casi 80 años terrestres solo, como si fuera una prisión. Y ahí sí podía hacer lo que quisiera, viajar a la velocidad del pensamiento terrestre, viajar a la velocidad del pensamiento “aniano” (2), pero a donde fuera no había mundos, era todo soledad, todo oscuridad. Estar tantos cientos de rotaciones, de revoluciones solo…

Interlocutor: En este plano -1, ¿qué te sucedió de malo?

Thetán de Benji: (Suspiro). La soledad, la no aceptación… Me sentí como que estaba pulverizado, como que el Padre, el Absoluto me despreciaba. Porque siempre razoné: "No existe la condenación y el Padre me ama". Pero dudé. Dudé tanto, porque estuve prácticamente 80 rotaciones terrestres sin comunicación. Perdí la fe, perdí todo. Dije: "Nadie me ama. Ni siquiera el Padre, ni siquiera Dios". Entonces conceptué: "¿Para qué existir? ¿Por qué directamente no me desintegro?"

Busqué cómo descender al plano -2 para ver si ahí encontraba el final y en ese momento, cuando busqué descender, es cuando volví otra vez a la Luz.

Interlocutor: Sobre el incidente del plano -2, ¿queda algún rastro de carga ahí?

Thetán de Benji: No, no llegué al plano -2. En el plano -2 la negrura es abismal. Para que me entiendan, es como si yo en el plano físico me asomara a un pozo: negro sobre negro. Como que hubiera algo más oscuro que el negro y como un silencio con sonidos. No sé si ustedes alguna vez han oído algún sonido como un  "oooooooooooh" (lamento) y que algo te quiere absorber, y te caes a un fondo y en ese momento algo te chupa hacia la Luz. En ese momento me asusté. Pensé: "Dios, Dios mío. Lo que debe ser ese plano -2. Para bajar al plano -2 tienes que ser una Entidad Maestra". Sé que en este plano terrestre vuestro el Maestro Jesús -actualmente también mi Maestro-, ha bajado a ese plano -2. La entidad espiritual que descienda en misión de servicio al plano -2 tiene que ser muy fuerte espiritualmente para soportarlo.

Interlocutor: Benjamín, necesito saber, -para ver si la descarga ha sido efectiva-, si el incidente del plano -1 está limpio. ¿Le queda alguna carga que te tira para abajo?

Thetán de Benji: Primero, no me voy a olvidar nunca. Siempre va a quedar. Aunque se curen mis conflictos siempre voy a tener un resquemor a la oscuridad. Pero vale como experiencia...

Interlocutor: Lo importante es que ese incidente ya no sea aberrativo. ¿Lo es?

Thetán de Benji: No, en absoluto.

Interlocutor: ¿Te sientes mejor en estos momentos?

Thetán de Benji: Sí, me siento mejor; pero quisiera no acordarme de esto, ¿no? Es como que siempre uno tiene un cierto temor. Conozco infinidad de seres encarnados y no encarnados que tienen temor a la oscuridad. ¿Y por qué piensan que es? Más de uno que está en la vibración 2, en la vibración 3, ha pasado por la vibración -1 y le ha quedado inconscientemente eso. Cuidado, ¿eh?

Interlocutor: Está bien. Benjamín, de todo esto que estamos repasando me interesaría saber dónde queda carga si es que aún queda carga, para así repasar el incidente y que no moleste más.

Thetán de Benji: La carga es que siempre quiero estar en contacto con gente. A veces, quiero estar solo para mis investigaciones. Cuando estoy investigando no quiero que me molesten.

Interlocutor: ¿En este plano físico?

Thetán de Benji: Claro, porque no quiero que me pase lo que me pasó en la reencarnación pasada. Ahora no necesito robar nada de nadie porque me sirvo del libre albedrío para investigar. Quiero poder estudiar algo relacionado con la vida extraterrestre. Me gustaría poder estudiar, -y no quiero molestar a nadie con la parte física monetaria, ¿no?, porque tampoco se van a subestimar económicamente para ayudarme a mí-, me gustaría tener libros de investigación, me gustaría poder investigar. Como en Aní había libros con gráficos, siempre me gustaron los gráficos; o sea, esos libros que tienen letras y letras, no.


Puntualizaciones de Jorge Olguín sobre la sesión de Psicoauditación

 

Jorge Olguín: Esta sesión con Benji, Benjamín B. fue hecha en 1997.

 

Es obvio que el Thetán está mintiendo al interlocutor diciendo que está en el plano 4 porque sus roles desmedidos de ego -haciendo rol de víctima, por momentos increpa, por momentos dice que se siente solo, personifica mucho, etc.- hacen que el mismo Thetán busque de alguna manera envolver en un manto de manipulación al propio interlocutor tratando de dirigir la sesión. Es una prueba rotunda de que no dice la verdad, de que no está en el plano 4. Es obvio que no está en un plano Maestro porque en el plano 4 y en el plano 5 no tiene cabida ningún rol del ego; sí los engramas, no los roles del ego.

 

Esta sesión continúa. Dejo en claro que se trata de un niño de 14 años con un retraso mental madurativo que representa entre 6 y 7 años. Estuvimos presentes en la reunión el padre de Benji Jorge B., y yo mismo, Jorge Olguín, como canalizador. El niño, Benjamín o Benji, no estaba presente.

 

Tercer archivo de audio

 

Thetán de Benji: Libros con mu


chos gráficos, sobre biología, sobre astronomía, sobre vida extraterrestre, pero con gráficos. Y sé que el día de mañana voy a seguir y voy a poder investigar. Y estoy convencido de que mi misión es dar alguna solución sobre viajes interplanetarios y sobre comunicaciones.

Interlocutor: Está bien. ¿Cómo vas a poder ayudar a tu parte física o cómo podemos nosotros ayudarla?

Thetán de Benji: Comunicándome. Me comunico permanentemente.

Interlocutor: Contigo.

Thetán de Benji: ¡Por supuesto!

Interlocutor: Perfecto. ¿De todo este incidente que hemos repasado, queda alguna carga por algún lado que tengamos que repasar?

Thetán de Benji: No. Me siento tranquilo, me siento bien y le voy a transmitir armonía a mi parte física.

 

Interlocutor: Perfecto. Vamos a hacer lo siguiente ahora. Como considero que en lo que yo podía ayudarte ya está hecho, le voy a dar paso a tu papá biológico para que converses con él lo que tú quieras. ¿Puede ser?

Thetán de Benji: Está bien.

Jorge B.: Quería preguntarte si con todo lo que has explicado hasta ahora este incidente está superado en la vida actual.

Thetán de Benji: Yo lo he superado, pero aunque mi parte física se contacte conmigo, no se contacta fluidamente; y a veces puede creer como que se imagina una voz y no se da cuenta que somos uno. Entonces, mi parte física precisa en todo momento de atención, de límites -porque los límites forman parte del amor- y precisa también, el día de mañana, poder desarrollar esos conocimientos.

Jorge B.: ¿Consideras que hay alguna forma que pueda ayudar a tu parte física para que haya una comunicación contigo y a la vez mejorar su relación aquí, en el plano terrestre?

Thetán de Benji: Siguiendo como ahora.

Jorge B.: ¿Al haber eliminado todos estos inconvenientes que hubo va a mejorar su relación mental y física?

Thetán de Benji: Tiene que irla mejorando.

Jorge B.: O sea, dijiste en un momento dado que él no quería crecer. A partir de ahora, ¿va a tomar las cosas con mayor dedicación?

Thetán de Benji: ¡Hay que estimularlo! Hay que estimularle la parte física porque si no mi otra parte tampoco va a terminar de crecer. Yo también necesito crecer. Es necesario que sepan que yo también necesito crecer. Mi parte física tiene que desencarnar sin engramas y sin karmas, porque en este plano donde me encuentro, en el plano 4, no puede haber karmas; si no nuevamente voy a rebelarme estando desencarnado y nuevamente voy a descender al plano -1. Porque, ¿qué pasó? Cuando yo desencarné, como Ben-Amí, estaba en el plano 4 pero me llevé engramas. Como el Padre, el Absoluto, respeta la libertad individual, por amor, por Misericordia Divina pude seguir en esa vibración; pero yo mismo no encajaba, entonces me rebelé, busqué espíritus del error para combatir a los espíritus del plano 4 y quería incluso invadir a la vibración 5. (3) En conciencia, ¿no? Por eso me densifiqué tanto que bajé a la vibración -1. Entonces corro el riesgo de que si vuelvo a desencarnar -todavía mi parte física es joven, ¿no?- en algún momento con conflictos puedo volver a cometer el mismo error queriendo someter a otros y voy a volver otra vez a la misma rueda.

Jorge B.: ¿Pero no dijiste que todo incidente ya había sido superado?

 Thetán de Benji: Sí, pero siempre hay engramas.

Jorge B.: En este momento que nosotros, tu familia de esta encarnación, estamos poniendo de nuestra parte para ayudarte, ¿consideras que vas a ir superando la situación?

Thetán de Benji: ¡Lo que están haciendo está muy bien!

Jorge B.: ¿Vas a poner un poco más de interés y voluntad de tu parte?

Thetán de Benji: Yo percibo mucho. Yo percibo desavenencias entre ustedes. Yo percibo mucho. Soy Maestro. A pesar de los errores que cometí soy Maestro. Estoy en una vibración alta. Percibo muchas cosas. Como Thetán, sin ofender, yo estoy por encima de Marc; y no es por restar importancia a nadie, pero yo percibo muchas cosas. Entonces, yo también tengo que ayudar como misión.  En este momento mi orientación sería: no transformen los conflictos laborales en problemas familiares, traten de intercambiar menos palabras, todo lo van a ir solucionando, no descarguen sus nervios en el seno familiar; eso es muy importante. Entonces, de esa manera, yo me voy a sentir más apoyado y los voy a poder apoyar más.

Interlocutor: Benjamín, ¿sería interesante volver a hacer alguna sesión como esta para ayudarte a eliminar otros engramas?

Thetán de Benji: No sé. Posiblemente hay otros engramas, hay otras cosas, pero ellos ya no son responsables. Siempre hay cosas que uno percibe. Yo fui formándome en esta encarnación con muchos rechazos de otros chicos y eso también me había lastimado. En este momento le doy muy poca importancia.

Jorge B.: ¿Eso lo tienes superado?

Thetán de Benji: ¡Claro! Mi temor –y esto lo vamos a tratar próximamente- es que haya quedado algún resto…. Eso, la verdad, no lo sé. Tengo miedo de que haya quedado algún resto y que me reestimule...

Interlocutor: ¿De este incidente?

Thetán de Benji: Quizá.

Interlocutor: Bueno, al haberlo hecho consciente ya lo puedes manejar. Pero si yo te pregunto o te digo: vamos a algún resto que haya, eventualmente, quedado de carga, de este incidente.

Thetán de Benji: Ahora no me molesta. ¡No siento ninguna carga! Pero... No sé...

Jorge B.: ¿Te sientes mucho mejor?

Thetán de Benji: Sí, por supuesto; estoy bien.

Jorge B.: ¿Estás aliviado?

Thetán de Benji: Bien, bien.

Interlocutor: ¿Esto a nivel de Thetán?

Thetán de Benji: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿Y a nivel de parte física?

Thetán de Benji: Transmito mucha armonía.

Jorge B.: ¿Se va a notar algún cambio?

Thetán de Benji: ¡Se tiene que notar, pero siempre hay que estimular!

Jorge B.: Sí, por supuesto.

Thetán de Benji: La estimulación también depende de con que se estimule. ¡Ah! Mi pasión son los gráficos...

Interlocutor: Sí, por supuesto.

Thetán de Benji: Y la parte de los experimentos me gusta mucho. Es algo que amo.

Jorge B.: ¿Cuando estabas así, un poco negativo, esa negatividad influía mucho sobre tu parte física o no tanto?

Thetán de Benji: Sí, también. Sí.

Jorge B.: ¿Sabes que para llegar a ser lo que realmente quieres ser, un científico o investigador, vas a tener que ocuparte más por el estudio aquí en el plano físico, porque tendrás que aprender muchas cosas como 10% encarnado?

Thetán de Benji: Claro, lo que pasa es que a veces es muy monotemático el estudio; estamos hablando del estudio oficial, es muy monotemático. Hay cosas que explican que no tiene nada que ver con lo que yo quiero hacer.

Jorge B.: Claro, pero ahora estamos aquí.

Thetán de Benji: ¡Pero no me sirve de nada! Me voy a ir mentalizando en mi plano y lo voy a tener que aceptar. Pero es muy monotemático que de repente mi parte física tenga que aprender cosas que no le sirven para nada cuando hay otras cosas que tiene que aprender y que no se las dan.

Jorge B.: Claro, pero tienes que pasar por esos conocimientos para luego poder acceder a esas otras cosas que quieres aprender y que no te la dan ahora. La cosa está en tratar de gozar con cada etapa de edad terrestre y sus aprendizajes. Además para ti no sería algo que te llevara mucho tiempo porque ya lo tienes conocido, ¿me entiendes? Es un pequeño sacrificio que tendrás que hacer en el plano terrestre un año, dos años...

Thetán de Benji: ¡Lo voy a intentar!

Interlocutor: Una pregunta, ¿hay algo concreto que tus padres biológicos puedan hacer por ti a través de tu parte física? Inclusive estoy hablando de ir a algún médico, por ejemplo, para ayudarte con la parte física y cerebral.

Thetán de Benji: Se podría ir a un profesional que me hable, pero -yo lo digo desde mi plano superior- tiene que ser una persona que no sea básica, tiene que ser una persona que sea elevada porque corre el riesgo de perturbarme. Hay muchos profesionales físicos que lo único que hacen es perturbar más.

Jorge B.: Claro. Como bien sabes en estos momentos estamos haciendo un estudio nuevo, repitiendo las pruebas que se hicieron hace tiempo como una tomografía axial computerizada (TAC), un estudio genético, neurológico...

Thetán de Benji: ¡Todos los estudios son importantes! Todo sirve. La genética sirve principalmente para ver si en la parte encarnada hubo un retroceso por conflicto, también la parte neuronal sirve para ver si hay alguna falta de desarrollo motriz que todavía no está totalmente equiparada por conflicto. ¡Todo eso sirve! Y también sirve la parte de electroencefalograma para ver si también marca algún conflicto.

Interlocutor: ¿Puedes ver esto que comentas desde tu plano?

Thetán de Benji: A veces es como que no le doy importancia, no tengo tantas ganas de hacer cosas. No me presionen tanto... Incluso ahora quiero ir a descansar un poquito, ya hablé demasiado. Me quiero ir un ratito a mi plano. (4)

Jorge B.: Está bien, una última pregunta. Respecto a lo que ya comentaste sobre que has eliminado todos los conflictos que tenías...

Thetán de Benji: No le doy importancia, después voy a ver lo que hago…

Interlocutor: Está bien. Te dejamos entonces.

Thetán de Benji: Pero estoy bien, no se asusten que estoy bien.

Jorge B.: ¿Va a mejorar mucho Benjamín en el plano terrestre? ¿Se va a sentir estimulado con toda esta eliminación de los conflictos?

Thetán de Benji: Hago muchas travesuras, puedo meter más parte espiritual dentro de él y... (5) No, está bien así como está. Los saludo.

Interlocutor: Está bien.

Jorge B.: Muchísimas gracias.

Interlocutor: Vamos a ver si se presenta alguna otra entidad como Ruanel Johnakan para comentar sobre la sesión.

Thetán de Benji: Ahora vemos.

Interlocutor: Está bien. Hasta luego, Benjamín.


Comentarios de Jorge Olguín

 

Jorge Olguín: Días más tarde de haber terminado esta sesión, en 1997, Jorge B. llevó a su hijo Benji al neurólogo. El doctor, asombrado, luego de hacer sus respectivos análisis, dijo que en su parte neuronal, en el retraso madurativo que tenía, había mejorado entre un 15% y un 18%; hecho inédito. Lamentablemente, la mejora llegó a un tope, porque al haber daños en el decodificador y falta de estímulos en su crecimiento, más de eso no pudo mejorar. De todas maneras, en ese momento, se consideró la Psicoauditación un éxito rotundo.


Notas del transcriptor:

(1) Los planos espirituales están conformados de tal forma que las entidades de cada plano vibratorio pueden percibir a las entidades de planos vibratorios más densos, pero no más sutiles a los de su propio plano de vibración. Un caso particular es el plano 5º (Maestros de Luz) y 6º (entidades angélicas) que en realidad es la misma vibración y por tanto estas entidades se perciben entre sí, pero se nombra por separado para hacer referencia a entidades diferentes.

 

(2) Referente a Aní, planeta donde la entidad encarnó anteriormente.

 

(3) Eón, el Padre, el Creador no tiene potestad para mantener a ninguna entidad en ningún plano ya que respeta el libre albedrío de cada entidad. Por tanto, cada entidad se eleva o desciende de plano según sus actitudes. Los espíritus de los planos 4 y 5 pueden tener engramas, lo que no tienen es ego, ya que los densificaría y bajarían a planos más densos. Un engrama, si el espíritu no está bien integrado, puede operar para destapar roles del ego de la entidad maestra. En ese caso la entidad descendería de plano.

 

(4) El Thetán explica con lenguaje coloquial que quiere irse a su plano a descansar. En realidad nunca se fue de su plano, ya que las entidades de espirituales están en el mismo espacio y el mismo tiempo que los seres humanos encarnados, pero en una vibración más sutil (planos del error y maestros) o más densa (en el caso de los planos negativos). Cuando se intenciona a una entidad no es que se densifique para venir al plano físico, directamente desde su vibración tiende un puente conceptual con el decodificador del médium para  enviar sus conceptos y que sean traducidos.

 

(5) El Thetán deseaba retirarse ya y ante la insistencia de los interlocutores empezó a contestar sin responder a las preguntas y a bromear. Evidentemente, no puede “meter más parte espiritual dentro de él”, de su parte encarnada, ya que por regla cada entidad encarna en un 10%.

 

Más información del Anciano de las rotaciones, padre de Benji en una encarnación anterior, en "El cielo responde III"


 

Sesión en Youtube:

PARTE I http://www.youtube.com/watch?v=2vznJppBfWU
PARTE II http://www.youtube.com/watch?v=c9X20CK_1C4
PARTE III http://www.youtube.com/watch?v=cRd6_YBlxns
PARTE IV http://www.youtube.com/watch?v=V1Bs5JHG5N0
PARTE V http://www.youtube.com/watch?v=vTAoSjHSF8I
PARTE VI http://www.youtube.com/watch?v=3rBqhuNqPM0


 

Psicoauditación del 16 de julio de 1997

Médium: Jorge Olguín

Entidad que se presentó a dialogar: Thetán de Benji

 

El thetán relató un incidente en el planeta Aní, donde no era querido por sus conocidos quienes le despreciaron y pegaron, perdiendo el conocimiento. Se generó diversos engramas. Detalló las circunstancias también en el centro médico donde le atendieron. Tenía desacuerdos con su padre, y en general no se sentía amado. Tiene diversas dudas y no sabe por donde ir. Explicó su experiencia en el plano de la soledad y detalles de otras vivencias.

 

.

Thetán de Benji: (Suspiro).

Interlocutor: ¿Cómo te va, Ben? ¿Cómo has estado?

Thetán de Benji: Ahí estamos. Estamos con muchas luchas, estamos con muchas dudas… Hay unos espíritus que son tan curiosos que saben que he venido a ser auditado y me llaman: "Ben-Amí, ¿qué pasó? ¿Qué te preguntan?". Bueno, no me gusta andar contando todas las cosas que hago.

Interlocutor: Está bien, Ben. Vamos a ir directamente al punto. Me gustaría ir un momento al planeta Aní cuando estabas encarnado allí.

Thetán de Benji: ¡No! ¡No me gusta ir allí otra vez!

Interlocutor: Sí, pero lo que pasa es que es importante. Probablemente recibiste algún golpe en esa encarnación cuando eras más o menos joven y es importante recordar eso para liberarte. Sabes que en la auditación se trata de duplicar el incidente para que esos engramas se borren y no hagan mella en tu parte conceptual y en tu parte encarnada.

Thetán de Benji: Después los aceptaron en la tribu, querían ser Ancianos…

Interlocutor: ¿A quienes? ¿A los que te golpearon? ¿Cuántos eran los que te golpearon?

Thetán de Benji: Eran cuatro. Cuatro que tenían una envidia tremenda.

Interlocutor: ¿Tenían tu misma edad?

Thetán de Benji: Había dos que tenían la misma edad y otros dos que tenían dos rotaciones más que yo.

Interlocutor: ¿Que edad tenían esos dos y los otros dos?

Thetán de Benji: Sí, tenían dos rotaciones más.

Interlocutor: No, no. ¿Cuántos años tenías tú?

Thetán de Benji: Tenía aproximadamente 16 años.

Interlocutor: Entonces, los otros dos tenían 18. ¿Te acuerdas cómo se llamaban?

Thetán de Benji: Me acuerdo de dos, Alex y Corión. No me acuerdo de los otros dos. Me enteré de muchas cosas después, que querían entrar al Consejo de Ancianos...

Interlocutor: ¿Cómo fue que te atacaron?

Thetán de Benji: Porque mi padre estaba haciendo méritos en el consejo. Era un Anciano muy reconocido a pesar de que todavía, en aquel entonces, no tenía una edad muy avanzada, pero era más el título que tenía que otra cosa. Entonces, era muy conocido.

Interlocutor: ¿Pero te pegaron por envidia?

Thetán de Benji: ¡Sí, por supuesto! ¡Aparte yo me ufanaba!

Interlocutor: ¿Pero te defendiste o te dejaste pegar?

Thetán de Benji: ¡A uno de ellos lo provoqué yo el día anterior!

Interlocutor: ¡Ah! Le provocaste tú. ¿Qué le dijiste?

Thetán de Benji: Que yo era el hijo de quién era y que él no era nadie. Pero habíamos tenido discusiones mucho antes, prácticamente de muy pequeños...

Interlocutor: ¿Con ellos?

Thetán de Benji: Sí, por supuesto.

Interlocutor: ¿Y al día siguiente fue cuando te pegaron?

Thetán de Benji: Ese día fingieron que íbamos todos juntos. Habríamos hecho unos diez mil pasos desde la aldea y me empezaron a increpar...

Interlocutor: ¿Qué te decían?

Thetán de Benji: Me decían que quién era yo, que no servía para nada, que no me querían. Pero pasa siempre, siempre pasa lo mismo; yo digo algo y ya no me quieren. Yo hago algo y ya no me quieren. (Acongojado).

Interlocutor: ¿Te atacaron de frente o desde atrás?

Thetán de Benji: Uno me agarró por atrás y me inmovilizó, dos me golpearon muy fuerte y el otro me pateaba.

Interlocutor: ¿Dónde te golpearon?

Thetán de Benji: El rostro...

Interlocutor: ¿Estás sintiendo ahora, en este momento, el dolor del golpe?

Thetán de Benji: No, no se siente eso, pero es molesto recordar todo el incidente…

Interlocutor: Contarlo así es lo que hace que el engrama se borre. Entonces, ¿dónde te pegaron y quién fue el que te pegó? Es muy importante.

Thetán de Benji: Me golpeaban el rostro, me golpeaba Alex...

Interlocutor: ¿Alex?

Thetán de Benji: Me golpeaba el rostro, me golpeaba la parte del aparato digestivo, el estómago, me pateaban la parte de los genitales, caí al piso. El que me tenía... Corín, me tenía de las manos y después me pateó la espalda.

Interlocutor: ¿Corín cayó contigo?

Thetán de Benji: Sí, caímos rodando. Después había un pequeño barranco que tenía varios cuerpos de altura y me tiraron al barranco.

Interlocutor: ¡Ah! No te caíste, te tiraron.

Thetán de Benji: Y debo haberme golpeado en mi parte posterior. No recuerdo nada, en ese momento, en mi parte física consciente.

Interlocutor: O sea, quedaste totalmente desmayado.

Thetán de Benji: Sé que me trasladaban...

Interlocutor: ¿Pero, en ese momento, era de día o de noche Ben?

Thetán de Benji: Sería en la carretera...

Interlocutor: ¿Hay sol allí?

Thetán de Benji: ¡Sí, por supuesto!

Interlocutor: ¿Estás percibiendo en este momento el sol?

Thetán de Benji: Hacía frío. O sea, era una estación fría. Aparte, en sí, el planeta Aní es frío...

Interlocutor: ¿Caíste en algo que amortiguara la caída?

Thetán de Benji: No, caí en roca filosa. También salía sangre.

Interlocutor: ¡Ah, con sangre!

Thetán de Benji: Yo recuerdo lo que decían...

Interlocutor: ¿Qué decían?

Thetán de Benji: “Se tenía que haber muerto porque molesta. Porque, ¿para qué lo queremos?”. Y recepcioné todo eso, grabé todo eso.

Interlocutor: Qué interesante.

Thetán de Benji: Me llevaron y me dejaron en una especie de casa blanca.

Hay unos animales muy lindos, muy simpáticos, con una boca enorme, que yo los quiero mucho...

Interlocutor: ¿En el planeta Aní?

Thetán de Benji: ¡No, aquí! Son los hipopótamos. Los quiero mucho. Me encantan los hipopótamos.

Interlocutor: ¿Hay algo parecido en Aní?

Thetán de Benji: La casa que tiene los hipopótamos tiene la misma forma que la sala de cuidados intensivos donde me llevaron. De una forma oblonga, blanca, y cuando veo la casa de los hipopótamos me acuerdo de la enfermería. Los amo. Me encantan los hipopótamos. Aparte tienen dientes que no muerden, porque son dientes que son como chatos. Me imagino que estoy poniendo la mano física en la boca.

Interlocutor: O sea, ¿te das cuenta de que esos hipopótamos te reestimulan ese engrama?

Thetán de Benji: No, no, porque los amo. Es al contrario, cuando veo algo similar al planeta Aní, me pongo bien. No, eso no me reestimula nada. Eso me alivia. Yo quisiera ir -mi parte física- lo más rápidamente posible a ver a los hipopótamos.

Interlocutor: Está bien. Perfecto. ¿Que te hicieron ahí, en ese lugar que te recuerda a donde están los hipopótamos aquí?

Thetán de Benji: Me curaron...

Interlocutor: ¿De la misma forma que se cura aquí en Sol 3? ¿Hay algodones, vendas o tienen aparatos más sofisticados?

Thetán de Benji: Aquí, en Sol 3, somos más salvajes. Había un aparato de luces, las luces Kelver, -que son muy similares a los láseres de Sol 3- que directamente curaba y hasta operaba.

Interlocutor: ¿Estabas desmayado en una especie de camilla?

Thetán de Benji: Claro. Me disolvieron el coágulo. Tenía un coágulo tremendo...

Interlocutor: ¿Quiénes te atendían, enfermera, médico o ambos?

Thetán de Benji: Ambos.

Interlocutor: ¿Estás visualizando ahora a la enfermera?

Thetán de Benji: Sí.

Interlocutor: ¿Cómo es? ¿Son parecidas a las de aquí?

Thetán de Benji: Sí.

Interlocutor: ¿Quiénes son más bonitas las argentinas o las del planeta Aní?

Thetán de Benji: No me interesa. Cuando me dieron de alta me entregaron un emblema, una cruz...

Interlocutor: ¿Lo estás viendo en este momento?

Thetán de Benji: Se ven en muchos planetas emblemas en forma de cruz. Es como que es un signo universal.

Interlocutor: ¿Era roja?

Thetán de Benji: No, celeste.

Interlocutor: ¡Ah! Celeste.

Thetán de Benji: Y no era un lado más largo. Era de los cuatro lados iguales.

Interlocutor: ¿Esta cruz es del mismo azul que el cielo del planeta Aní?

Thetán de Benji: El cielo del planeta Aní es un poco más gris. Es parecido al cielo de este planeta.

Interlocutor: Ahora, ¿la bata, también es como los de aquí, es decir, blanca?

Thetán de Benji: Sí.

Interlocutor: ¿También tienen un gorro?

Thetán de Benji: Sí.

Interlocutor: ¿Y la enfermera era rubia?

Thetán de Benji: No me importa.

Jorge B.: ¿Tardaste mucho en recuperarte?

Thetán de Benji: Tardé bastante. Disolvieron el coágulo, estuve en tratamiento, una vez que me recuperé por completo no quería hablar con nadie, no le conté nada a mi padre...

Interlocutor: Perfecto. ¿En la camilla escuchaste alguna cosa? ¿Te decían algo?

Thetán de Benji: En la camilla me trataban con mucho amor...

Interlocutor: ¿Qué te decían?

Thetán de Benji: Pero no era por mí, me parece que era por mi padre: "Atendámoslo bien, que si se entera el Anciano nos quedamos sin empleo". No, no quiero hablar de eso.

Interlocutor: Muy bien. ¿En ese momento estabas desmayado o escuchabas todo?

Thetán de Benji: Estaba desmayado y escuchaba todo.

Interlocutor: A pesar de estar desmayado.

Thetán de Benji: ¡Sí, por supuesto!

Interlocutor: Se estaba grabando todo.

Thetán de Benji: ¡Sí, por supuesto! También escuchaba cuando estaba en el acantilado tirado y cuando me llevaron.

Interlocutor: ¿Te decían algo parecido?

Thetán de Benji: No, decían que directamente yo no servía para nada, que porqué no me moría. Era así, con esas palabras.

Interlocutor: ¿Y en la enfermería?

Thetán de Benji: Me trataban bien, pero por conveniencia, no era porque me querían. Es como que no me querían. No me querían los agresores, no me quería la enfermera, yo digo que no me querían. Para mí, no me querían.

Interlocutor: Está bien. ¿Cómo eran las paredes de alrededor, blancas como las de aquí?

Thetán de Benji: ¡Pero no habían juntas! Son como ovaladas. En ningún lado puede haber juntas, es como una pared toda entera.

Interlocutor: ¿Y el color de las paredes?

Thetán de Benji: Blanco. Como un blanco tiza.

Interlocutor: ¿Había ventanas?

Thetán de Benji: No. Había una puerta. La puerta era de energía que se desactivaba con un botón. Aquí, en Sol 3, no tenemos eso. ¿Qué atrasados, no? Un campo energético, un campo energético cuántico. Algún día les voy a dar una sorpresa y voy a transmitir todo eso. Me voy a sacar el premio Nobel.

Interlocutor: ¿Había cuadros en la habitación?

Thetán de Benji: No, no sé....

Jorge B.: Benjamín -la parte terrenal- te hizo el comentario de que quería comunicarse con seres u entes de otro planeta. En una reunión anterior que se hizo sobre los ovnis él indicó que no le interesaba el planeta Aní y que se estaba tratando de comunicar con otro planeta que se llamaba algo así como Lemarén. ¿Puede usted  explicar esto?

Thetán de Benji: Hay un planeta que está a varios años luz, Lemarén. Es un planeta casi todo acuático y en tierra firme hay selvas. Sus habitantes son seres iguales a nosotros, pero muy amorosos. Se dedican a la pesca, nunca desequilibran la ecología porque hay millones de peces… Y está bien.

Interlocutor: Pero, ¿por qué no querías recordar Aní? ¿Es por este incidente que estás relatando ahora?

Thetán de Benji: Sí… Y no me interesa.

Jorge B.: Benjamín, hay un hombre que me comentó sobre este planeta. Él quizá venga a la próxima reunión. Esta comunicación puede servir para que lo que tú mismo sabes lo comentes. ¿Qué te parece?

Thetán de Benji: Lo vamos a dar. Nos van a dejar.

Interlocutor: Está bien. Volviendo a lo de antes, ¿hay alguna instrumentación de esa sala que hayas visto que puedas reproducirlo aquí?

Thetán de Benji: Reproducirlo… ¿Cómo?

Interlocutor: ¿No tienes idea de construir cosas en nuestro planeta?

Thetán de Benji: ¡Yo te puedo decir cómo era!

Interlocutor: ¿Cómo era?

Thetán de Benji: Como las afeitadoras eléctricas que ustedes usan y era más o menos de este formato.

Interlocutor: Pero, ¿para qué sirve?

Thetán de Benji: ¡Para curar!

Interlocutor: ¿Cómo se aplica?

Thetán de Benji: ¡Aplican distintos rayos!

Interlocutor: ¿En la herida que tú tenías?

Thetán de Benji: ¡Por supuesto! ¡Y la cicatriza por completo y no deja ningún rastro!

Interlocutor: ¿Eso es lo que te hicieron a ti?

Thetán de Benji: Sí.

Interlocutor: ¿Y a qué velocidad?

Thetán de Benji: No sé...

Interlocutor: A veces aquí en algunas películas hemos visto esos trucos...

Jorge B.: ¿También te disolvieron el coágulo?

Thetán de Benji: Sí, pero quedó… Hay partes neuronales que no se terminan de recuperar nunca y eso después se lleva. ¡Pero eso no es lo que me molesta! Después, cuando fui siendo más grande no me dejaban investigar... Yo no estoy de acuerdo con lo que dice el Anciano...

Interlocutor: ¿Qué decía el Anciano?

Thetán de Benji: Él decía: "Yo quiero que mi hijo aprenda más lo espiritual". (Con voz grandilocuente). Así habla. Es medio cómico como habla. "Yo quiero que deje la parte tecnológica, porque si él aprende la parte espiritual después va a aprender la parte tecnológica". ¿Y por qué? ¿Acaso no hay libre albedrío? Y yo no quería.

Interlocutor: ¿Cuántos años tenías cuando tu padre te dijo eso? 

Thetán de Benji: No sé. Tendría unas 20 o 22 rotaciones.

Interlocutor: Me interesa cuando te atacaron.  ¿Me puedes contar otra vez el incidente? ¿No te defendiste para nada?

Thetán de Benji: Yo quiero irme a la selva. Yo, en menos de un minuto voy a irme a la selva. (Habla de visitar conceptualmente el planeta Lemarén).

Jorge B.: Si tu parte física (10% llamado Benjamín) va ahora al zoológico donde están los hipopótamos, ¿se va a curar mucho? ¿Va a recuperarse?

Thetán de Benji: Sí. Yo, en ese momento, pongo toda mi atención en el 10%.

Jorge B.: ¿Disfrutas mucho?

Thetán de Benji: Sí, sí. Ustedes no saben lo que es la casa de los hipopótamos. No saben la belleza arquitectónica que es, no lo saben. Es algo redondo que no tiene puntas. Las puntas te golpean la cabeza y si te golpean te hace mal. Entonces, esa casa de hipopótamos no tiene puntas. ¿Por qué no se fijan en lo que he dicho? ¿Qué cosas hacen ustedes? ¿A qué se dedican? Se dan lociones calientes... ¿Qué más hacen, a ver? Yo me voy a la selva...

Interlocutor: Estábamos hablando del zoológico de aquí, donde están los hipopótamos. ¿Puedes relatarme un poco cómo es esa casa?

Thetán de Benji: Yo lo vi. Imagínense un huevo, pártanlo en dos, hagan un hueco y ya está la casa.

Interlocutor: Bueno…

Thetán de Benji: Quiero... No, no quiero acordarme de nada. ¡No sé lo que quiero! Quería pensar en la vibración -1 pero me da cosa...

Interlocutor: Es una cosa muy importante ir al menos a los incidentes dolorosos…

Thetán de Benji: Es una pena porque me lastima mucho. Yo estaba muy solo, no hablaba con nadie y me sentía muy mal.

Interlocutor: Antes dijiste que pasaste unas 80 rotaciones en el plano -1, ¿cómo te dabas cuenta que transcurría una rotación, acaso no estaba oscuro?

Thetán de Benji: ¡No sé! ¡Me habré dado cuenta después! ¿Por qué tantos detalles?

Interlocutor: Es importante para lo que estamos haciendo.

Thetán de Benji: ¡Estoy como nervioso!

Interlocutor: Yo pienso que es por el recuerdo del plano -1.

Thetán de Benji: Había mucha oscuridad. Estaba en la oscuridad en todo momento y no tenía ningún amigo, ¿no? Saber que no te quieren, saber que te aislaron, que te dejaron encerrado ahí y después conceptuar: “No, yo no estoy encerrado porque puedo ir a todos lados”. Pero no había un universo; era un universo vacío, como si de repente hay miles y miles de años luz sin nada, sin soles, sin planetas. ¡Qué difícil que es eso! Miren si les pasara a ustedes eso, ¡já! (Risa seca y cortante). Yo no quisiera... No, no lo quiero... ¡A ver si me mandan de vuelta!

Interlocutor: Para que nosotros sepamos, ¿qué es lo más terrible de la vibración -1?

Thetán de Benji: La soledad.

Interlocutor: ¿La soledad?

Thetán de Benji: Sí. Yo no quiero estar solo. A mí no me dejen solo, ¿eh?

Interlocutor: Perfecto.

Thetán de Benji: En esa selva que me gusta tanto, hay chicas, hay muchachos, que me abrazan... ¡Ah! Si lo hubiera sabido hubiera encarnado ahí.

Interlocutor: ¿Y en esa vibración -1 no hay nada de nada? ¿Estamos hablando de una soledad total?

Thetán de Benji: ¡Sí! ¡No hay nada! ¡Nada de nada!

Interlocutor: ¿Cómo puede ser que no haya nada de nada? ¿Puedes explicar más sobre esto porque con lo que dices no me lo puedo imaginar? 

Thetán de Benji: Como a veces tengo curiosidad en un momento dado me asomé para ver el plano -2. Había como una oscuridad más negra que en el plano -1 y era como un pozo. Y del pozo salía como una vibración. Si hubiera tenido la parte física en ese momento me reventaba la mente.

Interlocutor: ¿Viste a alguien en la vibración -2?

Thetán de Benji: Pero, por Dios, en ese momento eso desapareció a la velocidad del pensamiento y no tuve tiempo de asustarme. Era como si alguien me levantara, como si hubiera una mano espiritual que me llevó a la vibración 4.

Interlocutor: O sea, que pasaste a la vibración 4 después de husmear en ese mundo...

Thetán de Benji: ¿Yo? ¡Já! Yo no quiero saber nada más. Cuando salí de ahí, ya estaba todo bien. Fuera de esa vibración todo está bien.

Interlocutor: ¿En el plano -1 hacías alguna actividad?

Thetán de Benji: ¡¿Y qué puedes hacer?!

Interlocutor: Yo te pregunto; no sé.

Jorge B.: ¿Y cómo es eso de esa mano que te levantó y te subió al plano 4?

Thetán de Benji: Un Maestro de la vibración 4. Le habrán dado permiso, ¿no es así?. "Saquen a Ben de ahí que ya bastante tiene".

Jorge B.: Este lugar que comentas de la selva donde hay chicos y chicas, ¿es este planeta que te comenté?

Thetán de Benji: ¡Voy siempre!

Jorge B.: ¿Es Lemarén?

Thetán de Benji: Sí. Voy siempre.

Jorge B.: ¿Vas ahí porque que te gusta?

Thetán de Benji: ¡Sí, por supuesto! Ya volveremos a hablar de eso. Les pido por favor, que no se enojen conmigo y si se enojan, es problema de ustedes...

Interlocutor: No, no nos enojamos. Nos encanta hablar contigo y que nos cuentes cosas que aquí, en Sol 3, no existen. Es que es muy aburrida nuestra vida. Pienso que ha sido muy importante la experiencia que has contado aunque a ti no te haya gustado relatarla. 

Thetán de Benji: Entonces, les voy a explicar lo que pasa. Nosotros nos manejamos a velocidad del pensamiento, vamos de un lado para otro, y estar aquí en un receptáculo tanto tiempo es como que cansa. Yo quisiera que ustedes, como seres físicos, estén encerrados en una cabina de 50 centímetros por 50 centímetros paraditos, sin moverse durante una ahora. A ver qué les pasa. No sé si me entiendes.

Interlocutor: Sí.

Thetán de Benji: Entonces, nos vemos...

Interlocutor: Ha sido muy interesante esta charla contigo, ¿te podemos convocar más adelante otra vez?

Thetán de Benji: Sí, vale.

Sofía: Entonces, ¿no te gusta el planeta Aní?

Thetán de Benji: ¿Cómo te llamas?

Sofía: Sofía.

Thetán de Benji: Entonces, te llevo yo Sofía.

Sofía: Pero, ¿te gusta Aní o no?

Thetán de Benji: Si estás tú, sí. Vi que es muy preguntona.

Jorge B.: Lo que pasa es que queremos ayudar a tu parte física terrenal...

Thetán de Benji: Está bien; no se lo tomen todo al pie de la letra.

Jorge B.: No, por supuesto. Y para nosotros todo eso es una experiencia. No solamente que podamos ayudar a los que nos rodean, sino que queremos ayudar a muchas más personas.

Thetán de Benji: Veo mucho verde. Hay una entidad alta, ¿eh? ¡Uf!

Interlocutor: ¿Se quiere comunicar?

Thetán de Benji: Sí, me parece que me voy, ¿eh?

Interlocutor: Perfecto. Bueno.

Thetán de Benji: Porque yo me imagino que si es una entidad alta… No sé… ¿Ustedes cómo le llaman? ¿Tirón de orejas?

Interlocutor: Sí.

Thetán de Benji: Bueno, ahora me voy.

Interlocutor: Bueno, que tus amigos te envidien.

Thetán de Benji: ¡Claro que me van a envidiar!

Interlocutor: Después tráelos para acá.

Jorge B.: Cuéntales que estuviste con nosotros.


Puntualizaciones de Jorge Olguín sobre la sesión de Psicoauditación

Jorge Olguín: Esta es una grabación del 16 de Julio de 1997. Ben-Amí, Benji, sigue comentando a Jorge B. -su padre biológico- que un Maestro lo tomó y lo llevó al plano 4. En una sesión anterior también había dicho lo mismo, que estaba en el plano 4. Entiendo que sus roles del ego todavía le hacían decir lo que él añoraba, lo que él verdaderamente buscaba y que todavía no había alcanzado en realidad.