Índice

Psicoauditación Ra-El-Dan

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

Si bien la Psicoauditación es la técnica más idónea para erradicar los engramas conceptuales del Thetán o Yo Superior de la persona, la mayoría de las veces se psicoaudita a thetanes que habitan en planos del Error y sus palabras pueden no ser amigables y/o oportunas para ser tomadas como Mensajes de orientación, algo que sí se da cuando se canaliza a Espíritus de Luz o Espíritus Maestros.
El hecho de publicar estas Psicoauditaciones (con autorización expresa de los consultantes) es simplemente para que todos puedan tener acceso a las mismas y constatar los condicionamientos que producen los implantes engrámicos.
Gracias a Dios, esos implantes son desactivados totalmente con dicha técnica.


Atte: prof. Jorge Olguín.

 

Volver a Sesiones Raeldan

Sesiones

11/05/11 -1

11/05/11 -2

15/02/12

18/04/12

11/07/12


Sesión 11 de mayo de 2011, primera parte
Médium: Jorge Olguín

Entidad que se presentó a dialogar: Raeldan

Raeldan contesta unas preguntas de su 10% sobre las vidas de Orestes, Musashi y Salomón.

 

.

 

Raeldan: Bueno, estoy aquí nuevamente presente a través de este receptáculo, con infinidad de historias por relatar. Hay muchas historias inconclusas que tengo ansias de relatar -pero para ello hay tiempo-, sesiones donde quedaron historias sin completar de Umbro. Ahora vamos a dar paso a distintas inquietudes de mi parte encarnada, así que escucho lo que tengas que decir tú, mi 10%.

 

Interlocutor: ¿Qué pasó con Orestes al final, después de que mataran a Hipatia?

 

Raeldan: A veces, uno, como rol, se siente aliviado, porque uno tiene apego por la vida, trata de apoyarse donde está la fuerza, está la conducción.

Instintivamente uno busca sobrevivir, pero internamente, la admiración que sentía por ella me ha dejado vacío por dentro, algo que en público no podía demostrar y eso, de alguna manera, me ha llevado a cuestionarme, a plantearme el sentido de la vida en esa encarnación, hasta qué punto títulos y honores eran tan importante. Muchos de mis valores cambiaron, se modificaron pero, por otro lado empleé mi astucia, y a veces uno debe de seguir la corriente de la multitud, no sacrificando creencias, sino disimulándolas, aunque uno por dentro estuviera hecho trizas. Esa es mi respuesta.

 

Interlocutor: ¿Y cómo desencarnaste?

 

Raeldan: He estado en un estadio depresivo. Tuve distintos rivales, mi carácter cambió, traté de no enfrentarme a distintos poderes tan cambiantes en esa época. Uno debería tener principios y apoyar a determinado líder pero en una época de tantas revueltas, tumultos y cambios, tanto religiosos como políticos, uno debe abrazarse a varios sectores y de alguna manera no comprometerse sólo con uno, como para no caer cuando ese líder cae. Entonces, toda mi jactancia, toda mi petulancia de esa época fue cambiando de perfil, haciendo que me vaya adaptando a las circunstancias.

Una sola vez tuve una reyerta donde dos personas me atacaron con espada y un sirviente, Eunuco, pero que a su vez era diestro con las armas, me protegió eliminando a mis agresores y muriendo, dando su vida por mí. Me sentí desvalido de alguna manera sabiendo que tampoco era vida esconderme o estar rodeado de sirvientes. Traté de hacer una vida normal pero siempre cuidando mis espaldas. Y tuve un problema que en este presente se podría haber resuelto. No figura en la historia pero tuve un problema en la parte uretral, en la vejiga, y tuve una infección que me afectó todo el cuerpo y estuve una semana con altísima fiebre y desencarné. O sea, no fue algo digno y no fue digno mi rol anterior, buscando cuidar mis espaldas de enemigos invisibles porque a veces creía ver por todos lados.

No es una vida de las que me pueda vanagloriar porque no me arriesgué lo suficiente, me fui dejando llevar por la conveniencia o el instinto de supervivencia y no es algo que me agrade recordar.

 

Interlocutor: Una cuestión: ¿en la vida de Musashi apareció G.?

 

Raeldan: Sí, pero no fue un amor preponderante. Fue una joven llamada Saki que admiraba mi destreza pero su familia, si bien no era una familia acomodada, tenía un tío con muchas influencias y si bien no era enemigo mío no simpatizaba con mi historia. Pensaba que muchas de mis hazañas eran infladas y en un momento dado, conversando con la joven, el tío me desafía, lo dejo inconsciente, golpeándolo con un pequeño madero en la cabeza y me alejo y desaparezco de la vida de Saki.

 

Interlocutor: ¿No hubo contacto carnal?

 

Raeldan: Solamente besos, abrazos, sin llegar a lo carnal. Me sentí muy solo muchas veces porque historias como esa hubo muchas que la historia no cuenta: grandes desafíos, soledades. En determinado momento mi pasión ya no estaba en vencer rivales sino en querer enseñar, en transmitir la verdadera enseñanza, el código del samurái, el respeto, el verdadero respeto, el honor, el honor que muchos lo hablan pero pocos lo practican. Y no hablo de ahora, hablo de esa época donde se hablaba tanto del honor y había tantas traiciones como cualquier época de la historia. Gente que complotaba a espaldas de otros, tratados por conveniencia, cosas que me disgustaban porque me gustaba ir de frente y lo que veía mal. Quizás en mi juventud, si se podría llamar defecto, mi gran defecto era ser demasiado frontal, sin llegar a provocar una situación belicosa. A veces ser frontal hacía que la otra parte reaccionara y había un duelo, duelo que cuando terminaba había un cuerpo sin vida de un lado y una alma vacía por el otro porque no me envanecía el quitar una vida pero tampoco me replanteaba cosas como lo podría hacer mi rol actual. Pensemos que en cada encarnación tienes una manera de vivir, cómo has sido criado, en qué circunstancias, en qué región, con qué costumbres y si bien hubo mundos donde quitar una vida era algo que te marcaba en ese Japón que tanto anhelo, que tanto respeto y que no me arrepiento de haber encarnado, no.

Sí, me río irónicamente, como tethán, al ver las deformaciones históricas que se han hecho de mi rol. He visto películas -al decir "he visto", como Thetán lo estoy diciendo-, he conceptuado vibraciones de la misma manera que en el plano físico vosotros podéis ver con vuestros ojos. Como thetán tengo la percepción de hasta poder sentir -y como dice Johnakan, el lenguaje es tan pobre- el aroma de una flor con una percepción suprafísica. Entonces, he percibido vuestras películas sobre mi rol en esa vida con un actor muy reconocido de primera línea. Me han resultado tan graciosas, tan infantiles, tan deformadas de lo que es la realidad, donde una madre a un niño le daba un tirón de orejas cuando en la vida real no es así. Al niño varón se lo respetaba tanto como al esposo, la mujer era sumisa, hablaba lo necesario, lo justo cuando se le pedía que lo hiciera, no reprendía, sino que respetuosamente se dirigía al esposo, el que se encargaba de tomar las medidas necesarias, si debía castigar esa acción o no. Entonces, cuando uno percibe los tratados escritos, las películas filmadas y ve tanta deformación ve con pena que esa vida era mucho más sencilla de lo que pinta la leyenda.

Nos juntábamos a veces varios en una carpa, no es que siempre fui solitario, hemos llegado a defender poblados de intrusos, he formado parte de justicieros de los que luego me he separado al ver que buscaban sus propios intereses. Nada me llenaba, nada me complacía. Entonces, intenté crear un código de conducta -ignoro si lo he logrado abiertamente-, intenté crear un modelo de mi pensamiento, de cómo verdaderamente conducirse, explicar verdaderamente a través del papel y la tinta lo que es el honor, pero se habla mucho y se practica poco. De todas maneras me siento satisfecho porque si bien mi historia ha sido modificada a conveniencia de autores modernos, lo que he dejado escrito muy poco ha sido alterado, la esencia muy poca ha sido modificada. Esa es mi respuesta.

 

Interlocutor: Vale. Unas preguntas rápidas: ¿Has encarnado como matemático en Siracusa?

 

Raeldan: Sí, así, es. He sido maestro en el rol de Arquímedes. Hay cosas que no han salido a la luz, pero es largo de contar.

 

Interlocutor: ¿Y has encarnado también en el rol de algún filósofo antiguo?

 

Raeldan: Sí, como Pitágoras. Y, de la misma manera, hay muchas cosas que no han salido a la luz, no es solamente teoremas, sino funciones, escritos, modelos de ver el mundo desde una visión incomprensible para la gente de la época. ¡Hasta incluso para la gente de hoy, siglos y siglos después!

 

Interlocutor: ¿Has sido el Rey salomón?

 

Raeldan: Sí, y tengo muchas historias para contar. Se ha deformado tanto al igual que con el rol de Musash... se ha deformado tanto la historia y han desvirtuado tanto mi figura, como que traicioné la enseñanza de mi padre y que me encandilé con mujeres de otras tribus. No tenéis ni la menor idea de las verdaderas costumbres judaicas o mosaicas de la época, si bien las enseñanzas eran estrictas en cuanto un código, había elasticidad y más para un rey. Y no he traicionado, simplemente había traiciones en el mismo palacio donde buscaban cualquier excusa para hacer quedar mal mi figura. Esa es mi respuesta.

 

Interlocutor: Y G., ¿fue "la Reina de Saba"?

 

Raeldan: Sí, y también allí hubo muchos escritos donde han desfigurado la historia. Ni yo fui tan ingenuo, ni ella tan manipuladora, no en esa encarnación.

 

Interlocutor: ¿Y hemos tenido vidas "buenas" entre nosotros?

 

Raeldan: Sí, sí, sí. No en este mundo, en otros mundos, en mundos ganaderos, en mundos filosóficos como Antares IV y, obviamente, en el propio Umbro.

 

Interlocutor: Noto una gran empatía y algo que me une bastante a ella.

 

Raeldan: Simplemente quiero decir que la historia de Salomón en esa vida fue mucho más empática de lo que relatan las historias. No pueden los libros de historia relatarme como un ingenuo, como que caigo -y lo digo de una manera grosera- en las garras de una mujer que manipula mi vida. Si bien no era tan sabio, porque la historia te endiosa, no era un ingenuo tampoco; basta que alguien me hablara para que yo intuyera cómo era. Yo dejaba que creyeran que podían de alguna manera, dirigirme, conducirme cual borrico, pero no, no era así. Esta es mi respuesta.

 

Interlocutor: ¿Y Amenophis III tiene alguna relación contigo?

 

Raeldan: Visualizo más de una historia en Egipto pero no lo percibo como encarnación.

 

Interlocutor: Cuando dijiste en una sesión que habías sido sabio en Egipto y Grecia, ¿a que te referías?

 

Raeldan: Bueno, he estado mano a mano con el sabio Hermes como un gran ayudante. Hermes, cuyo Thetán era Tar. He estado muy pegado a él en sus enseñanzas confeccionando distintas escrituras. En esa época había tres escrituras distintas. El poblado, el común de la gente, apenas sabía leer y los pocos que sabían leer solamente leían un lenguaje básico, no los jeroglíficos. No entendían nada, eso era para unos pocos. Y tuve el honor -como Mephesis- de ayudar a Hermes con las escrituras pero no hubo en ese rol mío una trascendencia que pasara a la historia puesto que la figura de quien yo consideraba un maestro era tan omnipotente, por así llamarlo, que tapaba toda colaboración, pero no me importó, simplemente tener la gratitud de que el maestro me permitiera colaborar y el conocimiento de haber aprendido tanto de él y de su pareja que fueron los primeros en crear una unión carnal de lo que hoy es el verdadero tantra.

 

Corto provisoriamente.


Sesión 11 de mayo de 2011, segunda parte
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Raeldan

Se presentó Raeldan respondiendo a varias inquietudes de su parte encarnada. Luego se presentan Rigular (Lina, Azara) y Shi (Martial, Hatshepsut), Kojiro Sasaki, Marylin Monroe, Migdalia... para responder, también, inquietudes.

 

.

 

Interlocutor: Hola de nuevo. Tengo varias dudas a nivel profesional ya que se me ha ofrecido la posibilidad de dejarlo todo y dar clases de Jiu Jitsu en Madrid representando a mi maestro y, por otro lado, existe la posibilidad de que dé clases de grappling a niños en una ciudad cercana a Barcelona y con un sueldo netamente inferior a la primera opción.

 

Raeldan: Como dicen aquellos maestros, los cuales nos han enseñado mucho a lo largo de la historia tanto en este mundo como en otros mundos, no todos los apegos son malos, aunque sean fruto del ego. De todas maneras, el lenguaje "dejarlo todo" suena como abandono y no es abandono. El hecho de que tú cambies de región no es que tampoco te vayas a una distancia extrema y si el beneficio económico es positivo es válido, pero una cosa es verlo desde mi objetividad como thetán y otra cosa desde tu subjetividad como 10% encarnado. Si tú te sientes más cómodo, que es lo que yo percibo, directamente te lo digo, porque tu mente es mi mente: tu idea es por afecto, elegir la segunda opción, porque aun ganando menos te sentirías como más "amparado". Entonces, de la otra manera te sentirías como más solo y, como decís vosotros en el plano físico, no deja de ser una cosa mental, pero a veces puede hacerte bajar de escala tonal y distraerte de tu trabajo. Entonces, opta por la segunda opción.

 

Interlocutor: ¿Tú la ves firme?

 

Raeldan: No la veo tan firme como la primera pero te veo más firme a ti, o sea...

 

Interlocutor: ¿Lo ves un proyecto serio?

 

Raeldan: Tú eres un ser que en distintas encarnaciones has arriesgado y has dejado huella. En muchísimas de ellas has dejado huella pero ahora te visualizo como un poco -¡qué pobre que es el lenguaje!-... diría un poco reacio a dar un paso tan largo, pero de ambas propuestas la primera veo más firme y... ¡a ti no te veo firme!

 

Interlocutor: ¿Y a nivel afectivo no te ha afectado mi situación?

 

Raeldan: Sí, sí, totalmente, pero me ha afectado porque tú no terminas de digerir que tú no eres el problema, no lo terminas de aceptar, es como que de alguna manera avalas la manipulación, es que -lo digo de una manera muy figurativa- tú dejas que pongan la cabeza tuya en el cepo y, de esa manera, es como que admites una complicidad de tu parte y no imagino otros roles donde agaches la cabeza. Y como dicen otros maestros, no confundir dignidad con ego.

 

Interlocutor: ¿Podemos rápidamente pasar al tethán de G.?

 

Raeldan: Bien, me despido de ti.

 

...

 

Rigular: ¿Me habéis convocado?

 

Interlocutor: Un momento, sólo para saber cómo estás...

 

Rigular: ¿Por qué te interesas?

 

Interlocutor: ¿Por qué dices esto? Eres importante para mí. ¿No lo sabes?

 

Rigular: Puedo presumir muchas cosas, puedo entender muchas cosas. He encarnado muchas veces como femenino donde he tratado de hacer las cosas bien; la mayoría me ha salido mal. Siempre he cargado sobre mis hombros culpas de los demás, siempre he tratado de ser la heroína y he terminado como la malvada; no intento justificarme.

No tengo muchos deseos de expresarme a través de este receptáculo tampoco, no en este momento. Mi parte encarnada se siente confundida, me transmite a mí esa confusión. Trato de brindarle claridad pero es imposible transmitir lo que tú no tienes en este momento. Hablo de mí... Entonces es como que dejo correr el tiempo. Los maestros dicen que solo con el hecho de contactarse con el receptáculo y sentir la vibración te descargas... no lo noto, no noto que descargue. Si es por mí, dejo el contacto, y está bien.

 

Interlocutor: Una pequeña pregunta: ¿Qué pasó con tu rol en Sargón IV después de marchar?

 

Rigular: Bueno, en esa vida la cosa ha terminado bien: hemos estado juntos, hemos consolidado después de dos separaciones la relación de pareja, la hemos consolidado y bien. Anhelo ese rol porque era fuerte, era un rol fuerte.

 

Interlocutor: ¿Sí? En el rol de Lina, ¿no es así?

 

Rigular: Era mucho más fuerte que lo que mostraba pero también tenía lo que tiene el rol actual: cambios, idas y vueltas.

 

Interlocutor: Ambivalencia.

 

Rigular: ¿Y por qué digo que terminó bien? Porque hubo dos alejamientos, dos acercamientos y un renunciamiento.

 

Interlocutor: ¿Renunciamiento?

 

Rigular: Sí.

 

Interlocutor: Explícame eso.

 

Rigular: Renunciamiento para que tú, en ese rol, puedas ser feliz...

 

Interlocutor: ¿Quién renunció?

 

Y Rigular: ...o porque el renunciamiento, a veces, es más grande que cualquier otro triunfo.

 

Interlocutor: ¿Y a qué renunciaste?

 

Rigular: A tu persona.

 

Interlocutor: Renunciaste a mi persona, ¿para?

 

Rigular: Para que puedas ser feliz.

 

Interlocutor: Es cuando me salvaste la vida...

 

Rigular: Te he salvado más de una vez y no puedo decir que me siento orgullosa porque si bien he sido fuerte, he tenido pérdidas también, y no lo digo por hacer rol de víctima. He sido muy mal tratada, he sido abandonada, he perdido un amor anterior, he sido manipulada pero no trato de justificarme porque es un rol que ya fue, una vida que ya pasó y no tengo porqué justificarme ahora.

 

Interlocutor: Y luego de la renuncia, ¿qué hiciste?

 

Rigular: Viví una vida opaca, sin pena ni gloria. No me rehíce afectivamente, estuve a la deriva como...

 

Interlocutor: ¿Esto se lo puedes transmitir ahora a tu parte encarnada?

 

Rigular: Mi parte encarnada tiene problemas psicofísicos que no son todos engrámicos y trato de infundirle seguridad. No me presta oído -figurativamente hablando- pero, a veces, yo mismo, como thetán, me siento a la deriva porque planificamos cosas que no son luego y se difuminan.

 

Interlocutor: En esta vida, ¿cómo es que te has alejado otra vez?

 

Rigular: Confusiones, malos entendimientos...

 

Interlocutor: Es curioso porque luego te sientes triste como si fuera yo el que te hubiera dejado.

 

Rigular: Bueno, de alguna manera sí, porque no has luchado.

 

Interlocutor: ¿Ah, sí?

 

Rigular: Pregúntatelo tú. No tengo ganas de seguir conceptuando con el receptáculo.

 

Interlocutor: Vale. ¿Puedes pasarme con el tethán de N.?

 

Rigular: Es un thetán que no me interesa, pero me retiro.

 

...

 

Shi: Es extraño que me hayáis convocado... Me intriga saber que...

 

Interlocutor: Es curioso, ahora nos hemos vuelto a acercar; nos alejamos hace un año. Te fuiste con otro chico. Ahora las cosas han cambiado, conservamos luego la amistad y luego hubo un acercamiento más pasional.

 

Shi: ¿Te comento mi versión? Tiene que ver con una cuestión de maduración.

 

Interlocutor: Sí, te encuentro más madura.

 

Shi: O sea, tengo en claro las cosas. Me gusta mucho conversar frontalmente, decir lo que me gusta, lo que no me gusta. Y las cosas son así: creo que la vida física tiene etapas, no todas las etapas son buenas y empatizo con tu persona aunque tú quizás tengas ciertas dudas, porque percibo a tu thetán que las tienes. Aparte, no te estoy obligando a que seas confiado -porque eso sería intentar manipular-, simplemente que en el plano físico existe lo que se llama diálogo. Utilízalo. Mi 10% lo utilizará y, acordaremos o no, pero creo que siempre te he ido de frente, no puedes decir nada.

 

Interlocutor: ¿Encarnaste como Hatshepsut, la faraona, la dama de hierro?

 

Shi: Sí, sí, sí, sí. Es una historia muy rica, muy interesante.

 

Interlocutor: ¿Yo estuve presente en esa vida?

 

Shi: Sí.

 

Interlocutor: ¿Con qué rol?

 

Shi: Un rol lamentable porque te he sometido y, bueno, es otra vida, otra historia...

 

Interlocutor: ¿Éramos rivales?

 

Shi: No, no, no, digamos que yo tenía autoridad sobre tu persona.

 

Interlocutor: ¿Cuál era mi rol?

 

Shi: Sirviente, o sea, espero que eso no te baje tu autoestima, pero no en todas las vidas, je...

Quiero dejar descansar a este receptáculo.

 

Interlocutor: Un momento. ¿Y hubo pasión entre nosotros en esa vida?

 

Shi: ¡Digamos que hubo sometimiento! Ja, ja, ja.

 

Interlocutor: Ja, ja, ja. Y antes de que te vayas: ¿En la vida de Sargón luego volviste con Ascardin y subiste al trono?

 

Shi: Mira, fue una vida muy rica, había mucho orgullo de mi parte y se logró lo que yo quería. De mi parte jamás hubo traición, a diferencia de otros roles que se jactan de haberte ayudado y, sin embargo, te han traicionado. Yo te he salvado la vida de otras maneras, te he ayudado mucho de otras maneras y te he respetado más que ninguna otra persona. No se trata de pasarte una cuenta porque no es mi manera de ser, no es mi estilo, siempre he sido frontal, pero mi apoyo te ha dado fuerza, mucha fuerza, y creo que luego has trascendido con mi apoyo.

 

Interlocutor: ¿Trascendí como ministro?

 

Shi: Sí, con mi apoyo, o sea, que mi rol ha sido importante para tu rol. Gracias por escucharme.


Sesión 15 de febrero de 2012
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Raeldan

La entidad responde diferentes inquietudes de su parte encarnada relacionadas con varios temas: Amor personal, Lord Byron, Umbro, Gilgamesh, percepción del mismo concepto en diferentes regiones sin contacto entre sí, vampirismo.

 

.

 

Interlocutor: ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

 

Entidad: Hola, ¿qué tal? Te saludo.

 

Interlocutor: Bien, ¿quieres decir algo al principio? O, si no, comenzamos con las preguntas.

 

Entidad: Empecemos.

 

Interlocutor: Como creo que mi thetán Raeldan es el guía del de Brenda me gustaría convocarlo para que pueda responder preguntas comunes como, por ejemplo, nombre conceptual, nivel, karmas principales y misiones del thetán de Brenda.

 

Entidad: Bien, primero confirmo que soy el guía de su parte espiritual y el thetán de Brenda tiene muchos roles del ego por resolver y es como que, de alguna manera, en cada vida siempre es como que ha sido segregada por su entorno y necesita mucho apoyo. Hay dos tipos de roles del ego: los roles del ego de vanidad, de pedantería -el propio maestro Johnakan lo ha explicado eso- y el rol de narcicismo, que son roles que no tienen excusa.

Después hay otro tipo de roles, roles -y aquí directamente busco hablar como vosotros- donde la vida te fuerza, roles donde invaden tu isla y matan a tu familia, saquean a tu aldea y tú tienes roles de venganza. No digo que esos roles del ego sí tengan excusa -en realidad ningún rol del ego tiene excusa- pero son roles provocados externamente. No sé si soy claro.

 

Interlocutor: Sí, perfectamente.

 

Entidad: Y de alguna manera, Brenda, en la actualidad, como en distintas vidas anteriores, ha tenido roles del ego de ser dejada de lado. Por eso está en el plano 3 sub nivel 9.

 

Interlocutor: Está al borde del 4.

 

Entidad: Claro, pero mientras no resuelva esos roles, que en eso estamos trabajando, no va a llegar a un plano maestro, pero es lógico que así sea. Y su misión, de alguna manera, y paradójicamente -porque si bien mi misión es guiarla o guiar a su parte espiritual- la misión de ella es recíproca. También, de alguna manera, es que mi 10% encarnado siente cabeza. Digamos que él piensa que es como que hay muchas personas que pueden vibrar en sintonía pero percibo -y no hablo de thetanes, no hablo de la parte espiritual, hablo puramente de la parte física, a pesar de que como dice el maestro Johnakan "las almas gemelas son espíritus que vibran en sintonía" pero no seamos hipócritas: es importante que también en el plano físico se vibre en sintonía- que hay una especie de sintonía. La sintonía no significa que haya gustos iguales o que tengan el mismo pensamiento o que concuerden en todo.

 

Interlocutor: Pueden complementarse.

 

Entidad: Complementarse aun discutiendo, aun debatiendo, aun no acordando en distintas cosas pero hay una atracción y es una manera de que, valga la redundancia, el que mi 10% siente cabeza, que mi 10% no se ponga reactivo. No estoy diciendo de que él sea una persona que picotea en todos lados, no, pero sentar cabeza definitivamente, quiero decir que se dé cuenta de que su búsqueda afectiva terminó. Obviamente sabemos que la vida física da tantas vueltas que -hay un cantante de vuestra región que cuatro décadas atrás decía "Nunca digas nunca"-, entonces, nunca debemos decir nunca pero en este momento yo diría como que se relaje, metafóricamente hablando.

 

Interlocutor: Claro.

 

Entidad: En la vida no hay que relajarse. Yo creo que me entiendes lo que quiero decir.

 

Interlocutor: Sí.

 

Entidad: Entonces la misión de ella es recíproca, es apuntalar a mi parte encarnada.

 

Interlocutor: Continúo entonces. Vidas en las que hayamos coincidido y en qué roles. De momento conozco la de Ligor y Kena pero es posible que en los roles de Pitágoras, Lord Byron, Feder -rol similar a Conan-, el rey Salomón, también hayamos coincidido.

 

Entidad: En todas esas vidas hemos coincidido. Como Byron -y muy pocos lo saben y no me voy a extender porque quiero dar lugar al resto de las preguntas- es una vida para repasar porque es muy importante. Byron era bastante inestable -y eso no lo cuentan las historias-, demasiado inestable. No solamente era lírico sino que él mismo se creía como inmortal; digamos como que su decodificador alucinaba. Hay pensamientos de Byron que nunca han salido a la luz y lo voy a decir de la manera más breve posible. Y como Jesús ha estudiado mucho sobre Byron va a reconocer esto:

"Escuchad las sinfonías, escuchad los lamentos, escuchad el angustioso momento de una vida vacía y hueca donde la alegría, la bebida, los placeres, los momentos caen en un pozo sin fondo, en un pozo oscuro donde zozobra la calma, donde crece la angustia, donde los momentos son eternos en cuanto a duda, donde los momentos son insignificantes en cuanto a vislumbrar luces. ¡Oh!, amada vida, ¿por qué te quiero y por qué te odio, por qué te desprecio, por qué te necesito? ¿Por qué te necesito? ¡Oh!, angustia, ¿por qué alimentas mi alma? ¡Oh!, angustia, ¿por qué alimentas todo eso? ¿Por qué nada me llena? ¿Por qué nada me colma? Si tengo los placeres, placeres que me hastían, ¿por qué tengo dolores? Dolores que me llenan. ¿Por qué tengo todo eso? ¡Ah!, hermosa Mary, esto que estás escribiendo, ¿me muestra a mí acaso? ¿Soy yo ese monstruo? ¿Qué dirá tu marido a todo esto? ¡Deja a tu marido! Tu marido está ocupado fumando opio. ¡Ven conmigo, querida Mary! ¡Ven con este monstruo! ¡Ah!, tú sí que sabes apreciar..." y muchas cosas más, querido interlocutor. Byron por momentos tenía luz y por momentos tenía sombra y cortejaba a Mary Shelley, la autora del moderno Prometeo, un libro que ha trascendido los siglos, ¿no?

 

Interlocutor: Sí, sigamos. En sesión: "Tuve vidas en las que salvé planetas, mundos enteros, pero la ley del karma es así. Si en una vida cometes torpezas todo lo anterior queda borrado". ¿A qué vidas se refería?

 

Entidad: Volví a encarnar en Sargón siglos después y había pasado por una vida en otro mundo donde habían despreciado mis inventos y cuando encarné de vuelta en Sargón encarné como científico pero era un científico renegado y saboteé el contacto hiperespacial de varios mundos de la federación porque no reconocían mi grandeza, una vida donde desencarné a los 39 de vuestros años de Sol 3. Siempre, cuando se habla de años, tenéis que entender que nos referimos a años de Sol 3 porque es muy difícil encontrar un mundo que tenga un año de 365 días terrestres; el planeta más parecido a Sol 3 es Gaela, pero es muy difícil de encontrar en una galaxia de miles de millones de soles, mundos que tengan la misma distancia de su estrella, que la estrella tenga el mismo tamaño que Sol 3, una enana amarilla y que giren a 150.000 millones de km, que tenga una rotación de casi 24 horas y que gire a 365 días alrededor de su estrella. Entonces siempre hablamos de años terrestres. Fue una vida donde es como si tú tuvieras que trepar a una montaña muy escarpada y tu soga no estuviera bien amarrada y las llaves que pones en la piedra estuvieran flojas y te puede costar trepar 1.000 metros, y en pocos segundos, si tu soga te suelta -segundos, ¡eh!- caes destrozado a tierra. Es como que en el mundo espiritual pasara lo mismo: tú puedes salvar decenas de planetas y en un mundo donde cometas un acto hostil, vuelves al nivel anterior. Puede sonar injusto pero bueno. ¡Es así!

 

Interlocutor: ¿Está completa la pregunta?

 

Entidad: Está completa porque no tenemos tiempo para responder cada vida. Sí podríamos hacer en el futuro, vida por vida, sesión por sesión porque, como diríais vosotros, hay hilo en el carrete para todo.

 

Interlocutor: Hay tela para cortar.

 

Entidad: Sí.

 

Interlocutor: Continuemos. Confirmar vida en Italia a finales del Siglo XV como la persona que Miguel Ángel -mi abuelo fallecido- utilizo para esculpir a David. También creo que tuve una historia de amor trágica con el thetán de G. (Dalila, Lina, la reina de Saba...).

 

Entidad: ¡Ah, qué vida! Yo me llamaba Michelangelo Lorenzetti. Era un mozalbete atractivo pero me sentía muy incómodo como modelo. Hay muchas situaciones en la media Italia, porque la vieja Italia me referiría a Roma, donde existía mucho el homosexualismo heredado de la antigua Roma y a veces te pones incómodo cuando intentan sutilmente tener algo contigo y tú, para no incomodar a los mayores, tienes que buscar el modo sutil de rechazar ciertas propuestas. Tuve varios amores de mujeres en esa vida. No tenía un corte itálico, tenía un corte helénico, por así llamarlo, cabello bien enrulado y bien corto, nariz recta, un cuerpo muy proporcionado, sin desmerecer el homosexualismo. Atraía tanto mujeres como varones y muy sutilmente tenía que rechazar a los segundos. Sigamos.

 

Interlocutor: Confirmar vida como Teseo y los episodios del minotauro y de las amazonas.

 

Entidad: En realidad no hubo ningún minotauro ni ningún Teseo pero sí hubo un rol donde hubo demasiadas andanzas. Cuando digo demasiadas es como que hubo muchas batallas, muchas luchas y recibí muchas heridas. Tres veces en esa vida me dieron por muerto. He luchado contra distintas bestias pero bestias terrenales normales, contra animales hablo. Me han encontrado casi moribundo dos veces y pensaban que yo era hijo de dioses porque revivía así como la leyenda del gato que dice que tiene 7 vidas. Eso no es cierto, sabemos que no es cierto.

 

Interlocutor: Aquí habla de amazonas.

 

Entidad: Había un pueblo de mujeres -no compararlas con las amazonas de Umbro-. Eran amazonas verdaderas, aquí directamente copulaban con varones pero se sentían superiores a los varones aunque no estaban tan alejadas como las amazonas de Umbro y sí hubo aventuras.

 

Interlocutor: ¿Lo dejamos pendiente?

 

Entidad: Sí

 

Interlocutor: ¿Por qué el Thetán de Brenda, como sucede en la actualidad, relató que a veces le gustaría estrangular a Ligor? ¿Venía de otra vida? ¿Hubo algún romance entre Ligor y Kena?

 

Entidad: Hubo un romance. Sucede que como Ligor estaba secretamente enamorado de la doncella de la princesa Samya, a la que había salvado de las garras de Borius ayudado por Fondalar, el Mento, y por Jonus, y también al comienzo por Storm, que manejaba el rayo aún mejor que mi rol de Ligor. Y bueno, hubo luego una historia que falta relatar todavía en Umbro con esta doncella que me deslumbró tanto.

 

Interlocutor: ¿Todos estos relatos tienen carga engrámica?

 

Entidad: Hubo muchos amores no correspondidos, si bien el maestro Johnakan dice que los lazos no existen porque cada vida nueva es un rol. ¿Hasta ahí me sigues?

 

Interlocutor: Sí.

 

Entidad: Cuando tú encarnas con un espíritu en distintas vidas y siempre en roles masculino uno y femenino el otro y, ¡oh! causalidad, vuelven a encontrarse y otra vez a tener amoríos es como que tú terminas ligando con ese espíritu. Y sí, hay algún "lazo". Hay espíritus donde he encarnado en Egipto, en Roma, en las Galias, en Japón, en Umbro, en Sargón, en el antiguo Oeste americano.

 

Interlocutor: ¿También?

 

Entidad: En la América del siglo XX. Entonces no es casualidad, es causalidad. Es verdad, como dice el maestro Johnakan, de que lo que tú planificas en el plano suprafísico no siempre se da porque al no tener memoria reencarnativa puedes cruzarte con determinada persona por la calle y que sea tu alma gemela que encarnó para encontrarse contigo y pasas de largo -o no, je, je- porque no tienes super poderes. Ahora me he contactado conceptualmente -mejor dicho, se ha contactado conmigo porque está en un nivel más alto- con Kar-El, la entidad angélica que anima al 10% de Karina y me ha comentado que si bien en el plano físico no existe la telepatía nosotros seres encarnados -cuando digo nosotros me refiero a Jesús- tenemos como cierta intuición; es como que todos abrevamos del Creador. Doy un ejemplo que dio Kar-El: ¿Cómo puede ser que casi al mismo momento, año 96-97, cuando el thetán de este receptáculo desarrolla la historia de los Langar y al mismo tiempo se hiciera la película "Independence Day"? Es como la famosa historia de los monos en dos islas distintas que hacen las mismas cosas, tienen las mismas costumbres sin haber un contacto entre una isla y la otra, como que hubiera una mente indivisa. Y eso lo dice la física cuántica. ¿Y qué pasa con autores como Tolkien, que si bien no tiene una mediumnidad tan desarrollada, entiende que esa tierra, en la edad media, existe en otros mundos? El mismo Umbro es parecido a historias de relatos de Tolkien de "El Señor de los Anillos", el propio Spielberg, el director.

 

Interlocutor: ¿Estamos hablando de relaciones, vínculos de los 10% o que los 10% abrevan de una fuente más elevada?

 

Entidad: Sí, abrevan de una fuente más elevada que no somos nosotros, los thetanes. Daría la impresión como que siempre a través de nosotros-porque siempre es a través de nosotros porque somos un solo espíritu- abrevamos consciente o inconscientemente del padre, de Eón, que tiene todo el conocimiento, y para mí es una sorpresa como thetán que tú, que puedes estar a miles de km de mi 10%, puedes llegar a conclusiones parecidas. ¿Pero no pasa con algunos inventores?

 

Interlocutor: Eso estaba pensando en este momento.

 

Entidad: Mira lo del teléfono, y no es que entre ellos se contacten y cambien ideas sino que cada uno por su cuenta, con horas de diferencia, inventan lo mismo, y todos sabemos quien quedó segundo, ¡je, je!

 

Interlocutor: Claro, esa es otra historia.

 

Entidad: Sigamos.

 

Interlocutor: El discípulo favorito de Miyamoto Musashi, según he leído, Terao Magonojo, es una encarnación de J. A., mi maestro de kickboxing con el que noto una especial conexión.

 

Entidad: ¡Sí, señor! ¡Así es! Con él tenemos una tremenda conexión y hay como una sincronía incluso en las artes que practicamos, porque muchos no entienden de esta arte, no entienden, lo toman como algo inconexo, como que el "vale todo" es tal cual expresa la palabra pero no tienen la menor idea que cuando se logra una estrangulación, directamente, si el contrincante no palmea -se rinde- pierde el conocimiento porque no le circula sangre por la arteria carótida. Si tú coges con tus dos manos a una persona del mentón y con el dedo anular y el dedo meñique aprietas todo el cuello pero con el dedo anular y el dedo meñique aprietas el costado, en segundos puedes desmayar a la persona porque aprietas las carótidas del costado del cuello. Hay tantas cosas que ignoran muchos practicantes marciales en el plano físico. Aparte, cuando hablan de puntos vulnerables, ¡todos los puntos son vulnerables!, ¡todos! No hay punto que no sea vulnerable. Y puedes hasta incapacitar de por vida a una persona. Entonces, cuando practicas un arte tienes que tener mucho cuidado. Sigue, por favor.

 

Interlocutor: ¿Tuve una vida como Gilgamesh?

 

Entidad: En realidad Gilgamesh es un poema mitológico. Tuve una vida en Uruk y, al igual que en la vida de Teseo, he vivido muchísimos años, 90 años. Acuérdate: ten en cuenta que hablamos de siglos y siglos y siglos atrás, donde la expectativa de vida era menor a la mitad de lo que yo he vivido, por eso pensaban que era inmortal, 90 años. Y sí, tenía sabiduría, y sí, tenía conocimiento, y sí, una vez me crucé en el desierto con un ser que se llamaba "Utnapishtim", que venía de otro mundo -no de Marte como cuentan muchas leyendas porque las leyendas quedan en leyendas-. Era un ser de otro mundo, no era homo sapiens; era un gris muy parecido al homo sapiens.

 

Interlocutor: ¿Humanoide?

 

Entidad: Claro, pero con nariz como el homo sapiens, con orejas, muy parecido al homo sapiens.

 

Interlocutor: ¿De qué planeta provenía?

 

Entidad: Un planeta que queda a 1750 años-luz. Ellos tenían un dominio tremendo del ADN y extendían su vida. Pero no es cierto que él me haya pasado el secreto, no, no es cierto. No me llamaba tampoco Gilgamesh, es un personaje mítico.

 

Interlocutor: Solamente te pregunto si había venido con algún contingente o había venido solo, si es posible venir solo.

 

Entidad: Estaba con una nave madre y el bajó con una nave exploradora.

 

Interlocutor: Claro.

 

Entidad: Y, como sabemos, por casualidad o causalidad, nos cruzamos en el desierto. Él tenía en su frente como un metal que yo desconocía, con una luz que no es que brillara, como si fuera una piedra preciosa pero que emitía luz interna y él emitía el sonido de su garganta y me decía que con esa piedra preciosa y ese metal podíamos comprendernos. Ignoraba, obviamente, en esa época, que hablábamos de un traductor mental.

 

Interlocutor: Interesante. Continuamos: ¿Encarné en el rol de "Tirant lo Blanc"? Es un personaje ficticio inspirado en un personaje real.

 

Entidad: Hay mucho hilo en el carrete, como dices tú, mucha tela para cortar. Me abstengo de responder por ahora, para dedicarle más tiempo a las otras preguntas, pero he de admitir que existe una fuerte relación con el personaje mencionado.

 

Interlocutor: Quiero dejar por sentado que me muero por hacer preguntas, como es lógico, pero me abstengo para poder cumplir con todas las preguntas.

 

Entidad: Sí, lo dejamos agendado, no hay problema.

 

Interlocutor: No es que no se me ocurra nada para preguntar, muchísimo se me ocurre, pero...

 

Entidad: Lo dejamos agendado.

 

Interlocutor: Muchísimo nos desviaríamos. Bueno: ¿Mi thetán y el de Brenda son almas afines, gemelas? ¿Qué Elohim nos creó a cada uno y con qué características?

 

Entidad: ¡Arbillac!

 

Interlocutor: Aclaro, por otra parte, que las preguntas de este 10% son interesantísimas; nunca se me habrían ocurrido a mí. Bueno, te escucho, ¿algo más sobre eso?

 

Entidad: A pesar de ser espíritus afines los caracteres en cada vida son distintos. Siempre, salvo en contadas ocasiones, fui calmo y sereno. Muchos dirán: "Como Musashi no veo la serenidad". Pero la serenidad vino después habiendo escrito obras maestras. Luego, como hijo del primer ministro de Sargón, también tenía serenidad en el combate, serenidad como Ligor, hasta como Sansón tenía serenidad, a pesar de haber estado mal influenciado por la entidad llamada Jehová. En el caso de Brenda, en sus distintos roles, siempre fue como bastante más impulsiva. Brenda no tiene digamos el impulso de Kena porque es otra la época. Pero si tú cogieras una máquina del tiempo y remplazaras a Kena por Brenda no se notaría la diferencia en aquel planeta; Kena era más alta. Era, no más corpulenta, era muy ágil y se había criado desde pequeña con el manejo de distintas armas y que Brenda no se ofenda -porque el ofenderse es ego- pero Kena la vencería a Brenda. Si Brenda escucha la sesión va a decir "ahora voy a practicar diez años seguidos para alcanzar a Kena". Je, je, je. ¡Y que me desmienta! Sigue, por favor.

 

Interlocutor: Tras la sesión del 11 de mayo del 2011 investigué sobre mi rol como sirviente de Hatshepsut, e indagando apareció la figura de Senenmut. Confirmar si mis sospechas están en lo cierto y, aparte, si Brenda encarnó como Hapuseneb, mano derecha de la faraona Hatshepsut.

 

Entidad: Confirmado.

 

Interlocutor: Vale. ¿N. (Hatshepsut, Hipatia, Martial, Marilyn), encarnó en Aldebarán IV como amazona en la época Ligor o fue vampira? ¿Qué rol desempeñó conmigo?

 

Entidad: No, fue vampira, y hubo cruces. Viene después de la época de los apartados. Y para aclarar el tema de los vampiros añado: Hay una comunidad en el Norte del continente este de Umbro. Este continente se va ensanchando, un poco para el Oeste y muchísimo para el Este. Hazte cuenta que no existiera el Mediterráneo y África y Europa y Asia fueran un solo continente. Donde está ciudad del Cabo, en África, debajo de todo, en el mar que sería el Atlántico, estaría la región de los Apartados, más al centro, la región de las Amazonas, más en la parte Oriental, una región inexplorada que tiene parte desértica, un poco más arriba más para el este está la región de los Lomantes, que es una zona desértica similar a vuestro desierto del Sáhara, ¿sí?, y estaría la zona Ecuatorial, donde están los teatros, la zona calma. Luego viene, más arriba, el equivalente a lo que sería vuestra Europa, también una zona media, donde estarían los Turanios y más para el lado del mar, la zona rocosa, los hombres alados, los dragones. Y más para el Este estarían los Orientales, o sea, tiene muchos mares Umbro pero tiene un tremendo continente este muy, muy grande y en la zona más este del lado de los Turanios hay dos razas misteriosas, unos son los Oscuros y también están los vampiros, por así llamarlos, que directamente se alimentan de sangre.

 

Interlocutor: ¿De sangre de animales o humanos?

 

Entidad: Pueden también atacar homínidos, hombres y mujeres.

 

Interlocutor: O sea, ¿eso de que uno cree que es un género de ficción existe?

 

Entidad: Sí.

 

Interlocutor: ¿Que no tiene nada que ver con los engramas?

 

Entidad: No, no tiene nada que ver con engramas. Fíjate que yo en esa vida manejaba el rayo porque tenía el don de tener una aura tan grande que directamente despedía descargas eléctricas. Y existían dragones -pero no como en la mitología de Sol 3- que despedían fuego.

 

Interlocutor: Vapor.

 

Entidad: Lo que despedían es un vapor muy quemante.

 

Interlocutor: Claro, entiendo. Estos vampiros, estamos hablando de sangre física, ¿no?

 

Entidad: Sangre física. Y también existía La Reina de las Bestias, que si bien no existe una telepatía avanzada, había como una especie de sintonía mental donde la Reina de las Bestias podía, de alguna manera, dirigir a las bestias como para atacar a huestes de saqueadores.

 

Interlocutor: Está bien, estamos hablando también de vampiros y vampiras.

 

Entidad: Sí, totalmente.

 

Interlocutor: O sea, siempre los dos sexos imperando en todos los lados.

 

Entidad: Pero no es cierto que eran inmortales ni nada por el estilo, eso no existe, en el plano físico no hay inmortalidad.

 

Interlocutor: Claro. ¿Y la otra raza? Una eran los vampiros...

 

Entidad: ¡Los oscuros!

 

Interlocutor: Los oscuros. ¿Qué características...?

 

Entidad: Los oscuros -si bien en Umbro no existe religión, en Umbro se cree en "aquel que está más allá de las estrellas", que vendría a ser el equivalente de Dios para los terrestres- es como que entendían que respetando ciertos símbolos podían captar a "aquel que está más allá de las estrellas" y al otro que es el que "está más allá de la oscuridad". Quizás, de alguna manera, hablarían de quien reina en el caos. Pero, obviamente, un planeta que está en una eterna edad antigua y en una zona ecuatorial como en una edad media ignoraban, no tenían ese conocimiento, directamente era como una creencia y nadie sabía dónde se reunían.

 

Interlocutor: Continúo porque habría mucha tela para cortar. Bueno, N.C. es la novia de un amigo que se dedica a realizar películas de acción/artes marciales y que vive en Dubai y ahora están de vacaciones en Barcelona y me comentó que le gustaría hacer una especie de cortometraje marcial conmigo, a ver qué sale. A Brenda le encantaría poder ejercer en su vida laboral algo similar, aparte de monitora de fitness. ¿Hay algún tipo de conexión entre mi thetán y Natasha? ¿Y es casual que hayamos coincidido justo ahora y que también ahora el padre biológico de Brenda la haya invitado para que vaya a Dubai?

 

Entidad: Mira, sí hubo una conexión pero no una conexión afectiva; fuimos hermanos en una vida en Italia. Fue una vida muy pequeña, que no la he comentado nunca porque he desencarnado a los catorce años. Ella era Doménica, era como una gran visionaria porque escribía como libros novelados. En aquel entonces no existía lo que hoy se llama el género novelas, existían cuentos largos y cuentos cortos, y ella decía de forma visionaria -Doménica- que en algún momento esto se podrá interpretar más allá del teatro. Y le digo: -No entiendo. ¿Cómo más allá del teatro?

Me dice: -Sí, habrá máquinas en el futuro donde no se precisará el teatro directo, donde se podrá atrapar esa obra en una caja y luego poder verlas. Fíjate qué avanzada para la época, avanzadísima para la época.

 

Interlocutor: ¿Como imágenes holográficas, estamos hablando?

 

Entidad: No, estamos hablando de cine.

 

Interlocutor: ¡Ah, de cine!

 

Entidad: Claro. Fíjate cómo estás tú que vives en este siglo XXI que hablas de holografía y yo estoy hablando de tres siglos atrás y hablo de cine, tres siglos atrás, de cine. Mira qué avanzada Doménica. Pero éramos lazo sanguíneo. Y desencarné de adolescente por un problema pulmonar. Una vida que no tuvo mucho significado y tampoco me trajo engramas porque encarné feliz porque éramos muy complementarios con Doménica en esa vida y fíjate que, en la vida actual, también habla de componer algo filmado.

De alguna manera, Brenda, en el plano físico, necesita contención, o sea, yo como thetán Raeldan soy partidario de que esté siempre con mi 10%,  que no se trata de que yo corte su libertad o corte su independencia o que le quiera transmitir a mi 10% Jesús de que la tenga controlada porque en una relación no hay sometimiento, hay amor y libertad pero, a veces, como el caso de ella que todavía tiene como ciertos engramas de descuidos y abandonos y donde fue muy castigada, no sé hasta qué punto es conveniente de que se separe de mi 10%, aunque sea por un plazo corto. Ese es mi punto de vista.

 

Interlocutor: Continúo porque falta poco para terminar las preguntas y me gustaría terminarlas.

-Nombrar, por encima, vidas importantes de Brenda. Bueno, yo leería las dos o tres últimas preguntas en conjunto y después veremos.

-¿Qué ha pasado entre Brenda y su madre en otras vidas para que se lleven tan mal en la actualidad?

-Engramas de Brenda. Aquí quizás sería convocar a su thetán. El más fuerte que he detectado es el de abandono afectivo. Creo que viene de su vida como Pocahontas y su relación con John Smith.

-Mensaje de su abuela materna.

Esas serían todas las preguntas.

 

Entidad: Mira, no, sigo yo, no convoquemos a su Thetán. De todas maneras estoy en contacto con su thetán permanentemente. Hubo abandonos en distintas vidas donde su madre también fue su madre en otras vidas e incluso en la vida de Pocahontas también fue su madre y no le interesó lo que le pasó a ella. Hay muchas historias que fueron cambiadas. La famosa historia con esta persona que tú mencionas no fue un gran amor, fue directamente una relación. Ella tuvo posteriores amores. Se ha llegado a codear con nobleza habiendo sido india pero eso es lo que menos importa, lo que importa son los abandonos que ha sufrido en distintas vidas y eso es un engrama muy grande. Ella ignora que es una persona -es decir, no lo ignora, lo asume, pero a veces duda de que es una persona importante- de que es una persona querible, que es una persona que tiene carisma. Por si no lo entiendes, la palabra carisma yo la interpreto como que tiene luz en los ojos y que encandila, aunque ella no lo sepa. Pero que esto no afecte a su ego en contra.

 

Interlocutor: Está bien. Si me disculpas te voy a hacer una pregunta que está relacionado con esto. ¿Cuando tú hablas de carisma, las cámaras, las fotografías, reciben ese carisma? O sea, me refiero, por ejemplo, que se habla de actores fotogénicos. ¿Es real eso? A los que las cámaras los aman; eso viene a cuento por lo que dices.

 

Entidad: No, porque sería darle vida a las cámaras. Las cámaras son como los espejos: captan lo que es. El carisma es de la persona, el brillo de los ojos es de la persona. Hay personas que son tan pagadas de sí misma que cuanto más narcisistas son menos autoestima tienen y eso, este famoso Freud lo ignoraba porque fíjate que hay actores -y ha pasado mucho con los actores de mitades del siglo XX- que decían "no, no, no, de este perfil, no; fotografíenme de este perfil, que yo doy mejor perfil". Si yo tengo autoestima y no dependo de la aprobación de los demás -Johnakan dice, je, je, si se entiende- a mi no me interesa qué perfil; soy yo que como perfil yo doy cualquier perfil. Entonces, cuando tú dices -cuando digo tú no eres tú sino que generalizo- "no, es mejor este perfil" es porque en el fondo tienes poca autoestima. Entonces, ese famoso carisma no es tal pero sí es verdad que hay actores que son fotogénicos y que tú les ves como cierto brillo en la mirada y tú dices "esta foto está viva, esta imagen está viva" pero es en un sentido figurado, y Brenda tiene ese carisma pero que ahora no se pille, si se entiende lo que quiere decir "pille". Pero no tiene porqué sentirse menos. ¿Acaso Johnakan no dice que cuando alguien te menosprecia es un problema del otro? ¿No lo dice Johnakan permanentemente? Supón que tú eres un hijo adoptivo, supón que te han expulsado de tu familia, supón que no te han querido, ¿acaso tú como espíritu no eres el mismo? ¿No eres tú? ¿En qué te va a bajar tu valía que otro no te acepte mientras tú sí te aceptes? Es un problema del otro. Johnakan dice ja, ja, ja.

 

Interlocutor: Está bien. Se me pasó una pregunta: ¿Es posible que mi thetán pueda tener algún engrama reactivado por mi relación con G. en esta vida? En la sesión de Sansón se lo veía resentido. Es posible que también haya carga de la vida del Rey Salomón-Reina de Saba.

 

Entidad: Sí, pero no son engramas tan grandes. Interpreto, por lo que conceptúo en el decodificador de mi parte encarnada, de que es más un engrama de esta vida y no hay que dar valía. Los espíritus no somos machistas ni feministas porque el espíritu no tiene género pero así como a mí me molesta, como thetán, el machismo masculino porque el machismo masculino transforma el hombre en gorila, también me molesta el histeriqueo femenino porque el feminismo femenino no existe. El machismo no está en contra de la mujer, el machismo hace al hombre estúpido, lo hace estúpido, lo hace insoportablemente estúpido, hasta cobarde lo hace, porque el machismo hasta golpea a la mujer indefensa. Le tendría que tocar una mujer que haga vale-todo, a ver qué pasa con ese varón. Estoy siendo irónico, hasta sarcástico, ¿sí?

 

Interlocutor: Je, je, je.

 

Entidad: Pero no tiene sentido darle tanta importancia al histeriqueo femenino porque el histeriqueo femenino, lo que hace es desvalorizar la figura del varón. A mí me molesta el histeriqueo femenino porque apoya la autoestima de la mujer desmereciendo al varón y hoy, en la actualidad, hay muchos talleres de autoayuda femeninos que desmerecen la figura del varón para engrandecerse ellas y no se dan cuenta de que esa manera se crean más engramas, porque el desmerecer al otro para darse importancia a uno no es la cura porque si yo tengo engramas como femenino no voy a sacar mis engramas o eliminar mis implantes hipnóticos engrámicos desmereciendo al otro, ¿o sí? ¡No!

 

Interlocutor: No, no, por supuesto.

 

Entidad: Bueno, ese es el error. Entonces, querido 10%, no pesan tanto esos engramas. ¡Es en esta vida donde hay que resolver las cosas!

 

Interlocutor: Quiero hacerte una pregunta hipotética. Suponiendo que existiera un medidor emocional que marcara las cargas físicas y también de vidas anteriores, ¿cuánta carga marcaría? Sería interesante, también, diferenciar engramas conceptuales de engramas físicos; es una hipótesis que se me acaba de ocurrir.

 

Entidad: Toma un 15% físico y un 15% suprafísico, un 30.

 

Interlocutor: Un 30.

 

Entidad: Sí.

 

Interlocutor: Interesante, o sea, el 15% físico involucra también engramas conceptuales.

 

Entidad: Sí, pero pesa. Lo que a veces los seres encarnados no entienden es que a veces, nosotros como thetanes, ya resolvimos que aquello fueron roles pero como tenemos un lazo con el 10% y le transmitimos lo que hemos pasado en distintas vidas, el rol físico se lo toma como algo personal. No sé si está muy claro. Yo trato de que el concepto se filtre lo mejor posible a este receptáculo, y a veces, a pesar de la gran mediumnidad de este receptáculo, a veces es difícil que lo capten. Es como que a ti, interlocutor, tienes un amigo al que su jefe lo maltrató muchísimo y como es un gran amigo tuyo tú le coges rabia a ese jefe, tú le coges el guante al desafío. No sé si se entiende.

 

Interlocutor: Sí.

 

Entidad: Mi 10% es como que recoge el guante de todas esas vidas. ¡Para!, ¡para!, J., ¡para un poquito!

 

Interlocutor: Está bien.

 

Entidad: ¡Deja descansar al receptáculo, que su cabeza le da vueltas por el mareo!

Falta un mensaje para Brenda, muy cortito.

Querida niña, sigo siendo Raeldan y capto ese espíritu amoroso. Querida niña, vive tu vida con felicidad, vive tu vida con calma. Sé feliz, el pasado es inmodificable, no tiene ningún sentido traerlo a la mente. Tu felicidad presente y futura va a ser tu motor. Aquellos condicionamientos que todavía tienes y que de alguna manera te hacen prisionera desaparecerán y serás insensible ante la crítica y el desprecio. Nunca serás insensible ante el sufrimiento ajeno; sí ante la vanidad y la tontería. Recuerda eso, querida niña, insensible ante la crítica vana y ante la tontería y muy sensible ante el sufrimiento ajeno.

Gracias.

 

Interlocutor: Hasta luego, hasta la próxima.


Sesión 18 de abril de 2012
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Raeldan

Respondió preguntas de su 10% acerca de varias vidas donde ha tenido roles que trascendieron. Comentó haber estado en la Guerra de las Termópilas, detalles como Sansón, como modelo de Miguel Ángel, como Lord Byron así como detalles de Tirant lo Blanc.

 

.

 

Interlocutor: ¿Ya estás incorporado?

 

Entidad: Sí, así es. Es un gusto estar de nuevo aquí para dar paso a las inquietudes de mi 10% encarnado, Jesús. No voy a relatar ningún episodio en Umbro siendo que todavía tengo mucho por relatar, sino que vamos directamente a las preguntas.

 

Interlocutor: -Explicar brevemente si estuve en la Guerra de las Termopilas, donde los espartanos lucharon contra los persas. El gimnasio de mi maestro J. A. se llama Sparta en honor a sus guerreros. No sé qué relación hay con los 300 de Leónidas pero lo presiento cerca.

 

Entidad: Estuve, sí, en esa batalla. Fui uno de los que sobrevivieron y fue verdaderamente algo épico. Era uno de los cuatro guerreros de confianza principales de este gran guerrero que nos condujo y verdaderamente siento orgullo, como guerrero que fui en muchos mundos, de haber participado de esa épica batalla. Fíjate que nos multiplicaban en número y sin embargo salimos victoriosos con táctica, con estrategia, porque fíjate que la caballería polaca iba arremetiendo contra tanques y eso me parece -con todo respeto por ellos, que admiro al pueblo polaco- que han cometido un gran error, cuidando el lenguaje lo digo. Siempre en toda batalla tiene que haber táctica y estrategia.

 

Interlocutor: Claro. ¿Sigo con la siguiente?

 

Entidad: Digo mi nombre en esa batalla: era Dímeras.

 

Interlocutor: Perfecto, continúo.

-En la vida de Sansón mi thetán dijo: "Dentro de mí sentía recuerdos, tenía recuerdos como que alguna vez también elegí a un gran amor que no era así, era simplemente un espejismo y poseí ese amor cuando en otra comarca estaba mi verdadero amor esperándome. Pero no me acordaba haberlo vivido como Shemesh, o Sansón, como me llamaban los filisteos. Quizás en alguna otra vida me pasó lo mismo. Esta inconformidad, esta manera de coger las cosas, de elegir lo que no me hacía bien, de llevarle la contraria a todos. Pero a mis padres, ¿cómo podía caber en un solo ser tamaña inmadurez?". ¿De qué vida viene el engrama de Sansón de llevar la contraria a todo el mundo?

 

Entidad: De muchísimas vidas, no de una vida sola. Digamos que varios 10% míos -y no lo digo con ego ni mucho menos- tenían -incluso mi 10% actual tiene- como una elevadísima intuición y un elevado don de poder captar flashes de vidas pasadas, como un déjà vu,  pero esos flashes también incluyen sentimientos. Digamos que en distintas vidas hubo amores no correspondidos, hubo fracasos, hubo frustraciones, hubo amores consumados y luego dejados de lado, hubo amores traicioneros, hubo amores inalcanzables y hubo traiciones también de amigos, hasta de la propia familia. Siempre fui un ser como de espíritu muy liberal, donde prácticamente no tuve trato con padre o con madre. Era demasiado exacerbado en mi libertad, revolucionario podríamos decir. Quizá donde mejor me llevé con mis padres, de todas las encarnaciones, es en la de Ascardín, en Sargón, pero si tú recorres todas mis encarnaciones verás que nunca dejaba que me condicionasen. Y como me conocían los filisteos con el nombre de Sansón tenía recuerdos de otras vidas y como yo desconocía en ese rol el tema, mi mente era una confusión, una rebeldía, una incapacidad, una inconformidad: de repente besaba una mujer y luego la empujaba y la dejaba de lado porque no era lo que estaba buscando.

Era como que buscaba probar sabores, lo digo de una manera...

 

Interlocutor: ¿Ilustrativa?

 

Entidad: Ilustrativa, eso.

 

Interlocutor: Está bien, continúo entonces.

-Creo que en la vida como Miguel Ángel Lorenzetti -el modelo en quien Miguel Ángel se inspiró para esculpir a su David- tuve un fuerte romance con quien en la actualidad es G., que puede afectar de algún modo a mi yo superior, como le pudo afectar los roles de Dalila y la Reina de Saba. Simplemente quiero saber cuál era el rol de ella y cómo fue la relación y el desenlace...

 

Entidad: ¡El de Dalila fue distinto!

 

Interlocutor: Espera un segundito que ahora concluyo.

-¿De esta vida tengo el engrama que hace esconder mis relaciones ante los demás?

 

Entidad: Sí, pero en aquella vida de la que tú hablas la relación fue amoríos de idas y vueltas, no de parte mía, más bien de parte de ella. Es como que ella amaba mi cuerpo, amaba poseerme. Pero si tú lo piensas bien eso no es amor, eso más bien es pasión, es deseo. Era una joven muy interesada y de repente tenía esas largas desapariciones donde yo sufría mucho. Mi rostro era un rostro muy sufrido y cuando yo hacía de modelo lo hablaba con el maestro y le comentaba mis penurias, le comentaba todos los sinsabores. Y sé cosas de esa vida, donde incluso había mucha homosexualidad entre los distintos maestros. Yo mismo, como modelo, a veces era deseado por otros varones pero obviamente que mi mente estaba en ella y no tenía sentimientos para nada más, pero yo estaba en desventaja. ¿Sabes por qué estaba en desventaja? Porque lo mío era sentimiento y lo de ella era emoción. Ahora, ¿por qué en desventaja si la emoción es ego y el sentimiento que yo tenía era amor? Porque cuando el amor no es correspondido es vulnerable. A ver, yo la deseaba pero no voy a ser necio; no es que me conformaba con darle una caricia en el rostro, también quería poseerla, pero la veneraba de una manera quizás demasiado... En esa época era lo opuesto al guerrero, digamos que fue uno de los roles más débiles míos y estaba como que yo era la barcaza con las velas rotas y ella era un timón y ella dirigía mi vida y hacía lo que quería y terminó alejándose, terminó alejándose porque yo me había transformado en alguien demasiado demandante: demandaba amor, demandaba continuidad, demandaba presencia, demandaba el que esté.

 

Interlocutor: Posesivo.

 

Entidad: Pero posesivo por culpa de ella porque ella a mí me poseía con una pasión desmesurada y al rato mostraba una indiferencia tan cruel y dañina en su rostro que es como que yo era un objeto de satisfacción, un objeto de placer. El espíritu de ella volvió a encarnar y también en la actualidad se ha comportado de manera como justificando todo lo que hacía, como que ella nunca asumía sus responsabilidades y sus culpas.

¿Y te imaginas yo como espíritu? Para que tú me entiendas, tengo en claro de que cada rol es un rol y que yo soy Raeldan espíritu, pero cuando tú ves una película y la tomas como tuya, como diciendo "Esto es una obra de arte, esta película la vería diez veces y no me canso" y tú sabes que es una ficción, son roles lo que están representando.

 

Interlocutor: Pero uno se involucra.

 

Entidad: Sí, yo no me involucro con mis roles de una manera egoica porque si no, no estaría en un plano alto pero tengo una especie de... no de apego sino de cariño por esos roles.

 

Interlocutor: De afinidad, diría.

 

Entidad: Afinidad. Y me molesta cuando esos roles son maltratados. Entonces, es como que encarno en otra vida como ya arrastrando ese rencor y objetivamente no puede ser eso, porque razónalo, razónalo bien...

 

Interlocutor: Sí.

 

Entidad: ...si un rol arrastra un rencor de una vida pasada, ¿a través de quien lo arrastra? A través del thetán. Pero si el Thetán está en un plano elevado no tiene ego porque el ego se tiene hasta el plano 3 subnivel 9, del plano 4.1 para arriba no hay ego, no hay rencor, no hay dramas, se sufre por el otro. Quizás ni yo mismo tenga la respuesta en este momento de por qué los distintos roles arrastraban ese rencor si no venían de mi parte. ¿Tanto poder tenían los roles para que a través de mí se recordara otras vidas y esos engramas que arrastraban?, porque en los planos altos pueden tener engramas, ¿sí?

 

Interlocutor: Sí, sí.

 

Entidad: No roles del ego pero si engramas. Entonces, interpreto como que esos engramas se reactivaban y es como que reactivaban esos rencores aun yo como thetán no teniendo el rencor. Esa es mi explicación que doy. Y entonces es como que tiene miedo mi 10% actual a la exposición, a salir lastimado, a ocultar, como para que si el día de mañana hay una ruptura o un abandono no quedar en evidencia por el abandono que sufrió en distintas vidas. ¡Hasta en Sargón hubo traiciones! ¿O no hubo traiciones con Ascardín?

 

Interlocutor: Claro.

 

Entidad: Tú has sido protagonista en esa vida, has sido mi rival en esa vida, en el planeta Ferro. Tú te acuerdas...

 

Interlocutor: Muy bien.

 

Entidad: ...que mi padre -que había sido una encarnación de Johnakan- de alguna manera es como que fue solucionando las cosas.

Y otra cosa que pienso, muy rápidamente, porque sé que la sesión es corta. En un momento dado tanto este receptáculo como Johnakan dicen que no existen los lazos kármicos y que no tenemos que volver a encarnar porque no le debemos nada al otro, porque si yo cometo un acto hostil el karma es mío. No es que si yo cometo un acto hostil contigo en otra vida tengo que venir a repararlo, porque el que me perjudico soy yo, porque el karma es mío. Sin embargo, fíjate que en decenas -y no te hablo de una o dos, te hablo de decenas de vidas- he encarnado con muchas jóvenes con las que he estado relacionado en distintas vidas. Contigo mismo he estado relacionado como mínimo en dos vidas. Con este receptáculo he estado relacionado como mínimo en cuatro o cinco vidas. Entonces es como que a veces sí elegimos o nos ponemos de acuerdo desde los planos suprafísicos para encarnar. Ahora bien, pueden pasar mil cosas, pueden pasar que no nos topemos, que no nos encontremos nunca, pero qué causalidad que casi siempre nos encontramos.

Bueno, pasemos a la siguiente.

 

Interlocutor: Bueno acá me dice:

-Explicar algún pensamiento más de Lord Byron que el thetán quiera relatar.

 

Entidad: Como Lord Byron era corrupto y era un genio -con todo el respeto por el artista- pero era un genio muy por encima de Dalí. Por lo menos es mi apreciación.

 

Interlocutor: Claro.

 

Entidad: Es mi apreciación -perdonad quien recoja el guante y se ofenda, je, je. Perdonad, pero era un genio tan grande, tan grande que si ese rol existiera hoy quizás sería de estos concertistas de guitarra, pero no de esa música clásica, sino de... no sé si tú ubicas a Steve Vai.

 

Interlocutor: No.

 

Entidad: Es un genio de la guitarra pero de la música de rock, por así decirlo, de la música moderna. No sería un poeta con impulsos suicidas hoy Lord Byron en este presente, año 2012, no, no sería y hoy estaría como más cercenado.

En aquella vida es como que tenía más facilidad para las cosas, como que la sociedad era más ingenua. Yo poseí a Mary, yo la poseí, mientras su esposo estaba "embriagado" en opio, yo la poseí. ¡YO FUI FRANKENSTEIN! Lo que pasa es que ella, cuando escribe el libro, lo escribe con una imaginación tremenda. Pero ella me conocía, ella sabía quién era yo. Salvando la distancia de escritores, yo era como Jekill y Hyde, ese poeta y esa perversión, esa claridad y esa oscuridad. Ese era yo como Byron y esa pasión que pongo al hablar no va a estar en un texto.

Pasa a la siguiente pregunta.

 

Interlocutor: Está bien. Aquí tienes una pregunta larga.

-Explicar por encima algún detalle de la vida de Tirant lo Blanc [1] para hacerme una idea real de esa vida. Martorell escribió sobre Tirant Lo Blanc y comienza con la narración de las aventuras de Guillem de Vàroic, quien impone a Tirant en las normas de la caballería. El héroe es armado caballero tras diversos combates singulares contra reyes, duques y gigantes. De Inglaterra marcha a Francia, Sicilia y Rodas -asediada por los genoveses y el sultán del Cairo, que son derrotados por el héroe-. Después a Jerusalén, Alejandría, Trípoli y Túnez, que conquista. Va después a Bizancio -sitiada por el sultán y el Gran Turco- solicitado por el emperador y en Constantinopla se enamora de Carmesina -protagonista femenina de la novela-, hija del emperador. La historia de estos amores, con la intervención de la viuda Reposada y de la doncella Placerdemivida ocupa gran parte de la obra. Tras haber luchado en Berbería, Tirant se casa con Carmesina y es nombrado César del Imperio Bizantino. Reconquista tierras a los turcos y, enfermo, muere. Al saberlo, muere también Carmesina. La historia acaba con acontecimientos de personajes subalternos que completan la trama del relato novelesco.

En contraposición con los libros de caballería, aquí el amor es sensual en lugar de platónico: se presentan con gran expresividad las escenas eróticas o amorosas. Y en lugar de las inverosímiles proezas y asombrosas formas de vida de otros caballeros el autor se recrea, no sin cierto sarcasmo, en los detalles cotidianos y en aspectos más prosaicos, a menudo con maledicencia.

Hasta ahí llega la pregunta.

 

Entidad: Mira, fue una vida muy hermosa pero no fue vivida por mi rol, fue escrita por mi rol. Hubo vidas donde en lugar de participar de batallas, de amores sensuales, tenía un carácter más bien apocado, introvertido y me refugiaba en la pluma. O sea, en esa vida he recreado los relatos, no los he vivido. Pero, ¿cómo puedo explicarlo? He gozado mucho relatando eso, he gozado mucho, he gozado muchísimo, he gozado las conquistas, he gozado los nombramientos, he gozado los amores, he gozado lo sensual, he gozado todo saltándome de la ética, de la caballería, donde todo es platónico. A mí no me interesaba lo platónico; yo lo relataba de forma sensual y así lo vivía. Mi vida estaba en una pluma y en una tinta y no estoy arrepentido de nada, de haber visualizado esas batallas épicas. Me quedo con la pena de que no todas las vidas fueron reales sino escritas y me quedo con la gloria de que sí he vivido vidas donde logré cosas tan importantes como ese personaje de Tirant lo Blanc.

Gracias, querido interlocutor, por escucharme.

 

Interlocutor: Hasta luego entonces y hasta la próxima.

 

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Tirante_el_Blanco#cite_note-tirantloenci-0


Sesión 11 de Julio de 2012
Médium: Jorge Olguín

Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Raeldan

La entidad respondió múltiples preguntas confeccionadas por su 10% acerca de vidas anteriores y relaciones habidas con otras entidades. Dio recomendaciones a su 10% en relación a comportamientos habituales que provienen en cierta medida del querer repetir o concluir roles pasados.

 

Sesión en MP3 (3.082 KB)

 

 

Interlocutor: Bienvenido...

 

Entidad: Gracias.

 

Interlocutor: ¿Cómo te encuentras?

 

Entidad: Bien, con mucha fuerza.

 

Interlocutor: ¿Estás dispuesto para que te hagamos algunas preguntas?

 

Entidad: Mira, tengo un relato de aproximadamente una de vuestras horas con todo lo que sucedió en Umbro pero temo que se va a enfadar conmigo mi 10% Jesús, así que vamos a las preguntas, como decís vosotros, tipo ping-pong.

 

Interlocutor: Estas son preguntas de tu 10%.

-¿Cómo fue el romance de Miyamoto Musashi con Otsu? ¿Él la abandonó para buscar la 'perfección' o había un temor oculto para no perderla en combate?

 

Entidad: Ambas cosas, pero la palabra abandonar suena muy… No, no me gusta la palabra. Cuando tú proteges a alguien por temor a que salga lastimado no lo llamo un abandono. Por otro lado, no es cierto que mi aprendizaje debido a la enseñanza de muchos porque luego transcribí vivencias y eso me ha sido muy, muy útil a mí y a la posteridad. Así que, de alguna manera sacrifiqué mi amor en pos del amor impersonal. Sigue.

 

Interlocutor: Tu 10% dice:

-¿Tuve una vida como alpinista a principios del XX y estuve relacionado de algún modo con George Leigh Mallory o Andrew Irvine? Creo que hay más relación con Andrew. Relata sensaciones de la cumbre y cómo fue la muerte en caso afirmativo.

 

Entidad: No, no, no. Es una interpretación errónea que le transmití a mi parte encarnada. No hubo una relación, no tuve un encuentro a nivel físico. Los famosos déjà vu suelen equivocar a la parte encarnada. Yo tuve una vida en otro mundo donde tuve el problema de congelación en una alta cumbre de más de 12.000 metros de altura. Estamos hablando de más de 3000 metros por encima de cualquier montaña terrestre y sí, empaticé en otra vida con el que ocupó el rol de esa persona. Pero no, no hubo ninguna relación física. No encarné como alpinista en esa vida.

 

Interlocutor: Respecto a James Dean y Pier Angeli, ¿tanto te marcó la relación con ella como se muestra en el filme?

 

Entidad: Nosotros sabemos que los amores físicos son amores de roles pero aun siendo amores de roles -y hay algunos Maestros que coinciden conmigo- son amores más fuertes que los amores impersonales porque los amores impersonales son comprometidos en general pero no son comprometidos en particular. Los amores personales son comprometidos en particular. Y sí, hubo una gran marca.

 

Interlocutor: ¿Podrías nombrar los engramas que te quedan para descargar?

 

Entidad: Engramas de indefiniciones, engramas de soledad aunque en distintas vidas haya tenido infinidad de amigos pero creo que he tenido más admiradores que amigos. Y hay muchos seres encarnados conocidos míos que no quiero nombrar que tienen admiradores pero los amigos son contados con los dedos de una mano y ahí está la soledad. En distintas vidas tuve mucha gente que me admiró y me siguió, pero amigos… Entonces hay engramas de soledad. ¿Afectos? Reconozco que muchas veces he sido injusto en distintas vidas porque me han traicionado infinidad de veces y en las pocas vidas que yo me he jugado y he depositado todo mi crédito en esos amores, esos amores me daban la espalda. Entonces es como que sí tengo engramas de entregarme, tengo engramas como temor a entregarme, es verdad.

 

Interlocutor: Otra pregunta: Claire Clairmont (Brenda) habló fatal de Byron. En cambio, otro romance posterior -Teresa Guiccioli (Carmen-Otsu, Pier Angeli)- en sus memorias lo dejaba bastante bien. ¿Eso fue debido a que Byron evolucionó y mejoró el trato con las personas siendo más adulto?

 

Entidad: No podría decirte que Byron evolucionó. En ese rol he tenido una alta mística pero una mística delirante, exacerbada al extremo de que satisfacía lo místico con lo excéntrico, con lo morboso, hasta rozando lo perverso. Y quizás con otras mujeres más adelante adopté otra manera de ser. Entonces tú puedes tener varias facetas y de acuerdo a en qué faceta te conoce determinada persona va a opinar de ti con la faceta que tú le ofrezcas. No sé si está claro.

 

Interlocutor: Se entiende. ¿Hubo más encuentros con la vampira? ¿Qué pasó con Ligor después de ese encuentro? ¿Podrías explicar brevemente si ha habido más batallas junto a Storm y los hombres alados? ¿Alguna gran batalla épica donde hayan participado dragones como montura?

 

Entidad: Mira, sí, hubo batallas épicas con dragones como monturas. He criado personalmente, se podría decir, a un pichón de dragón y he tenido encuentros nuevos con la vampira. He tenido encuentros con mi gran amor, la doncella de Samya, y habría 10 sesiones para relatar pero obviamente no es el momento.

 

Interlocutor: Bien. ¿Giulia y Noemí encarnaron en la vida de Byron y Sargón 2? ¿Qué roles? Especificar en las dos vidas los roles de cada una, nombres y como interactuaron con tu 10%.

 

Entidad: Quien fuera el rol de Giulia encarnó en Sargón y estaba más que enamorada del príncipe. Cuando con el rol de Darien reemplazo al príncipe -puesto que era su hermano, éramos un espejo uno del otro- cubrieron conmigo su muerte. Fue muy duro para mí seguir representando el papel con una amante que conocía mis detalles más íntimos. Y, bueno, es una historia que no debo relatar ahora porque es una historia para relatar llegado el momento.

 

Interlocutor: Muy bien. ¿Qué te incomoda del thetán de Brenda? ¿Por qué esta ambivalencia?

 

Entidad: Yo tuve dos roles seguramente inmaduros. Byron era un excéntrico con un altísimo coeficiente intelectual, muy alto, muy elevado, a la altura de un genio como diríais Salvador Dalí pero a veces los genios rozan la locura, a veces los genios se vuelcan a excentricidades perversas y entonces hay vidas donde lo perverso llega a ser infantil. En la vida actual –y, bueno, si mi 10% me lo pregunta mi 10% tiene que soportar la respuesta- no ha cortado el cordón umbilical mi 10%. Es como que el 10% Brenda, actualmente, en muchas cosas es más madura que mi parte encarnada y entonces siente que no está contenida.

 

Interlocutor: ¿A qué se refiera el thetán de Brenda en que "era la bañera"? ¿Fue la musa inspiradora de Arquímedes?

 

Entidad: Fue solamente un chiste. En esa sesión el thetán de Brenda estaba jocoso y directamente hizo un chiste que hay que ser muy sutil para entenderlo. Fue solamente un chiste.

 

Interlocutor: En tu vida como Feder "Conan", ¿hubo romance con Brenda? ¿Cuál era su nombre? Menciona por encima alguna aventura conjunta.

 

Entidad: Bueno, era muy similar a quien fuera el rol de Kena pero más fornida, más alta, más tosca. Un mundo muy similar a la Cimmeria donde hubo batallas épicas. En ese mundo yo no manejaba una espada sino un hacha de piedra pulida y estábamos mucho más unidos de lo que lo pudo haber sido Ligor con Kena. Es una vida para relatar pero no es el momento porque esto es un ping-pong.

 

Interlocutor: ¿El rol ficticio de Tirant lo Blanc refleja alguna vivencia tuya de alguna vida pasada como caballero medieval? En caso afirmativo hablar un poco por encima.

 

Entidad: Fui templario. Fui un gran templario de la Orden de los Caballeros de San Juan. Y con respecto al rol de los Caballeros sabes que hay una dualidad: Generalmente, la Orden de los Caballeros se atribuye a España pero viene de mucho más lejos, mucho más lejos, viene de Jerusalén, y la dualidad parte de que muchos la atribuyen a San Juan, el Bautista y otros al Evangelista. Sin embargo, la gran mayoría lo atribuye al Bautista. Fui templario. Lo Blanc fue una imaginación, directamente, pero viene de allí.

 

Interlocutor: ¿Qué pasó en la vida en la que coincidiste con Brenda en Norte América que dice el thetán de Brenda que no quedó satisfecha con el trato? ¿Qué roles?

 

Entidad: No quedó satisfecha por un trato dual: un rol de admiración, un rol de indiferencia, un rol que hoy le llamaríais bipolar. Generalmente, siempre los roles de quien hoy es Brenda fueron roles… voy a decir una frase que se utiliza mucho en la región de mi rol y en vuestra también: "Al pan, pan y al vino, vino", llamarle a las cosas por su nombre. Y en muchas vidas fui dual, no le llamé a las cosas por su nombre y esto es lo que a ella más le incomodaba: las indecisiones.

 

Interlocutor: Bien. ¿Qué relación hay con los Almogàvers? Esta pregunta quedó inconclusa.

 

Entidad. Bueno, habría que hacer directamente una sesión completa para ello porque es una sesión muy, muy importante y bastante, bastante profunda y mi 10% exigió respuestas, respuestas, respuestas. Si me pongo a profundizar sobre ese tema va a llevar muchos más minutos de los indicados para el caso actual.

 

Interlocutor: Bien. El maestro de Taekwondo Alberto Jo Lee, hermano de un buen amigo coreano, Alex Jo, ¿es la reencarnación de Bruce Lee? Alex quiere presentarlo a tu 10% para realizar algún proyecto conjunto.

 

Entidad: No, no, no, no. La reencarnación de Bruce Lee está en otro rol, en otra región.

 

Interlocutor: Bien. De las vidas que se han tocado muy por encima, ¿cuáles son más interesantes de relatar? Guerrero sueco, Senenmut, Feder-Conan, Gilgamesh, Teseo, Rey Salomón, Pitágoras, Arquímedes, guerrero en otro mundo.

 

Entidad: Mira, de Arquímedes habría para hacer 10 sesiones. Gilgamesh, la realidad no tiene que ver con el mito, en el plano físico no existe la inmortalidad pero lo que si existe es una avanzada tecnología de "Utnapishtim" que de alguna manera puede prolongar la vida de las células mediante cambios genéticos. Yo no lo llamaría manipulación porque la palabra manipulación suena fea. Puede haber cambios genéticos que de alguna manera prolonguen la vida pero no existe la inmortalidad física, aclaro eso.

 

Interlocutor: Sobre el guerrero sueco, tú como thetán, has hecho referencia a este rol en una sesión que narra una vida en Inglaterra llena de penurias y has hecho referencia a este rol de guerrero en otro mundo en la sesión de Musashi. Esto es una aclaración sobre los roles que acabo de mencionar.

 

Entidad. Si tuviera que decir uno de los roles más importantes para el siglo XI, a final del siglo XI, como templario he sufrido una de las más grandes derrotas en una batalla absolutamente heroica donde nos expulsaron de una abadía. Hemos perdido una gran batalla, hemos resistido. Teníamos grabada en nuestro pecho la cruz malta y fue una batalla gloriosa que hasta grandes pintores que vosotros podéis conocer la han inmortalizado en el lienzo y te podría decir que es una de las vidas más gloriosas que he tenido.

 

Interlocutor: Bien. ¿Hay una vida pasada como deportista olímpico en la antigua Grecia? En caso afirmativo, ¿a qué te dedicabas? Y, si puedes, dar una breve descripción.

 

Entidad: Mira, he encarnado muchas veces en este país tan sabio y que lamentablemente en este presente está pasando por tantas penurias. He sido filósofo, he sido ayudante de filósofo, he sido participante de juegos olímpicos y justamente en la vida de juegos olímpicos he tenido una corta vida porque aun siendo el mejor en lo mío desencarné por un problema cardíaco. Es lo que puedo decir.

 

Interlocutor: ¿Estás relacionado con Epicuro?, posterior a Platón y otros filósofos favoritos de Byron aunque, no creían en el alma.

 

Entidad: Sí, sí.

 

Interlocutor: Tu 10% a veces siente un impulso inconmensurable que le hace tener unas ganas tremendas de combatir, de vivir aventuras épicas, de enfrentarse a grandes retos, de mejorar como persona, por eso a veces hay temporadas donde entrena tanto, participa en competiciones, viaja a lugares exóticos, busca ir más allá de lo establecido o quiere indagar sobre vivencias épicas de otras vidas y, en cambio, en otras ocasiones siente como cierto cansancio espiritual donde llega a verlo todo desde una perspectiva diametralmente opuesta, como si todo fuera vano y fruto del ego. Le gustaría que relataras y analizaras ese sentimiento ambivalente y saber si es debido a que tú se lo transmites a tu 10% o no.

 

Entidad: Está bien. Ten presente esa pregunta. Completa el resto de las preguntas y luego contesto esa.

 

Interlocutor: En sesión con el viajero del tiempo en Nueva York la entidad mencionó la existencia del planeta Vulcano: "Hay mundos que sí existen y que vosotros los nombraríais similar a planetas mitológicos como, por ejemplo, Vulcano. Vulcano es un mundo mitológico para vosotros y también es un mundo de ficción en distintas historias que luego se llevan a...".

Le gustaría conocer qué distintas historias han sucedido allí que luego se plasman en la Tierra, en el cine, en la literatura. Y le gustaría saber también si tu 10% ha encarnó allí.

 

Entidad: Se hablaba de Vulcano en este mismo sistema solar, un mundo que quedaba 30 millones de kilómetros de este sol, o sea, más cerca que Mercurio y en realidad es un planeta ficticio. Si a veces se ha visualizado con algún telescopio fue solamente una ilusión óptica. Entonces ha quedado reflejado en la astronomía mediante la mitología y se ha atribuido ese mundo a otros sistemas estelares. Cada mundo en cada sistema estelar tiene distinta lengua. No existe puntualmente un mundo llamado Vulcano pronunciado así pero sí existe un equivalente a Vulcano en una estrella amarilla, 1.3 más grande que este Sol en un sistema bastante, bastante cercano -a 59 años-luz- a un mundo que orbita a 70 millones de kilómetros y, al igual que la Luna a la Tierra que da siempre la misma cara, ese planeta -el equivalente a Vulcano- da siempre la misma cara a su estrella. Por lo tanto, la zona que da la cara al Sol es inhabitable, la zona oscura es absolutamente helada. Los habitantes adecuaron sus pulmones a la escasa atmósfera, atmósfera irrespirable para nosotros como homo sapiens en Sol 3 pero se adecuaron a lo que sería la zona intermedia, llamémosla ecuatorial si queréis, y los -pocos comparados con Sol 3- 180 millones de habitantes conviven en la línea intermedia, que es una línea de 600 kilómetros de ancho en un mundo que tendrá 0.70 la masa terrestre.

 

Interlocutor: Bien. En el 2005 el thetán de un alma afín con la que supuestamente se cruzaría tu 10% dijo en sesión: "Hemos coincidido en un mundo que tiene 2 lunas, en Bellatrix IV. Yo me llamaba Lisa y tú Marco. Éramos homo sapiens. Tuvimos dos niños y una niña. Fue hace un milenio atrás aproximadamente. Y nos gustábamos físicamente y también coincidíamos muchísimo en lo espiritual. Teníamos un instituto donde enseñábamos la enseñanza espiritual similar al budismo".

Quisiera saber si era el thetán de Brenda o no. Coincide en la descripción física: ojos rasgados, pelo largo, 52 kg, etc. pero no en la edad ni situación familiar.

 

Entidad: Fue el rol donde mejor nos llevamos con ese 10% del thetán de Brenda. Éramos mucho más similares a como somos hoy. Y reconozco que en esta vida, en Sol 3, soy yo el que tengo altibajos.

 

Interlocutor: En sesión del 2008, en Nueva York, tú dijiste: "Me llamaba Parvus en Umbro y estaba a punto de comprometerme porque era muy tímido y no había formado pareja y conocí de otro poblado a una joven llamada Rimba que no era muy agraciada pero era muy generosa, muy noble y nos comprometimos. Pero luego del ataque del vampiro que tuve en el camino, enfermé y a los pocos meses desencarné".

¿Rimba fue Brenda? Y también en el 2008, en Nueva York, psicoauditamos al thetán de una alma afín -se perdió la sesión- donde la última vida la vivió en España y tuvo un hijo con un hombre que se burló de ella porque no era muy agraciada y la abandonó. Ella tuvo que marcharse de nuevo a su pueblo, por Zaragoza. ¿Fue Brenda también?

 

Entidad: No, no. En esos casos no. Y esa sesión de Parvus es una sesión muy, muy interesante y fue anterior incluso a la sesión de Ligor.

 

Interlocutor: Bien. Ya están hechas las preguntas.

 

Entidad: Voy entonces a la respuesta...

 

Interlocutor: A la que quedó pendiente.

 

Entidad: A la respuesta pendiente. El tema es así: Hay una tremenda dualidad. El mismo vacío que a veces siente mi parte encarnada se debe a que en muchas vidas, si bien ha ayudado mucho -hablo de las batallas épicas- ha quedado insatisfecho en cuanto a que ha sido traicionado. Digamos que como Ascardín ha tenido una vida íntegra, buena, al final terminó con quien fuera su gran amor. Su padre y su madre fueron absolutamente contenedores, más sabios que él. Pero eso no pasó en todas las vidas, eso no paso en casi ninguna vida. En la mayoría de las vidas perdió a los padres tempranamente, no fue contenido. El no haber sido contenido hace que hoy, a veces, no termine de cortar el cordón umbilical. El hecho de que necesite mi 10% recorrer lugares es por esa ansiedad -podría decir ilógica- de querer completar esas vidas, completar esas vidas o volverlas de vivir y no se termina de dar por enterado de que esos roles ya no existen más, ni Musashi, ni Ligor, ni Byron. ¡No existen más! Entonces se pueden atesorar, si se entiende 'atesorar', atesorar no significa apegarse porque el apego es vano, atesorar significa guardar en el corazón o en escrito o en audio esas historias y atesorarlas para apoyarte en ellas. Pero si busca conocer lugares como para, mentalmente, aunque sea querer completar esas vidas se pierde lo más importante, se pierde de vivir el rol actual y el rol actual le hace descuidar su persona, su relación de pareja, su propia vida, sus proyectos, sus cosas. El afán de, a veces, tener duelos con espadas es exactamente lo mismo, es el querer completar vidas. Que disfrute lo actual, que disfrute el gimnasio, que disfrute las luchas pero que también disfrute el amor, que no descuide el amor porque si no, no corta el cordón umbilical. Tiene que asumir la edad que tiene, tiene que asumir su vida. Se tiene que poner su abrigo, que haga cuenta que su vida es su cazadora y que se la ponga, porque no se la pone, se quiere poner cazadoras ajenas de vidas pasadas. Es muy bueno el saber quiénes fuimos en otras vidas pero si eso nos impide disfrutar de la vida actual, del amor actual, descuidándolo, a punto de perderlo, no tiene sentido entonces...

 

Interlocutor: Se entiende.

 

Entidad: ...no tiene ningún sentido.

 

Interlocutor: Muchísimas gracias por responder estas preguntas y espero que nos encontremos en otro momento para que puedas relatarme sobre esa vida que te has quedado con ganas de poder descargar.

 

Entidad: Un "Oss" a Kar-El.

 

Interlocutor: Un abrazo, mucha Luz y hasta todo momento.