Índice

Psicointegración - Categorías de Seres Conceptuales

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

 

Psicointegración 19/08/2015

Profesor: Jorge Raúl Olguín

 

 

Johnakan clasifica en niveles evolutivos y categorías los distintos seres físicos que han poblado la Tierra y que han sido capaces de contener un espíritu. Después de repasar la evolución de cada una de las razas concluye que no somos ni la mejor ni la última versión de homo sapiens.

 

Sesión en MP3 (1.796 KB)

 

 

Entidad: Queridos hermanos, muchas veces os habéis preguntado, ¿en vosotros anidan espíritus conceptuales? Pero miles de años atrás vuestra misma raza no tenía ni el conocimiento ni la inteligencia actual. Yo he dividido las razas, me he tomado el atrevimiento de dividirlas en tres niveles evolutivos: "1", "2" y "3".

 

Hablemos únicamente de homínidos. Los he dividido en siete categorías desde la mayor conceptualmente "A", a la menor conceptualmente "G".

"A", "B", "C", "D", "E", "F" y "G". Hablamos de una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete categorías. ¿Hubo siete tipos de homínidos con el homo sapiens incluido?, ¿el neandertal? No, hubo muchísimos más, pero muchas de esas familias homínidas encuadran varias dentro de una categoría.

 

En los albores de la Tierra los espíritus conceptuales encarnaron en la categoría "G", la más básica, la más primitiva. Podían lanzar objetos para espantar a las fieras depredadoras o para atrapar animales pequeños. Se dedicaban a comer, a copular, reproducirse, a esconderse en cuevas o en cavernas para no estar en la intemperie en el frío invernal o en la lluvia tormentosa.

 

Se ha dicho que un espíritu conceptual tiene que encajar en un decodificador adecuado…

Bueno, por eso encaja en un humano. Pero el espíritu conceptual se va adecuando hasta determinado límite, no pasa hasta más allá de "G", no llega a "H", porque "H" podría ser un chimpancé o un orangután… y ahí no encaja un espíritu conceptual que hoy encaja en un homo sapiens, sí en "G", el homínido más primitivo. Luego "F", el australophitecus, hombres de Java, hombres de Pekín.

Luego "E". "E", sorprendentemente ya podía hacer pequeños trazos en las cuevas. Llegaba a pensar, a idear hasta que llegamos al "D", donde ya directamente se reunían en clanes y finalmente llegamos a "C", un ser pensante, un ser sapiens, un ser que tenía un idioma para comunicarse y una mente privilegiada. Tenía herramientas, mazas y lanzas rudimentarias, muy rudimentarias, pero entre varios neandertal podían cazar un mamut, un mastodonte y vencer entre varios a un smilodonte. Hasta que llegamos a "B", la máxima expresión de vida de Sol 3, el homo sapiens, que en su primer nivel evolutivo "1" se sacaban las pulgas unos a los otros, remedando a los modernos monos. El nivel evolutivo "2", donde ya pensaban ampliamente y competían con el neandertal. Y el nivel evolutivo "3", de hace diez mil años en adelante. En esos diez mil años la inteligencia no ha crecido. Para que tengáis una idea de lo que hablo, desde los filósofos Sócrates y Platón hasta la actualidad ha crecido el conocimiento, pero no la forma de filosofar.

 

Los espíritus conceptuales encarnan en siete categorías, cada categoría tiene tres niveles evolutivos. Estas unidades biológicas fueron evolucionando conceptualmente desde "G" pasando por "F", "E", "D", "C" y "B". Muchos investigadores, científicos, muchos pensadores, humanistas han afirmado:

"Hemos llegado al último nivel de la evolución, podemos comprender a Dios".

La prueba esta que este receptáculo que me alberga, que es mi propio 10%, se puede contactar con el Padre.

Pero no es el último nivel evolutivo. Y a muchos eso les pinchará el ego.

 

Queda lo que alguno le llamáis homo superior: No hay superior, hay un mayor concepto, una mayor expresión. Un homo que no pierde el tiempo en banalidades, que es pragmático sin dejar de ser espiritual, que no tiene sentido religioso, pero nosotros en Sol 3 somos egoicos.

Y os aclaro que en muchos mundos, en muchísimos mundos jamás han llegado a la categoría 1 porque su código genético acabó con ellos y no llegó a ver un cambio evolutivo o bien han destruido su mundo envenenándo sus aguas, su atmósfera.

No somos los únicos que cometemos esa tontería. El ego les duele pero se acostumbrarán a ser la categoría "B".

 

Y ahora os quedarán más interrogantes: ¿Cómo será la categoría "A"? ¿Qué ventajas tendrán? ¿Serán más frágiles? Porque aparentemente el homo sapiens es más frágil físicamente que el neandertal.

 

Ocupaos de vosotros. Es todo por ahora.

 

Hasta todo momento. Johnakan Ur-El.