Índice

Psicoauditación - Ardan-El, thetán de Álvaro R.

Grupo Elron
Sección Psicointegración y Psicoauditación - Índice de la sección - Explicación y guía de lectura de la sección

Si bien la Psicoauditación es la técnica más idónea para erradicar los engramas conceptuales del Thetán o Yo Superior de la persona, la mayoría de las veces se psicoaudita a thetanes que habitan en planos del Error y sus palabras pueden no ser amigables y/o oportunas para ser tomadas como Mensajes de orientación, algo que sí se da cuando se canaliza a Espíritus de Luz o Espíritus Maestros.
El hecho de publicar estas Psicoauditaciones (con autorización expresa de los consultantes) es simplemente para que todos puedan tener acceso a las mismas y constatar los condicionamientos que producen los implantes engrámicos.
Gracias a Dios, esos implantes son desactivados totalmente con dicha técnica.


Atte: prof. Jorge Olguín.

 

 

Sesión 8/9/09

Sesión 14/9/09

Sesión 30/12/09

Sesión 12/09

Sesión 12/07/10

Sesión 18/07/10

Sesión 30/08/10

Sesión 11/09/10

Sesión 29/10/10

Sesión 1/11/10

Sesión 2/11/10

Sesión 8/2/11

Sesión 5/4/11

Sesión 7/4/11

Sesión 14/4/11

Sesión 24/6/11

 


 

Sesión 8/9/09
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

Habló sobre las motivaciones para encarnar. Habló de una encarnación donde el fundamentalismo de la sociedad le hizo disimular para poder vivir sin riesgo, por lo que vivió una vida rutinaria

Sesión en MP3 (2.046 KB)

 

A veces pensamos que los seres encarnados nacemos para aprender alguna lección kármica o en determinada misión. He conceptuado con miles de thetanes, miles de thetanes, y no hay 10% que no haya preguntado consciente o inconscientemente, ¿qué misión tengo?, ¿qué culpa tengo que pagar? Ignoran que el karma no es una culpa a pagar sino una lección a aprender. Ya lo dijo un excelso maestro de luz, que cuando nosotros encarnamos en el plano físico traemos ya un anhelo de nuestro espíritu para tal o cual tarea. Podemos nacer en determinada familia carenciada para aprender la lección de la humildad, pero como el 10% al perder su memoria reencarnativa ignora los designios de su propio espíritu, se queja de la propia fortuna que trajo en suerte.

Muchos me preguntan, otros thetanes, si eso fuera cierto y cada ser encarnado tiene avidez de fortunas, de fama, cómo es que la mayoría de los espíritus no compiten por nacer en determinada familia de posición o de regiones donde puedan conseguir grandes amoríos... La respuesta es fácil, la respuesta es simple, toda esa avidez es exclusivamente material, al espíritu 100% no le interesa el gozar de personas de distinto genero, el gozar las 24 horas del día o bañarse en una habitación llena de oro; aún los espíritus de error, su tendencia al encarnar siempre va a ser con ánimos de revancha y si algunos optan por una posición de poder, va a ser en función de sometimiento a otros o revancha a sí mismos por cosas que en otras vidas no han logrado.

En mi caso, jeje, la situación fue mucho más simple. Se trató de una cuestión de soledad, incomprensión. Había nacido en España hace siglos atrás, mi nombre era Carlos Fuentes, Carlos Bello Fuentes. Me incomodaba el segundo apellido, en realidad era el primero, era el apellido paterno pero usaba el apellido de madre. Tuve un defecto o virtud, como le queráis llamar, que era muy soñador.

Nací en una época que hacía poco que se usaban los cubiertos. En este recién comenzado siglo xxi se ignora que durante muchísimos siglos se comía con la mano y a veces se servía de una fuente con la mano las piezas de pollo o de cordero a un pequeño plato metálico. Había jarras metálicas para tomar la bebida, pero lo de los cubiertos fue hace muy poco en siglos; Si vosotros vierais comer a una familia de hace pocos siglos atrás aun de la nobleza, no podríais creer lo que estarías viendo, los modales. Hay países de oriente que hoy en día el eructar al final de una comida es muestra de agradecimiento al anfitrión. No existían servilletas, se secaban con el mantel. Los baños eran, me refiero al aseo, era muy espaciado, al punto tal que en las ciudades importantes destilaban excelentes perfumes para disimular los distintos olores corporales. En los veranos tipo Julio Agosto, la gente de las aldeas era más aseada que de las grandes ciudades porque vivían bañándose en los arroyos y las matronas lavando al pie del rio la ropa.

Era un soñador, creía que el mundo podía cambiar, que porque las guerras, que porque la religión…

Hacía unos meses atrás tenía un amigo Héctor, era como un hermano para mí, habían desaparecido, él, su padre, su madre, su hermano Enrique, su abuelo Jonás. Yo tenía 14 años, pero nadie me podía ocultar la gran verdad de que la iglesia los había hecho entre comillas desaparecer, no hablo de cargos públicos, donde un funcionario acusa a determinada familia de herejía. El hecho de saber que no profesaba la religión católica, vino la guardia y los prendió y nunca más se supo de ellos, los habrán llevado bien lejos en la campiña y los habrán ejecutado.

Mi padre me decía, Carlos nunca preguntes nada, me había colgado del pecho una tremenda cruz. Yo me sentía una persona espiritual pero sentía también como que la iglesia era hipócrita. Había un sacerdote que hablaba del pecado de la gula y su barriga era gigantesca, a veces lo veía en la posada comiendo y devoraba las presas de cordero abriendo los ojos como si estuviera tomando el mejor de los licores españoles o de los coñac franceses, ¡Dios...! y esa era la soledad, no tener con quien conversar. Las charlas con mi amigo Héctor habían desaparecido, me quedaba Ramón, pero Ramón era... como diríais vosotros en el plano físico de pocas luces y a parte no era tan confiable, yo no le podía contar mis pensamientos, lo que pensaba de la religión, de la iglesia…

Venía de una familia FUNDAMENTALISTA, FUNDAMENTALMENTE CATÓLICA, ¡DIOSSS...!, PERO CON UNA CERRAZÓN MENTAL TAN GRANDE, TAN GRANDE. Y aprendí a fingir, pero no sé si sería hipocresía, no sé si sería hipocresía, creo que era el seguir donde va la gente para evitar ser señalado, al contrario. Padre era muy amigo de un sacerdote que siempre venía a comer a casa, y antes de cada cena no solamente dábamos un agradecimiento sino que padre me decía que dé un pequeño sermón, y yo tenía esa facilidad de palabra por así llamarlo, y como no dependo de la memoria física, recuerdo perfectamente que, me paraba, ponía la vista en un punto cualquiera y decía, “Dios ampáranos, protégenos de nuestras propias tentaciones, protégenos de nuestros pecados, aun de los pecados de pensamientos; te amamos y te prometemos señalar a aquel que se desvíe del camino porque no es digno de Dios”. El sacerdote se emocionaba y obviamente cuando terminaba la cena iba corriendo a contarle al obispo, “que maravillosa familia, que ferviente, que devota”, y yo me encerraba en mi cuarto con lagrimas en los ojos porque lo que decía no era lo que pensaba. Jesús, Jesús se juntaba con republicanos, con prostitutas, aquel que esté libre de pecados que tire la primera piedra. Como se había desfigurado todo, como se habían desfigurado sus enseñanzas, pero no podía por un capricho estúpido poner en riesgo mi vida y la vida de mi familia. Claro que me molestaba la injusticia, pero era uno, dos contra la corriente, no tenía sentido; era una España prejuiciosa, y seguramente muchos pensaron como yo, pero ¿quién iba a levantar la voz, quién?

Cuando cumplo 18 años mis sueños se fueron, quería trasladarme a Madrid, dejé todos mis sueños, me puse a trabajar con mi padre Fue una vida rutinaria, monótona, ¡suspiro! es muy difícil, muy muy difícil el conciliar la espiritualidad con la religión.

Gracias por escucharme y gracias a este receptáculo que me ha permitido descargar muchísimo, muchísimo.

 


 

Sesión 14/9/09
Médium: Jorge Olguín
Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

Dio detalles de su estado y encarnaciones. Relató una vida donde fue sometido y se vengó. Explicó una vivencia en el plano espiritual 5 por la que descendió. Respondió varias preguntas de su 10% sobre temas diversos

Sesión en MP3 (2.086 KB)

 

Interlocutor: ¿Cuál es el nombre de tu thetán?

Ardan-El: Ardan-El.

Interlocutor: ¿En qué plano y sub nivel estás?

Ardan-El: En el plano 3.8, estuve varias veces en el plano 4 pero distintos roles del ego, cuestionándome cosas o siendo intolerante en algunas vidas me hicieron bajar de nivel. De todas maneras mi intención es poder crecer, poder elevarme, poder salir adelante, tengo muchas ansias de crecer.

Interlocutor: ¿Qué edad tienes como espíritu?

Ardan-El: Soy bastante, bastante antiguo, tengo 98 mil años.

Interlocutor: ¿Cuántas veces has encarnado como mujer y cuántas como hombre?

Ardan-El: Bueno, he encarnado exactamente 4 mil veces, de las cuales he encarnado 3100 como masculino y 900 como femenino.

Interlocutor: ¿En qué planetas has estado y en cuál has estado más veces y por qué?

Ardan-El: Más veces en Aldebarán, porque es un planeta que me ha gustado mucho y segundo en sol III.

Interlocutor: ¿Con qué seres espirituales nombrados en el Grupo Elron que conozca has intercambiado conceptos?

Ardan-El: Bueno, con casi todos los maestro guías, con el maestro Ketter, con el maestro Ruan-El, con Rada-El, con Morgan-El, una vez incluso con Johnakan intercambiamos opiniones. Me han ayudado mucho en una vida en Inglaterra, en la cual fui presa de una violación siendo masculino por parte de gente del norte, del lado de Suecia. Hubo una gran batalla, quemaron toda la aldea, yo era un joven de 16 años y me golpearon y me vejaron, no solamente me sometí sin decir nada sino que fui el sirviente de Olavo, que así se llamaba la persona que me tenía sometido. Recién 4 años después pude desquitarme, era tal la confianza que tenía conmigo y era tal la confianza que yo me había granjeado siendo sumiso que tomé con mis débiles manos, porque yo era de cuerpo más bien débil, su pesada espada y lo atravesé cuando él dormía. Me escapé de la aldea y como no sabía bien orientarme, esa noche desencarné congelado. Mi espíritu por un lado estaba arrepentido de haber tomado una vida en sus manos pero por el otro lado me sentía satisfecho por haberme vengado, aún sabiendo que mi 90% decía que éramos roles y que el karma me lo generaba yo, pero en ese momento no había quien me hiciese reflexionar.

Interlocutor: ¿En qué plano has llegado a estar?

Ardan-El: En el plano 5.5, fui maestro de luz. Tuve un debate con otro maestro de luz, que nunca más lo conceptué, no sé si estará en otra galaxia en misión o si seguirá en ese plano, se llamaba Sidunar-el y era un 90% de maestro de luz porque estaba encarnado como femenino y debatíamos sobre los roles en el plano físico y me exasperó tanto que automáticamente bajé de nivel, porque el hecho de competir o el exasperarse son roles del ego y entonces bajé de nivel, ni siquiera al plano 4, bajé al plano 3.9 en ese momento, estaba en el 5.5.

Interlocutor: ¿Has sido algún personaje conocido?

Ardan-El: He sido en Florencia un pintor, me llamaba Giuseppe Gotrengue pero no llegué a ser muy conocido en Italia.

Interlocutor: Tu 10% quisiera preguntarte si podría ser un OT así sea de forma figurativa, ya sé que hay que estar clear para ello, lo dice con respecto al conocimiento que puede tener y saber, si la conexión con su thetán es fluida.

Ardan-El: Primero que debe ser absolutamente OT para comunicarse con mi parte como 90%, OT significa thetán operante y no se puede ser thetán operante si no se es clear primero, entonces hay mucho trabajo por delante, trabajo que significa no cuestionarnos cosas, seguir con optimismo, no claudicar, porque no puede ser que en un día estés con total optimismo y al día siguiente puedas tener estados de altibajos de depresión, se trata de estar estable pero estable para adelante y empujando parejo. Es muy difícil de repente estar equilibrado las 24 horas del día pero se puede lograr, se puede lograr, yo mismo como thetán a veces busco plantarle ideas a tu cuerpo de ideas, conciliación a tu cuerpo causal, pero a veces es como que está tan ensimismado en los ruidos del plano físico que ni me escuchas, ni por asomo me escuchas y por momentos meditas contigo mismo y crees que me escuchas pero no, no soy yo. Tienes que tener cuidado de que cuando trates de contactarte, envuélvete lentamente en luz dorada Crística, envuélvete directamente en luz dorada para que no filtres ningún espíritu del error y busque hacerte tambalear.

Interlocutor: ¿Hay muchos engramas que desactivar y hay alguno que esté afectando a tu 10% directamente en este momento, a parte, si hay algún rol del ego que tenga que trabajar?

Ardan-El: Primero que hay engramas de incomprensión, y esos engramas de incomprensión justamente son potenciados por roles de ego, donde muchas gente no entiende tu manera de pensar, y eso puede llevarte a dos cosas; uno, a sentir rencor por cierta gente que no te entiende, dos, a sentir como que eres tú el que no te sabes expresar y puede tirar abajo tu estima, cosa que no debes hacer por favor; siempre tienes que pensar y esto me lo dictan los maestros de luz, que cuando alguien no entiende tu manera de pensar es problema del otro. Los maestros de luz, a todos los que están escuchando el mensaje también, no solamente a mí para que te lo transmita a su vez a ti.

Interlocutor: ¿Has encarnado para realizar algo específico o solo como aprendizaje?

Ardan-El: Siempre como aprendizaje, pero el aprendizaje es estéril si luego no le tiendes una mano al otro. Lo que pasa es que, como dice un excelso maestro, no puedes tender una mano a nadie si no estás primero de pie, y bueno, para eso estamos, para ponerte de pie. Recuerda que todo lo que yo descargo lo descargas tu también, mientras tú entiendas eso vamos a estar bien.

Interlocutor: ¿Por qué tu 10% se siente tan identificado con las historias del escritor Tolkien?

Ardan-El: Justamente por haber encarnado tantas veces en Aldebarán IV. Aldebarán IV es un mundo que durante miles y miles de años nunca ha salido de una edad que está entre la edad antigua y la edad media de sol III. Hay bestias muy similares a los dragones, hay animales que se llaman hoyumans que son similares a los caballos terrestres, hay 3 continentes. Es una etapa salvaje, hay hombres alados en el norte, hay espadachines con ojos rasgados similares a los samuráis japoneses, es un mundo completamente atrapante. En el norte hay también una horda de salvajes que viven en el hielo similares a los nórdicos terrestres, parecidos a los que en la antigüedad se llamaban vikingos y hay un continente al oeste similar a lo que es América en sol III pero que todavía no está muy explorado y viven indígenas.

Interlocutor: Podrías explicar el cambio tan grande que dio tu 10% después de conocer a Joel, el cual considera una de sus almas gemelas, a parte, saber si su thetán u otro espíritu le dio la iniciativa para empezar en el camino de la evolución espiritual.

Ardan-El: Sí, es un espíritu que ha ayudado mucho y que hemos tomado conciencia del camino, tomado conciencia de que los rencores, el pensar en vidas anteriores no llevan a ningún lado porque el futuro se hace a través del presente y no recordando un pasado con emociones dolorosas que no se va a modificar; de la única manera que se modifica es sabiendo que fuimos roles y que esos roles ¡ya no existen más!

Interlocutor: ¿Cuál es el nombre de tu ángel de la guarda, en qué plano y subnivel está?

Ardan-El: Se llama Tirami-El, está en el plano 6.1.

Interlocutor: ¿Cuál es el nombre de tu guía espiritual, en qué plano y subnivel está?

Ardan-El: Forjanel, en el 5.1, estuvo encarnado, fue religioso en el año 1700 en España, ayudó a niños en un hospicio que se había incendiado y salvó la vida de 30 niños, muriendo él bajo las llamas y habiendo salvado a 30 niños. Estoy sanamente orgulloso de que ese ser sea mi guía espiritual.

Interlocutor. Tu 10% quisiera saber si ha tenido algún contacto con su ángel de la guarda u algún otro ser espiritual.

Ardan-El: Contactos a nivel conceptual siempre, el tema es, y esto no lo digo yo como thetán sino que cada thetán que conceptúa este receptáculo lo dice, el mismo ruido o alboroto, como tú lo quieras llamar del plano físico, impide a veces escuchar entre comillas los conceptos que los guías pueden darte, pero sí, contacto permanentemente, sugestiones, orientaciones.

Interlocutor: Tu 10% quisiera consultarte si sería buena idea ser canalizador, en caso de que sea positivo le gustaría saber o que le dieras algún consejo, ya que le gustaría ayudar a otras personas a parte de a sí mismo.

Ardan-El: Primero y principal hay que estar absolutamente clear de engramas, en eso estamos justamente, como dije antes, el hecho de poder expresar mi concepto al lenguaje hablado, ya me permite de alguna manera ir sacando engramas, sin contar una vida pasada que ya descargué bastantes engramas, pero por otro lado, tener bien en claro que el decodificador tiene que estar a pleno, absolutamente lúcido para que no se filtren espíritus del error y te afecten tu parte psíquica. Hay que tener mucho cuidado con eso, no todo el mundo está preparado para canalizar, tú como 10% puedes hacerlo pero primero prepárate.

Interlocutor: Tu 10% quisiera saber si el camino por el que va es correcto o si le falta hacer algo para realizarlo de una mejor manera.

Ardan-El: Ante todo practicar la tolerancia, por sobre todas las cosas practicar la tolerancia; segundo, aprender a ponerse en el lugar del otro; tercero, no prejuzgar, que es el juzgar de antemano, siempre es importante saber qué piensa el otro, no a nivel de adivinación ni de telepatía porque eso ¡no existe en el plano físico! pero ver, sentir, palpar, los gestos del otro. A veces hay personas que se acercan a nosotros y creemos que nos lastiman y capaz que es la forma de ser de la persona. Hay personas que son absorbentes, manipuladoras, pero porque son ellas las pobres personas, y no le debemos tener lástima, porque la lástima viene del ego. Debemos tenerles piedad, que es un sentimiento elevado. Muchos piensan que piedad y lástima es lo mismo, no, no es lo mismo, no, no es lo mismo, no es lo mismo, la piedad es importante ejercerla, la lástima no, porque la lástima es como de aquél que te perdona porque se cree superior, mucho cuidado con captar la idea equivocadamente.

Interlocutor: Tu 10% quisiera preguntarte sobre un hecho curioso que le sucedió poco tiempo después de nacido, cuando su madre le dejó en su cama envuelto en mantas y con dos almohadas a los lados, aunque de todos modos con su corta edad no era capaz de moverse por sí solo, ella fue a la cocina y cuando regresó al cuarto no estaba en la cama sino debajo de la cuna sonriendo como cuenta ella.

Ardan-El: No hubo ningún acto sobrenatural, no hubo ningún acto sobrenatural, haciendo un esfuerzo fuera de lo común, logró salir de su pequeño habitáculo y cayó, no hubo ningún acto fuera de lo común, ninguna fuerza espiritual lo trasladó ni nada por el estilo.

Interlocutor: ¿Podrías darle algún consejo sobre la parte laboral y amorosa?

Ardan-El: En el plano laboral, siempre se dice que es bueno el sacrificio, y como dice el excelso maestro, yo digo ¡no!, lo que es bueno es el servicio, aplicarse en el trabajo, aprovechando de las oportunidades y gozar lo que uno hace. En el plano amoroso, entender que debemos ser tolerantes, ponernos en el lugar del otro y ¡no apresurarnos en sacar conclusiones!, ¡nunca apresurarnos en sacar conclusiones!, ¡nunca! Podemos hacer una pregunta más y ya me retiro.

Interlocutor: Es la última pregunta, tu 10% quisiera saber si la regresión que hizo de pequeño fue verdadera.

Ardan-El: Sí, absolutamente verdadera, pero hay que tener cuidado con el decodificador, porque si el decodificador no está preparado puede provocar trastornos. Qué más quiero yo, de que 10% y 90% mancomunados, crezcamos, nos elevemos, regresemos a un plano de luz, pero todo se hace paso a paso, empujando, no atropellando. Gracias por escucharme.

Interlocutor. No, muchas gracias a vos por estar acá, hasta siempre.

 


 

Sesión 30/12/09
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Es un thetán investigador. Tuvo una vida en España como soldado. En una batalla murió joven pero como 100% no pudo desprenderse del rol y volvió a encarnar inmediatamente en una familia de militares. Sus planes se truncaron al morir el padre y la madre casarse con un comerciante, lo que le sirvió para comprender. Dio varios detalles de las investigaciones sobre los primordiales, expuso la problemática habitual de la mala captación mediúmnica, explicó que hay quien es malvado por propia voluntad. Habló sobre los roles de ego y lo que consiguen en la gente. Finalizó con una recomendación a su 10% y hablando de la importancia del amor y la misericordia.

 

Sesión en MP3 (2.273 KB)

 

Ardan-El: Como entidad espiritual, me considero un ser conceptual, no carente de curiosidad, todo lo contrario, tengo avidez de conocimiento, si bien en cada encarnación sumo nuevas experiencias, con las mismas surgen nuevas preguntas. Nunca me canso de averiguar, indagar, y mi parte encarnada, el 10%, se parece mucho a mi en ese aspecto, pero de la misma manera, ambos arrastramos tantos engramas.

Tuve una vida hace siglos atrás, en la época que en la Península Ibérica había una gran armada, yo me sentía triunfalista con mis jóvenes 19 años y me alisté en la armada, una armada que muchos consideraban invencible por la numerosa flota. Tenía ímpetu, mucho ímpetu, pero me tocó participar de una batalla donde las bajas nuestras fueron muchísimas, mala táctica, mala estrategia, una superioridad que no se plasmó en los mares, el no haber sabido defender nuestro sitio, y el enemigo con una flota menor, pero con una estrategia mayor, fue hundiendo nuestras naves, y desencarné antes de cumplir 20. Mi espíritu se sentía... furioso, angustiado, con un sentimiento de revancha, como que ese 10% que había desencarnado y se había unido al otro 90%, le había contagiado el rol, y el espíritu que en su totalidad se había apegado a ese papel, no se quería desprender, no entendiendo en ese momento como cegado en su concepción mental, de que ese rol, de chaval de 19 años era un rol.

Tenemos libre albedrío, no tenemos que tener un lapso para volver a encarnar, es como aquel luchador que lo sacan del ring e inmediatamente sube a seguir combatiendo, pero la vida no es así, el espíritu indignado intencionó volver a encarnar en el mismo lugar, y encarné en una familia donde el padre también era militar, pero que murió en un combate meses después, me crié con mi madre, que a los 3 años volvió a contraer enlace con un primo segundo que puso un comercio, y todo lo que yo había planificado desde el plano suprafísico, no se cumplió, no teniendo memoria encarnativa desconocía salvo por libros lo que había pasado años atrás con la armada invencible, y entendí que siempre hay un karma en tal determinada fuerza, ya sea que tus padres te obliguen, o que tú tengas un ideal, o que creas que defendiendo una postura, acaso no hay mayor hipocresía que aquellos sacerdotes que bendicen las armas, como pueden bendecir algo que va a matar, por supuesto que no es el mismo karma, un soldado que lo obligan a alistarse como sucede en muchos países y que te obligan a matar si no directamente tus propios superiores, no el enemigo, tus propios superiores te matan, entonces tu tienes que jalar de ese gatillo, no es el mismo karma que un asesino o un violador que secuestra y asesina, obvio que no es el mismo karma pero karma hay, siempre que quitas una vida hay karma, aún obligado, obviamente que va haber una compensación, pero siempre como entidad espiritual me gustó investigar. Conceptúo que dos excelsos maestros como Morganel y Johnakan Ur-El, han dado a revelar el tema de los primordiales y muchas entidades en mi plano se preguntan, cómo antes no se sabía de ellos, más un espíritu, que un espíritu puede recorrer distancias inconmensurables, incomprensibles quizás para el plano físico, pero no todos los seres espirituales llegamos al borde del Universo, salvo que esa curiosidad se sume al afán investigador, por otro lado no es cierto que no se sabía, hay escritos de la antigüedad, donde se hablaba de los primordiales pero con conceptos muy pobres, porque si bien, grandes filósofos de la antigüedad podían captar lo que pensaban sus thetanes (Yo Superior), trasladaban a sus escritos conceptos muy erróneos, pero ¿por qué?, porque el contacto con su thetán (Yo Superior) era tan pobre en fidelidad, o lo que le transmitía su cuerpo de ideas estaba tan mal decodificado, al punto tal de que muchos hasta la época moderna, escritores modernos hablaban de los primordiales como monstruos, monstruos deformes, desconociendo que los primordiales eran realmente habitantes del caos, y que sí, podían entrar a la creación de Eón (Dios) perfectamente porque existía libre albedrío y los primordiales se alimentan del temor, de la inquietud del ser encarnado y no solo del ser encarnado, hasta del propio espíritu que se siente frágil, porque si bien a un espíritu no se lo puede "matar" como vosotros en el plano físico entendéis la muerte, el espíritu por una especie de... para que se entienda, instinto, el espíritu no tiene instinto, el instinto es del plano físico pero, lo digo para que se entienda, también de alguna manera es como que tiene miedos, miedos ocultos causados seguramente por sus propios engramas (implantes hipnóticos a nivel genético, traumas inconscientes), y los primordiales se alimentan de ese temor, de ese terror, así como en el plano físico la mayoría de los seres encarnados le tienen temor a la oscuridad, como si un enemigo invisible los acechara, pero no se alimentan del temor del ser encarnado porque lo necesiten, porque un primordial puede pasar su eternidad sin alimentarse, porque son seres creados o modelados por un Demiurgo que es la antítesis de Eón (Dios), Eón es la bondad, el Demiurgo es la maldad, como vuestro yin y yan y hubo otros médium en distintas épocas y en la actualidad que han hechos canalizaciones con entidades espirituales, con entidades demoníacas, con entidades angélicas, pero con una fidelidad tan baja, tan pero tan baja que han desvirtuado todo.

Se han escrito libros sobre ensayos angélicos, sobre ensayos espirituales con tan mala fortuna que si no los hubieran escrito la humanidad habría ganado, porque a veces las verdades mezcladas con falsedades hacen más daño que la falsedad 100%, porque si se entrega un libro absolutamente falso y evidentemente falso, el lector va a decir no, me doy cuenta en seguida, esto, esto no tiene nada de veracidad, pero cuando hay salpicones de veracidad el lector compra, y digiere falsedades con verdades y eso le hace peor que si no hubiera leído nada. Pero a veces ese escritor que es del plano 3 no se lo puede culpar, porque como dijo más de una vez el excelso maestro Johnakan, culpable es quien hace las cosas a propósito y responsable es quien comete errores, pero seguramente sin quererlo, no a propósito, no deja de ser responsable, pero no es culpable, podrá tener karma menor, pero hay otros espíritus del plano 2 que son tan crueles, tan crueles, hacen tanto daño cuando encarnan, tanto daño, a sabiendas hacen daño, a sabiendas, y no siempre cometen actos de maldad por roles del ego o por engramas, hay espíritus que son crueles y que asesinan o vejan, o secuestran, sin tener ni si quiera el menor ápice de piedad, viendo que hay otros espíritus encarnados que ven una pequeña ave herida y la recogen, la ayudan y estoy hablando de un ave, mientras que otros capaz que abusan y matan a una criatura humana sin tener el mínimo cargo de conciencia y no todo es engrama, no todo es ego ¡no!,¡no!, y no es cierto que el ego sea neutro, el ego tiene personalidad propia como si fuera inteligente, sabemos que no lo es, porque el ego es un papel que protagoniza el ser encarnado, el ego para protagonizar ese papel, si bien es un fruto de la mente reactiva precisa de la mente analítica, porque la mente analítica es la inteligente, y cuando un rol de alguna manera obliga entre comillas, obliga, empuja a ese ser a hacer de rol de víctima, a hacer de manipulador o a sentirse manipulado o de hacer pobre de mí o de inquisidor, claro que precisa de la mente reactiva y de la mente analítica, de la mente reactiva para ejercer ese poder y de la mente analítica para saber ¡cómo e-jer-cer-lo!, como ejercerlo, y ahí viene la mente fluctuante, hay mentes que son fluctuantes, que son analíticas y reactivas al mismo tiempo. Este ejemplo lo ha dado el excelso maestro Johnakan que es un gran investigador de la mente, no solamente de la mente del ser encarnado sino de la mente conceptual del espíritu, y así como yo soy un espíritu investigador, mi parte encarnada también le gusta investigar y saber, y sería bueno que pudiera profundizar en los temas de cómo poder ayudar al otro, en algo social, para poder atender socialmente al prójimo, porque esa es su misión, el poder servir al prójimo, y una tarea social cual fuera sería lo indicado.

Le pido... le pido toda la misericordia a Eón, porque tenemos mucho por hacer, todos aquellos espíritus que estamos en plan evolutivo, unos con más evolución que otro, misericordia porque, a veces cuando estamos encarnados, nos dejamos manejar por impulsos y cometemos errores, misericordia no perdón, porque los maestros nos han enseñado que la mayoría de los perdones son desde el ego, lo que no viene del ego es la misericordia, la piedad, la caridad, y todo eso lo heredamos, lo mamamos porque somos hijos de Eón que es todo amor, todo caridad, todo misericordia, por lo menos su 10% manifestado, que es con quien nos contactamos, de la misma manera que podemos tener un concepto elevado para poder contactarnos con el 10% de Abba, que es quien se manifiesta, es quien está manifestado.

Gracias por escuchar... Gracias Efren por ser.

 

 

 

 

Información complementaria

 

El ego y sus roles

Desencarnación

Primordiales

Mediumnidad

Maldad

 

 


 

Sesión 20/04/10
Médium: Jorge Olguín
Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Relató una vida en otro mundo donde era científico. Descubrieron con un compañero que era un ser de luz muy elevado que se acercaba materia oscura concentrada como para destruir el mundo, y él se suicidó. Explicó sus diversos engramas y roles relacionados con esta y otras vivencias.

 

Sesión en MP3 (2.395 KB)

 

 

Karina: Bienvenido Ardan-el.

 

Ardan-el: Lo que voy a relatar es una vivencia de hace mucho tiempo atrás. No es obviamente mi última vida y no sucedió tampoco aquí en Sol III, sucedió en otro mundo, donde la tecnología estaba, no mucho pero por lo menos un siglo adelantada a lo que es hoy la tecnología de Sol III.

 

Tuve el gusto de trabajar al lado de un hombre, porque éramos Homo Sapiens, que hoy está encarnado, que está en el plano 5.9 y cuyo thetán se hace llamar Tera-el. No voy a revelar cosas de Tera-el sin su anuencia, pero en miles y miles de años de existencia como entidad espiritual, es el único espíritu que percibo, que puede cambiar de vibración, lo explico mejor, así como vosotros en el plano físico tenéis un animal que llamáis camaleón, que a veces puede modificar libremente el color de su piel, esta entidad espiritual maestra a nivel conceptual por una energía que no alcanzo a comprender, cambia su vibración.

 

Karina: ¿Con qué fin?

 

Ardan-el: No, no sabría decirte el fin, pero emana luz, es un ser de máxima luz, o sea que su vibración es siempre beneficiosa, puede emanar con una vibración de rayo violeta de su esencia, puede emanar con otra vibración rayos plateados de su esencia y puede emanar no de su esencia pero incorpora el rayo dorado.

 

Paso al relato.

 

El planeta según vuestras letras españolas es la “H” la “y”, se llamaba Hyperión, Hyperión IV, una estrella amarilla, 1.3 veces más grande que el sol de éste sistema donde mi 10% está encarnado actualmente como Álvaro.

 

Era un mundo tranquilo, no había paz mundial, había países que al igual sucede aquí en Sol III; tenía un poder nuclear, pero como era un poder nuclear, no disuasivo porque era débil, lo utilizaban más como terrorismo que como ataque frontal. Teníamos cientos de satélites de investigaciones, de comunicaciones orbitando nuestro planeta, que al igual que en Sol III tenía un sólo satélite, un poco más pequeño que vuestra luna. Teníamos telescopios ópticos, telescopios infrarrojos que captaba otro tipo de energía que es muy difícil de explicarlo a través del decodificador de éste receptáculo.

 

Nuestro sistema solar constaba de 13 planetas, de los cuales en su centro había gigantes gaseosos igual que en este sistema solar, había un planeta que era 1.3 veces más grande que Júpiter, era el sexto y había una anomalía que se iba acercando a ese mundo.

 

Yo tenía conocimientos espirituales, no se denominaba de la misma manera que aquí, pero bueno lo explico para que entendáis. Sabía que existía el espíritu, que uno podía morir en el plano físico pero que perduraba como esencia en otro plano, no de la misma manera y con un concepto tan exacto como lo tenéis vosotros pero teníamos ese conocimiento, si bien nuestro mundo era quizás más científico y más escéptico que en Sol III, a parte no existían tantas religiones fundamentalistas y no había tanto atraso por el tema de las religiones.

 

Paradójicamente, en esa encarnación me llamaba Efren y mi compañero de trabajo se llamaba Jordi. Jordi había estado casado, quien era el 10% de Tera-el, y en un accidente de helio-coche su esposa había fallecido, en la época que yo lo conocí hacía 5 años que estaba viudo, el tenía 45 y yo apenas 28.

 

Karina: Disculpa, quisiera consultarte si hay algún simbolismo en cuanto a tu nombre, me llama la atención que te llamaras de la misma manera que en tu vida actual.

 

Ardan-el: No, no, entiendo que son causalidades, creo que son causalidades; el nombre Efrén, tal como lo pronunciáis vosotros en el idioma castellano es un nombre que me atrae mucho y bueno por eso mi parte encarnada como Álvaro lo usa.

 

En esa encarnación tenía muchísimo conocimiento, me gustaba mucho la física, la física cuántica, estudiaba astronomía, astrofísica, tenía un conocimiento tremendo de lo que llamáis ordenadores o computadores y no tengo como traducir la capacidad de los discos rígidos de esos ordenadores a través de este receptáculo pero eran de muchísima capacidad respecto a vuestros ordenadores actuales, al punto tal de que un pequeño transporte del tamaño de dos de vuestras pulgadas, de apenas más de cinco centímetros, tenía tanta capacidad como uno de vuestros ordenadores actuales, así que fijaos la capacidad que tendrían, a parte estábamos en un instituto astrofísico donde había ordenadores mucho más grande que los personales que usaban los usuarios cotidianamente.

 

Yo a diferencia de Jordi que había quedado viudo y nunca rehízo su vida afectiva, simplemente se volcó al trabajo pero era una persona feliz y Jordi me explicaba que su felicidad no venía desde el afuera sino que venía de su interior. Muchas veces le preguntaba en horas de esparcimiento cuando hacíamos un break, o almorzábamos o a la tarde merendábamos, porque prácticamente vivíamos en el instituto, explícame qué significa la felicidad desde adentro y Jordi me decía, mira Efrén, si tú basas la felicidad en un éxito sería una felicidad ficticia porque ese éxito luego puede ser un fracaso o no puede perdurar o ese éxito ya te ha saciado y luego buscas otro y entonces siempre vas a tener una insatisfacción, y luego vas a ir en busca de más y más y más y nunca vas a tener la felicidad utópica según tú la entiendes. Yo la entiendo de otra manera, entiendo que yo soy independiente de lo que doy y no es que no necesite, y no es que sea conformista, pero aprendí a ser feliz con lo que tengo y no reprocho a la vida por las pérdidas que he tenido, no reprocho.

 

A pesar de yo conocer el mundo espiritual, es verdad que estaba poseído por el ego y tenía un tremendo apego por la vida y de esa vida me quedó un engrama muy muy grande.

 

Karina: ¿Cuál ha sido?

 

Ardan-el: El engrama fue porque descubrimos, porque verdaderamente y esto no es vanidad, estoy describiendo un hecho que pasó en otro mundo, lo que se acercaba al planeta. Esa anomalía que se acercaba a Hyperión no era un cometa, no era un asteroide, algunos astrónomos pensaban que era un micro agujero negro y no era.

 

Karina: ¿Sabes qué era?

 

Ardan-el: Si, era materia oscura condensada, porque vosotros en Sol III sabéis y aparte lo han revelado los maestros que existe la materia oscura y la energía oscura, vosotros mismos habéis revelado que la energía oscura es la que causa en este momento la expansión acelerada del Universo y la materia oscura va a ser aquella que cuando llegue un momento ese Universo volverá a contraerse debido a la fuerza de esa materia oscura que no tiene nada que ver con la gravedad, porque ya se ha dicho a través de estos maestros que la gravedad no es una fuerza sino una curvatura. Bien, era materia oscura condensada; hicimos cálculos y es imposible describir en este decodificador cómo se condensó, pero verdaderamente cuando lo descubrimos quedaban apenas seis días, seis de nuestro días que eran apenas un par de horas vuestras más largo que los de Sol III, digamos que duraría 26 horas y fracción vuestras. A diferencia de lo que se pensada, faltando 3 días se dio a conocer a través de distintas cadenas de holo-visión lo que sucedía, no hubo pánico, hubo bastante, bastante control, no hubo desbandes por las calles o saqueos como se pensaba, al contrario, las familias se unieron, pero yo que siempre fui una persona que no se dejaba atrapar por un amor, no tenía un hogar, no tenia padres en ese momento, habían fallecido con un año de diferencia cuando yo tenía 21 a 22 años.

 

Karina: Estabas solo en este momento.

 

Ardan-el: Estaba con Jordi, pero él no me contenía y no por culpa de él, porque él en realidad me contenía más que nadie, me explicaba que esta no es la verdadera vida pero para mí sí, yo comía, disfrutaba, gozaba; los fines de semana cuando salía a la ciudad iba con alguna joven por alguna necesidad de compañía sin ningún compromiso, o bebía alguna bebida refrescante, euforizante, había algo químico que se le ponía a la bebida que te euforizaba mucho más que el alcohol pero que no te dejaba secuelas al día siguiente, lo que llamáis resaca.

Le tenía, le tenía mucho apego por la vida y me había agarrado, me había cogido una especie de cobardía tan grande, tan grande, que ¿sabes lo que hice?

 

Karina: ¿Qué hiciste?

 

Ardan-el: Yo tenía conocimientos de química y preparé una poción con productos muy nocivos pero que no producían ningún dolor o sufrimiento a nivel físico y me bebí un vaso entero con mucho energizante para que en ese momento mi mente se bloqueara de toda la realidad y en una hora desencarné, desencarné porque no quería...

 

Karina: Ver el fin del mundo.

 

Ardan-el: Ver el fin del mundo. Me conmovió desde los planos espirituales ver como Jordi tomaba mi cuerpo, le caían lágrimas y él decía, yo tengo como salvar al mundo, yo tengo que salvar al mundo, yo puedo salvar al mundo.

 

Karina: ¿Pudo salvarlo?

 

Ardan-el: Eso que lo relate él, eso que lo relate él. Yo… yo puedo decir de que me quedé con karmas porque aún faltando una hora para que haya un final, tú no tienes derecho a disponer de tu vida porque el suicidio es como un asesinato a nivel kármico; Me quedaron muchos engramas de soledad de esa vida, porque yo me aferraba a todos pero en realidad no me aferraba a nadie, le huía al compromiso, le huía al compromiso. Te pido por hoy me dejes estar a solas con mi propio concepto, gracias.

 

Karina: Gracias por estar con nosotros.

 

 


 

Sesión 12/7/10
Médium: Jorge Olguín
Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Relató una vida como miembro del ejército de Sargón donde era un soldado apasionado por la guerra. Al ir viendo las desgracias causadas por esta fue cambiando.

 

Sesión en MP3 (2.549 KB)



Karina: Bienvenido.

Ardan-el: Bueno, estoy contento de estar aquí. Tengo muchas cosas para relatar.

Karina: ¿Cuál es tu nombre como thetán?

Ardan-el: El nombre es lo que en el plano físico hace a la persona. Mi parte encarnada dice llamarse Efrén y verdaderamente a veces el ponernos nombre puede ser pequeños coletazos de ego o de insatisfacción por nuestro nombre o para representar un rol sobre otro rol, pero son cosas sin importancia. Lo que quiero destacar, es que en este momento estoy en un plano maestro, estoy en el plano 4 subnivel 6 y mi tarea es orientar a thetanes del plano 3, no tanto del plano 2 porque hacen oídos sordos figurativamente hablando puesto que no tienen oídos, simplemente que escuchan conceptualmente pero se entiende la idea.

Karina: ¿Cómo te encuentras?

Ardan-el: Me encuentro bien, no tengo roles de ego pero si engramas.

Karina: Quisieras contarnos al respecto, algo de una vida pasada quizás.

Ardan-el: Sí, hace milenios encarné en Sargón. Sé que otros thetanes han relatado distintas vivencias allí, pero no me interesa relatar una vivencia desde el punto de vista épico, sino desde la cruda realidad. Yo tenía veinte de vuestros años, mi nombre era Karim, con K y M al final, Karim, y era un joven que había estudiado la carrera militar y me sentía orgulloso, absolutamente orgulloso de lo que hacía.

Karina: ¿Qué hacías?

Ardan-el: Estaba en la academia y al poco tiempo hablando en lenguaje coloquial para que se entienda, al año ya tenía un galón, ya tenía una categoría. Lo que equivale a un sargento de vuestras fuerzas y con 21 años, siempre hablando en años terrestres. Me hice muy amigo de mi jefe que era lo que en vuestra jerga sería el Sargento Mayor y él instruía soldados y yo a veces me sentía como muy amargado.
-Karim, ¿qué te sucede?
-Señor, comprendo y respeto lo que estamos haciendo aquí, instruyendo a los jóvenes, pero esto no es la guerra, a mi me gustaría estar en el frente de guerra.
-Mira Karim, aprecio lo que me dices pero esta guerra dura un tiempo. Antes de que tú te anotaras en la academia yo tuve el honor de estar en la nave principal con el propio Ascardin combatiendo contra los rebeldes de Ferro, y no es cierto lo que cuentan de que se combate nave con nave y se lanzan rayos neutrónicos pulverizando a la otra nave.
-¿Cómo no es cierto?
-Te cuentan lo épico, te cuentan lo majestuoso, ¡oh! Hemos pulverizado una nave, entonces las vidas que se pierden dentro de esa nave es como que todo fuera ficticio.
-No entiendo.
-Karim, cuántas naves nuestras y cuántas naves de los rebeldes de Ferro se han perdido, quién conoce a las víctimas, quién conoce a los soldados a parte de sus familias… Yo sí.

Hay un planeta en el límite, un planeta grande, es el quinto de su estrella, pero con la atmósfera respirable y descendimos 10 mil efectivos en pequeñas naves a explorar el terreno pero ignorábamos que habían tanta cantidad de efectivos rebeldes de Ferro cerca nuestro y había un joven que yo apreciaba como si fuera un hijo, que también tenía un galón como el tuyo, también tenía un grado y amaba la guerra !amaba la guerra! ¿Cómo puedes amar el ver muertos a los tuyos o de los otros?
-Pero señor, le dije yo, fueron ellos los que provocaron esta guerra revelándose contra el imperio Sargón, que le ha dado todo.
-No hablemos de lo épico, hablemos de las vidas que se pierden; nos enfrentamos a ellos con pequeños fusiles, cuerpo a cuerpo, no en naves en el espacio, cuerpo a cuerpo como en la pantalla de la antigüedad de Sargón y de tantos otros mundos.
-Pero señor, entiendo que en el pasado se venció a los reptilianos y Sargón está orgulloso.
-¿Qué es Sargón?, un mundo.
-No, no es un mundo, son varios mundos en varios sistemas.
-Está bien Karim y ¿qué conforman esos sistemas? Seres que sufren, que pierden a sus hijos, a sus hermanos. ¿Para qué?, esta generación se termina, sé que hay otras que duran más de una generación, pero ¿para qué?
-¿Y qué pasó señor?
-Ganamos esa escaramuza, quedaron 3mil de los 10mil que éramos nosotros. Tienes idea de lo que hablo, 7mil seres de los nuestros y casi 10mil de los de ellos en el campo de batalla... Agonizó en mis brazos ese casi hijo que quería tanto. Como ahora te aprecio ti Karim y tú quieres ir a la guerra, eso no lo cuentan Ascardin, como tampoco se lo cuentan los suyos Airan, el jefe de los rebeldes. ¡Eso no lo cuentan! No cuentan los mutilados en el piso que todavía viven y se aferran a tu mano y te dicen, -quiero un calmante-, y tú lo ves y sabes que tiene minutos de vida, y trata de que no se te caigan las lágrimas, para que él no se dé cuenta de que ya no tiene esperanza, y porque no lloras, capaz que tenía esposa, hijo, era granjero, pero no.
-Señor, yo tengo novia, me voy a casar, pero no pienso hacerlo hasta que esta guerra no se termine, por eso quiero ir al frente.
-¿Has conocido a Ascardin?
-Señor, sí señor. Lo he visto una vez, incluso me ha saludado y me ha dado la mano, es un gran guerrero.
-Es un ser humano, yo lo conozco mejor que tú, conozco sus historias. Tiene debilidades, tiene problemas afectivos como cualquiera. He tenido el gusto de conocer al Ministro Obradín, a su padre. He dialogado con Obradín.
-Señor, ¿con Obradín?
-Si, con el Primer Ministro de Sargón, y sabes qué me ha dicho, tiene tal tristeza que lo embarga, tal tristeza que si pudiera apretar un botón y terminar la guerra hoy mismo la terminaría.
-Pero tiene la conciencia tranquila señor, de que él no la empezó.
-Nadie tiene la conciencia tranquila, nadie.
-Pero señor, los de Ferro son menores en números y en armas, sabotean, yo sé que en un enorme edificio de la gran ciudad una terrorista se ha explotado y ha matado a cientos, y dejan bombas. Hay que exterminarlos a todos.
-Karim, ¿qué dices? Ferro tiene varios mundos rebeldes unidos vaya a saber por qué, donde hay granjeros, médicos, seres que aman y que también se preguntan, ¿para qué esta guerra?
-Señor, pido permiso para ir a la nave Excelsa y acompañar a Carter.
-Bueno, Carter ya sabe de ti, puedes ir y espero en pocos meses verte vivo, así te puedes casar con tu novia.

Y me embarqué en la nave Exelsa y combatimos contra una, dos, tres, cuatro, diez naves de Ferro. En la última batalla nos averiaron porque el campo energético estaba muy debilitado. Aterrizamos de emergencia en un mundo, estuvimos semanas escondidos y los rebeldes de Ferro nos cazaban de uno a uno. Tuve la suerte de esconderme con tres compañeros y en otra nave que nos recogió volvimos a Sargón. Pero la historia está al revés; este jefe que yo apreciaba tanto y me daba consejos había ido a una conferencia de paz y él, no yo, murió en un atentado. Fue enterrado con todos los honores, querido por cientos de jóvenes que había instruido. Me casé, pero yo también vi cuerpos destruidos por las bombas, miradas vidriosas en cuerpos sin vidas y eso no lo contó nadie.
Cuando Obradín deja su puesto, un nuevo primer ministro cruel no solamente combate contra Ferro sino que también trata de dominar con antenas a su propia gente. Finalmente Obradín, como decís vosotros actualmente, toma cartas en el asunto y toma de nuevo el timón y gana, gana la guerra. Obradín, un espíritu superior, logra llegar a un mundo donde Airan, el jefe rebelde estaba escondido y había tomado algo para suicidarse y le salva la vida. Su hijo Ascardín fue nombrado héroe de la Federación Sargón a lo que los rebeldes llamaban el Imperio Sargón, siendo que nunca fue tal.

Nadie gana las guerras. Seguí siendo militar pero me especialicé en medicina y a lo largo de mi vida, en un sistema estelar a 14 años de luz de Sargón he salvado a miles de vidas como médico. A partir de ese momento no odié las guerras, las desprecié, porque las guerras es eso lo que se merece, desprecio no odio.

Mi 10% Álvaro está en el camino y busca y recorre el camino de la luz y el hecho de transmitir mensajes de luz ya es parte del servicio, gracias por escucharme.

Karina: Hasta todo momento.

 

Otras sesiones sobre las Crónicas de Sargón

 


 

Sesión 18/7/10
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Expuso sus cuestionamientos sobre las razones del sufrimiento, de la mente reactiva, el ego, de la aparente necesidad que tiene Eón de nosotros para su evolución.

 

Sesión en MP3 (1.912 KB)

En esta sesión con Eón del 11/8/10 se habló del tema.

 

Ardan-el: Muchas veces creemos que el ser humano es inherentemente bueno. Sin ánimo de iniciar una discusión a nivel conceptual, sí un debate, me atrevo a pensar distinto, y es fácil de entender. Cuando nosotros fuimos creados por los Elohim, orientados por EÓN, el Creador, todos entre comillas nacimos en el plano cinco.

Si es cierto que el espíritu es inherentemente bueno, no tiene por qué dar cabida al ego, a la competencia, a los celos y a nada de ello. Nunca el espíritu tendría que bajar de nivel, y hemos bajado infinidad de veces de nivel y muchos nunca han recuperado su puesto en el nivel cinco. Me diréis, pero EÓN para probar nuestra entereza, para probar nuestra fuerza, nos creó con mente reactiva que es la raíz de los engramas y la raíz de los roles de ego, para que al vencerlo evolucionemos.

¿Por qué teníamos que evolucionar?, por qué no directamente crearnos sin mente reactiva y que estemos directamente todos en el plano cinco felices y contentos, vibrando en luz. Me diréis, entonces a quién ayudaríais de esa manera si justamente el Amor es servicio hecho obra como dice el excelso Johnakan. De qué sirve estar en un plano de luz sin tender una mano como decís vosotros, y esto lo digo con todo cariño y el Creador puede conceptuar mi mente y sabe que no hay manera de engañarle a diferencia de los seres encarnados que pueden mentirse, en el plano conceptual no porque directamente tu abres la cortina conceptual y cualquier otro espíritu o thetán puede leerte, EÓN directamente puede leerte aún teniendo la cortina conceptual cerrada porque formamos parte de Él.

No es una especie de trampa de EÓN con nosotros y no me estoy justificando, porque si dicen que cuando venga el Big Crunch todos estaremos unidos a Él, y nuestra misma energía evolutiva va hacer que el próximo Universo esté una octava más alta, como cuando tu tocas un instrumento y de un Do saltes a otro Do, una octava más alta, entonces significa que EÓN no es todo poderoso, porque precisa manifestarse en una Creación, necesita crear los Elohim para que a su vez nos cree a nosotros, para que al evolucionar, el Universo vaya escalando una octava y EÓN entonces va evolucionando con nosotros, porque si no fuera así, ¿por qué directamente no se manifiesta de una en la escala más alta? Y a propósito, ¿cuál es la escala más alta?, ¿hay un tope o es infinita?, entonces los Big Bang y los Big Crunch van a ser infinitos, lo que pasa es que una sola Creación para nosotros es infinita y más para vosotros desde el punto de vista físico con vuestro promedio de vida comparado con lo que es el Universo, que puede vivir entre comillas, 40 mil millones de años.

Y tengo tantas preguntas, ¿todos los EONES evolucionan al mismo tiempo? Porque en otro Universo quizás la evolución vaya más lenta, vaya a saber cómo serán los seres que componen al otro EÓN, pero vuelvo a mi tema, que es lo que a mí me compete, lo que a mí me interesa. Si EÓN se sirve de mí, para que yo a través de mi evolución le soy útil desprendiendo una energía positiva y ayudando entre los millones y millones y millones de seres a elevar una octava el Universo, ¿por qué yo tengo que pasar por todo lo que paso? Porque mi mente reactiva en las distintas encarnaciones me producen zozobras, sufrimientos, existen las enfermedades, los abandonos, entonces, se dice que ABBA es neutro, se dice que el Demiurgo que reina en el Caos es maldad pura y se dice que EÓN es bondad pura, es Amor, es una energía de Amor, a diferencia del Dios de los antiguos que en realidad no era un Dios sino un Dios Menor, un Eloah que aquí se conoció como Jehová o Iahvé, que era cruel y egoico y murió miles de seres a manos indirectamente de ese Eloah. Pero el Padre que nos pinta el Hermano Jesús es un Padre de Amor. Ahora, ese Padre de Amor, nos creó a nosotros, somos parte de Él, pero nosotros al ir evolucionando lo estamos ayudando a ÉL, eso no está mal, porque si nosotros nos da goce el servicio, que mayor servicio que servir al Padre, a quien nos ha creado, pero, ¿a costa de qué?, a costa de que en el plano físico tengamos engramas, roles de ego, en el plano físico hayan luchas, batallas, separaciones, abandonos, ¿a costa de eso?, ¿Eso forma parte del Amor? Yo no me lo puedo contestar, y hay muchos maestros avanzadísimos, maestros de luz que dicen que mientras más conocimientos incorporan, menos entienden el conocimientos total, en realidad es una paradoja, no es que menos entiendan, lo que ellos quieren decir es que, al saber más, entienden todo lo que todavía les falta saber, todo lo que le falta incorporar, pero vuelvo a los mismo, como esa astilla clavada en el pie que no te deja caminar, vuelo a lo mismo, ¿por qué yo tengo que sufrir por un servicio a mí Padre?, Él es magnánimo, nos creó con engramas para que nosotros venciendo esos engramas y esos roles del ego evolucionemos. ¿Lo hizo por nosotros o porque a través de nosotros el Universo crece una octava más en cada nuevo Big Bang?, porque si los maestro de luz enseñan que el servicio debe ser con gozo, pero el máximo servicio es a Dios, al verdadero, a EÓN, nos trae a nosotros sufrimiento, ¿dónde está expresado el Amor en eso? ¿Dónde está expresado el Amor?, porque en cada vida que he encarnado siempre alguien, ¡alguien!, se encargó, y aquí me copio de una palabra vuestra, de poner un palo en la rueda para que te desbarranques y caigas al vacío.

Me era mucho más importante plantear esto en mi humilde concepto, en mi humilde concepto, porque lo digo de una manera muy humilde, estoy no cuestionando, preguntando, que un maestro de luz me dé la respuesta, o que este receptáculo canalice a EÓN y EÓN le dé la respuesta del por qué, porque creo que he sido claro, porque yo anhelo, mi 10% anhela cosas, anhela crecer, anhela evolucionar, anhela servir, porque a mi 10% le han enseñado que el servicio es goce, ¿pero el servicio es goce?, porque si el mayor servicio que es el Padre, nos trae ese sufrimiento, entonces es como que toda mi teoría cae hecha añicos, y descorazona y a veces es como que, es como si estuvieras en un círculo cerrado y tú dices ¿y para qué todo esto? Y te desanimas, pero obviamente mi esencia como ser, mi esencia como thetán, me impulsa a seguir adelante, porque ya tengo esa esencia, de la misma manera que tengo la mente reactiva, de la misma manera que tengo los roles del ego en el plano físico, en el plano físico, no como thetán, en el plano físico. De la misma manera también tengo una esencia de seguir adelante, tengo la esencia de seguir adelante, pero eso no impide que conceptúe, eso no impide que a mi 10% hayan personas que les sean lastres, obstáculos, donde haya gente que le rodea que tienen roles de control, donde le pueden chupar energía, no impide. Entonces lo que me queda es seguir aprendiendo, tener respuesta a los por qué, porque una de las cosas más satisfactorias es tener respuestas a los por qué, y no me vengan con la respuesta trillada de, cuanto más sufrimos mas aprendemos, porque se aprende con el dolor, si, se aprende con el dolor, ¿por qué?, no todos aprenden con el dolor, no todos los espíritus somos mezquinos, pensar así es un pensamiento básico, muy básico, y si en otro momento relaté otra vida, en este momento quería poner sobre el tapete, utilizando una palabra vuestra, esto que estoy, no cuestionando sino preguntando, porque verdaderamente la intriga, la expectativa ¡duele! Vaya si duele.

Gracias por escucharme, hasta todo momento.

 

 

 

En esta sesión con Eón del 11/8/10 se habló del tema.

 

 


 

Sesión 30/8/10
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Explicó que en una vida anterior difundió el amor, la misericordia, el servicio. Tuvo seguidores aunque en el planeta había una religión fundamentalista. Tuvo diversos apegos que le impedían realizar su misión a pleno.

 

Sesión en MP3 (1.397 KB)

 

A veces en una creación… no importa tanto cuándo o dónde, si fue hace miles de años, si ocurrió a cientos de años luz de distancia, pero, imaginaos un mundo similar a Sol III. En una época antigua, me llamaba Zoltan y predicaba la paz, el amor, el servicio, pero había encarnado en una región de un fuerte fundamentalismo religioso, donde se adoraba a un supuesto Dios vengativo, al igual que en vuestro mundo Sol III.

Este querido maestro que encarnó como Jesús o Jeshua, presentó la visión de un Padre distinto, de amor, de caridad, de misericordia. Presenté esa misma visión en ese mundo. Tuve muchos seguidores, y así como vuestro querido maestro tuvo un encuentro de persona a persona y de espíritu a espíritu con Miriam, la samaritana del pozo de Jacob, yo me encontré Irinea. Irinea era una joven muy agradable, criada en una familia tolerante en algunas cosas pero intolerante en todo aquel o aquella que trajera costumbres distintas a la de su ley religiosa. Irinea era una de las pocas mujeres que me seguía, porque quedaba anonadada con mis charlas, sobre el servicio, la humildad y como visualizar la verdadera luz, pero ella tenía una lucha interna, pues amaba a sus padres y su idea era respetar su tradición, pero era frontal, me lo decía, me lo hacía saber, -Maestro, tu enseñas algo que es hermoso, hablas de un Creador que es un Padre de luz, de bondad, pero nuestra ley nos cuenta otra cosa, y debo apartarme por respeto a mi familia.

Es muy difícil en el plano físico tener un desapego total y un amor impersonal total; verdaderamente me había deslumbrado con esa criatura que para mí era casi angelical, Irinea. Dejé de verla y por un tiempo corté mis enseñanzas, me refugié en la montaña a reflexionar y entendía que mi misión estaba por encima de mi persona.

Al poco tiempo retomé los sermones, ganándome más enemigos que adeptos. Mi historia terminó distinta a la del querido maestro Jeshua en Sol III. Nadie me crucificó, pero veía que lo poco que había sembrado había prendido en algunos, en la gran mayoría no, así que marché dando sermones en distintos poblados, sólo un joven me seguía, Enuel. Enuel que hacía poco había quedado huérfano, su padre había perecido ahogado, su madre había muerto al tenerlo.

Es muy difícil enseñar la luz en el plano físico cuando uno mismo tiene sombras internas y que lucha por sacarlas y a veces esas sombras se fortalecen dentro de uno, carcomiendo nuestro interior. Sombras de incomprensión, de abandono, de no encontrar un lugar de pertenencia físico, afectivo, donde tienes muchos compañeros, pero no tienes amigos, donde muchos te sonríen, pero nadie se juega por ti.

Es muy difícil en el plano físico lograr un desprendimiento total, es cierto que el amor impersonal no necesita, pero no seamos hipócritas. Estando encarnados, el amor personal inclina la balanza a su favor y el amor personal ¡sí! necesita, y los distintos sentidos luchan entre sí y hace que a veces te olvides de tu misión y te recluyas dentro de ti mismo, quizás egoístamente, porque dejas de brindarte; no haces rol de víctima, no te quejas, por lo menos no con nadie, contigo mismo, y quizás es la queja más doliente. No importa el cuándo, no importa el dónde, importa el hecho, y el hecho existió hace mucho tiempo en un mundo muy lejano.

Gracias por escucharme.

 

 

Aclaratoria: Zoltan es un rol de muchas vidas atrás de Ardan-El... pero fíjate que su anhelo de vivir un amor personal o tener el reconocimiento de amigos, le perturbaba (de alguna manera) el realizar su Misión... No es fácil el plano físico!!!! Y me dio la impresión que el rol de Zoltan no gozaba de su vida ni con su Misión. Y como dice Johnakan: -El Servicio es goce...


 

Sesión 11/9/10
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Tuvo una vida en Gaela. Dio detalles del mundo comparándolos con la Tierra, destacando los parecidos causales. En esa vida fue gimnasta pero por ser superado se generó algunos engramas.

 

Sesión en MP3 (2.136 KB)

 

Estoy aquí comunicado y voy a conceptuar de una manera distinta a como conceptúan otros thetanes.

Muchos espíritus han intencionado lejos en el tiempo y lejos en el espacio, encarnar. Aquellos que no creen en que existe un Absoluto, sin embargo creen en las causalidades. No puede haber causalidad si no hay un ente superior que brinde los momentos exactos para que esa causalidad exista. Al igual que muchísimos otros espíritus que hoy encarnan en Sol 3, al igual que ellos, yo encarné en Gaela.

Gaela del otro lado de la galaxia, en el brazo opuesto a donde está el Sol y esto ocurrió hace 100 mil años atrás. No voy a ser facilista y decir que Gaela era un calco de Sol 3, pero ¡oh! que causalidad, que los continentes eran muy similares, al punto tal que si un astronauta estuviera distraído y mirara desde el espacio a Gaela, pensaría que está mirando a la tierra.

Yo encarné en Beta. Beta, un país del norte, sería lo que en la tierra es Estados Unidos. Saeta, en lo que sería el viejo continente es el equivalente de España. Amarís, el equivalente de Francia. Amber, que está en una isla, al lado del continente, es el equivalente de Inglaterra. Magar, el equivalente de Hungría. Papina, el equivalente de Rumanía. Porísido, el equivalente de Grecia. Grafent, el equivalente de Alemania. Dosvi, el equivalente de Rusia. Carfál, el equivalente de Suecia. Liziana, el equivalente de Italia. Lizia, su capital, el equivalente de Roma. Nebrón, el equivalente de la vieja Judea. Zavala, el equivalente de México. Plena, el equivalente de Argentina. Larrebedo, el equivalente de Chile. En Lizia, en la antigua Lizia que sería la antigua Roma, lo que aquí se llamaba el Cesar, allí se llamaba el Patriarca. El continente Argus, debajo del viejo continente, es lo que en Sol 3 es África. Veservex, es lo que es Australia, en el continente Oceanía, y hay infinidad, hay infinidad de costumbres similares.

En la época que yo encarné 2 mil años atrás, hubo un ser que con sus mensajes cambió la historia de la humanidad, se llamaba Axxón, con doble x, (A-x-x-o-n) y era el equivalente a lo que fue en vida el maestro Jesús en Sol 3. Pero a partir de la muerte de Axxón, la historia de Gaela cambió, porque si bien en Sol 3 el cristianismo que al comienzo fue tan perseguido por los romanos, ¡oh! qué paradoja, luego Roma fue el centro del cristianismo, aquí no pasó lo mismo con Lizia, el equivalente a Roma, sino que todos los seguidores de Axxón en siglos posteriores, en Amarís, el equivalente a Francia, inauguraron una orden, la Orden De Amarís, representado por un “rombo”, que era el equivalente a la “cruz” católica. Pero había bastantes diferencias con Sol 3 en cuanto a la religión. Digamos que en Sol 3 hay diversas religiones y algunas muy fundamentalistas, al punto tal que en el nombre de su Dios, matan. En Gaela, la Orden De Amarís, se volvió totalitaria, al igual que en la Francia y en la Italia de siglos anteriores, donde directamente hacían desaparecer a cientos de familias judías y nadie luego nunca sabía de su rastro; allí a los que estaban en contra de la Orden De Amarís los ejecutaban.

Gaela en muchos aspectos era mejor a lo que es hoy Sol 3. El orden traía menos guerras, menos violencias, menos delincuencia, pero el régimen, por así llamarlo, en todo el planeta era totalitario. Los países mas representantes de la orden de Amarís eran Saeta, el equivalente de España, obviamente Amarís, Plena, el equivalente de Argentina. Zavala, el equivalente de México y obviamente Larrebedo, el equivalente de Chile. Grandes potencias de siglos anteriores como Porísido, el equivalente de Grecia, quedaron en países pequeños. El que asomaba como un país potencia era Beta, donde yo vivía, que es el equivalente de lo que aquí es en Sol 3, Estados Unidos de América.
Mi nombre era Jon y me gustaba mucho la gimnasia; desde pequeño, desde que tenía 5 años, siempre me gustó la gimnasia. La Época en la que yo vivía era el equivalente a fines del siglo XX, comienzos del siglo XXI. La tecnología era similar, teníamos pequeñas naves espaciales que habían conquistado su único satélite en Gaela y habían llegado al cuarto planeta, aquí en Sol 3 hoy solamente se llegó a Marte con sondas, allí no, allí ya habían llegado. Obviamente está de más decirlo éramos de la raza homo sapiens.

Me gusta mucho la historia, me gusta mucho la investigación. Mi 10% Álvaro en muchas cosas tiene mi manera de pensar, sin bien yo abarco con mayor plenitud el concepto, pero sé que positivamente que, si bien la historia es pasado y todos los maestros de luz aconsejan no apegarnos al pasado, el entender la historia de un planeta como Gaela hace 100 mil años quizás dé un panorama de lo que ocurre y ocurrirá en Sol 3, aunque debido al libre albedrío divino, cada raza, cada civilización puede desarrollar un futuro distinto. Esto no significa que si en Gaela hipotéticamente hubiera habido una catástrofe planetaria, en Sol 3 deba haberla, no, existe el libre albedrío. Lo extraño entre comillas es entender la civilización de Gaela y su estricta Orden de Amarís, porque sé que muchos de los que hoy son amigos virtuales a través de la red, también encarnaron en Gaela y también han tenido sus historias de sufrimiento, de persecuciones, de desengaños en Gaela, como la he tenido yo cuando fui profesor de gimnasia.

Como será que existen las causalidades que en vuestro país llamado Grecia, se desarrolló una gesta que desembocó, en que más de dos milenios después hubiese a ámbito mundial, cuando digo mundial me refiero a planetario, lo que vosotros llamáis juegos olímpicos. La gente a veces se confunde olimpíadas con juegos olímpicos. La olimpíada es el lapso entre juego olímpico y juego olímpico, que en Sol 3 se hace cada 4 años, en Gaela se hacía cada 5 rotaciones, cada 5 años, y también la idea había nacido en Porísido (risa irónica) el equivalente a Grecia, y mi meta como gimnasta era ganar una medalla de oro. Teníamos equipo, teníamos con que, pero teníamos un gran rival, Kwam con (k-w-a-m); Kwam es el equivalente a China en Sol 3, donde gimnastas jóvenes tenían una puntuación casi perfecta y era casi imposible vencerles, pero mi ambición, sana ambición… podréis pensar que el querer estar primero en los juegos olímpicos es ego, pero no todo ego es destructivo, porque el deporte es salud, aunque sé de jóvenes de Beta que llegaron a estar anoréxicas como diríais vosotros en Sol 3 por perder peso y querer competir con las jóvenes de Kwam, que a sus trece, catorce años ganaban más medallas que las que tenía dieciséis o diecisiete años en Beta. Ni hablar de los jóvenes, no tenían la fortaleza que teníamos nosotros en las barras, en las anillas, pero su habilidad, sus volteretas en el aire, no voy a dar los nombres técnicos porque no tiene sentido y a parte no viene a la historia, pero tenían una puntuación perfecta; la manera de caer, la manera de presentarse y quizás si tenía un engrama en esa vida, el engrama de sentirme inferior en gimnasia a los varones de Kwam, una asignatura pendiente a vencer. Mi nombre en esa encarnación era Jon, en Gaela, del otro brazo de la Galaxia hace 100 mil años.
Gracias por escucharme.

 


 

Sesión 29/10/10
Médium: Jorge Olguín
Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Relató una vida en Aldebarán IV donde pasó por varios episodios dolorosos. Explicó que conoció a una guerrera y que en un poblado hubo varias muertes sin esclarecer.

 

Sesión en MP3 (3.739 KB)

 

Interlocutora: Bienvenido.

Ardan-El: Aprovecho para enviar toda mi luz al receptáculo que me alberga y a la interlocutora.

Interlocutora: Muchas gracias.

Ardan-El: Hace muchísimos de vuestros siglos, encarné en el cuarto planeta de Aldebarán, al que los nativos llaman Umbro. El continente Este tiene una geografía extraña, con un clima diverso; se va angostando hacia la parte Sur y ensanchando hacia la parte Norte, al punto tal que la parte Norte se extiende muchísimo hacia el Este, como en vuestra Asia de Sol 3. La zona central, que sería el equivalente a vuestro Ecuador, tiene en su parte cercana al océano, que divide al continente Este del Oeste, un vergel. Hay bosques, hay poblados, hay sembradíos, pero más al Este, hay un desierto.

Interlocutora: ¿Qué aspecto tiene la gente allí?

Ardan-El: Hay distintas razas, predomina el nativo similar a vuestro Homo Sapiens, así era yo, como un ser humano de Sol 3, pero hay seres alados y hay animales similares a vuestros míticos dragones, que en realidad no echan fuego como cuenta vuestra mitología, sino que tienen un organismo capaz de echar un vapor muy caliente que puede llegar hasta quemar y a desfigurar los rostros de aquellos seres a los que ataca.

Mi nombre era Arndix y obviamente me defendía muy bien con la espada curva, muy similar a vuestras Cimitarras, y montaba a un ser lanudo llamado Gromodans, similares a vuestros camélidos. Vivía de aventura en aventura, y... bueno, voy a relatar una historia que me resulta muy incómoda.

Interlocutora: ¿Te han quedado engramas, digamos de esta vida que nos estás relatando?

Ardan-El: Me ha quedado un sabor amargo en mi boca conceptual.

Interlocutora: ¿Y crees que esto está repercutiendo a tu 10% actual?

Ardan-El: Está repercutiendo en mi memoria conceptual y... al fin y al cabo en cada vida traté de ser justo, por lo que, como diríais vosotros en vuestro lenguaje, no me remuerde la consciencia, pero sí he pasado por...

Interlocutora: ¿Cómo te pesa esa situación?

Ardan-El: Me pesa querida interlocutora, porque he pasado por episodios dolorosos.

Interlocutora: Quieres comentarnos lo que te pasó.

Ardan-El: Sí, en la zona Norte, muy muy al Norte, estaban lo que llamábamos los hombres del hielo o los hombres de la nieve, que eran los nórdicos. Eran hordas salvajes que raptaban gente, eran también homo sapiens pero eran más grandes, mas corpulentos, medían hasta 2 metros de vuestras medidas terrestres.

Interlocutora: ¿Qué hacían con la gente que raptaban?

Ardan-El: A las doncellas las violaban, a las mujeres dependiendo de la edad, para las tareas domésticas, a los hombres los esclavizaban y si eran mayores directamente los mataban. Pero en la zona Norte Oriental existían los samuráis, que eran muy similares a los samuráis japoneses de Sol 3. Pero había una raza que se llamaban los oscuros y las oscuras, que en realidad no se llamaban así por el color de piel, puesto que eran blancos, pero vestían todos de ropaje oscuro; utilizaban el arte de la magia y tenían algunos de ellos un aura tan extenso que hasta tenían poderes como para manejar la electricidad. Emitían rayos. Hay un guerrero místico llamado Ligor que decían que utilizaba los poderes del rayo incluso para luchar con sus enemigos, ahí fue donde conocí en la parte Este de la zona Norte a una joven misteriosa, una joven que me impactó su presencia o quizás su velo de misterio, ella se llamaba Hyrax, se escribiría en vuestra lengua con (H-Y-R-A-X) Hyrax. Le di mi nombre, le dije que me diga directamente Dix, y era una joven de muy pocas palabras, casi nunca quería mostrar su rostro. Le preguntaba:

- ¿Por qué toda tu raza se viste de negro, es para que los nativos les tengan miedo?

Y ella me respondió:

- No, sabemos cómo defendernos.

Y abre su túnica y veo que al costado guardaba una enorme espada. Siempre me consideré lo que vosotros llamáis un caballero, pero tal vez porque me incomodaba su seguridad, quise ser irónico o más allá, burlón, y le dije:

- Cómo una mujer con tan poco peso corporal puede coger esa espada.
- Así. -me dijo.

Y la apuntó hacia mí. Saqué mi espada curva y le dije en forma amenazante.

-Nunca saques un arma si no estás dispuesta a usarla.

Me olvidé de lo que mi padre me había enseñado, que nunca hay que menospreciar al enemigo, aunque por supuesto, ella no era enemiga, y cuando frotamos los hierros, noté enseguida que apenas pude mover su espada. Durante cinco minutos estuvimos intercambiando golpes, obviamente yo trataba de no lastimarla, pero no sé si mi orgullo o mi ego estaba herido, porque ella tampoco se empleaba a fondo. Entonces fui un poco más allá y me empleé yo a fondo y vi que me frenaba mis golpes con total tranquilidad. En un momento en que me empleo a fondo, confiando, me pega de plano, detrás de mi rodilla derecha, mi pierna me falla y caigo de costado, y cuando estoy en la tierra le freno un golpe, me pega un puntapié muy fuerte en la costilla izquierda, bajo mi arma y apoya su filo en mi pecho. La miro, con una mirada de interrogación, ¿terminado el juego?, ¿terminada la lucha?, ¿terminará con mi vida?

Interlocutora: ¿Y qué sucedió?

Ardan-El: Su mirada deja de ser dura, hace una mueca como sonriendo o como despreciando y envaina su arma. Me tiende la mano para ayudarme a incorporarme y ruedo de costado y me levanto solo y envaino mi espada curva. Quedo en silencio, molesto, absolutamente molesto, me toca el hombro, me doy cuenta y me dice:

- Ese es el error de vosotros los hombres, que os creéis superiores.

-No. Sí, en realidad sí, jamás había combatido con una mujer y... bueno, tampoco me empleé a fondo.

- Por supuesto, yo empleé el 50% de lo que soy capaz.
Y eso me puso de más mal humor todavía, es como que quizás mi machismo que lo tenía guardado, escondido, camuflado, disfrazado de caballero, había salido a flor de piel. Cuando todo eso reactivo se fue calmando, le pedí disculpas por haberla subestimado y la invité a una posada cercana a tomar una bebida efervescente, muy parecida a vuestras cervezas. Ella se montó en su hoyuman, que era un animal absolutamente parecido al caballo terrestre, y me dijo:

- Cambia de montura, estos son mucho más ágiles, son más obedientes, son más intuitivas y no son tan torpes como ese bicho lanudo que montas.

Llegamos al poblado y cuando entramos a la posada, se hizo un silencio sepulcral dirían vosotros, se ve que la gente tenía miedo de los oscuros. Le pedí a la posadera las bebidas. Y afinamos los oídos y estaban hablando que era la tercera muerte que había pasado en diez revoluciones. Las revoluciones eran similares a vuestros días. Y prácticamente no hablamos entre nosotros, escuchando a los parroquianos, eran tres hombres que habían muerto y a uno prácticamente le había separado de la cabeza el cuerpo y no le habían robado nada.

Interlocutora: ¿Sabes quiénes fueron?

Ardan-El: No se sabía. En el fondo de la posada había un hombre algo obeso, con poco cabello, granjero, llorando y causalmente justo cuando terminamos nuestras bebidas y le dejo unas monedas a la posadera, el hombre se va. Le hice una seña a mi compañera que saliéramos, y seguimos al hombre, cuando vio que lo seguíamos hizo un gesto de temor y quería empezar a correr y lo frené.

- Disculpa, no te queremos hacer daño, solamente preguntarte qué te sucedía.

- Mi nombre es Lamber y el último de los muertos era un vecino mío y me siento muy mortificado, los otros dos también eran vecinos pero más lejanos, de otros sembradíos y yo era muy amigo de la familia, ahora la pobre viuda se ha quedado sin nada y por suerte yo tengo dinero juntado de la venta de los lanudos y les pude comprar su campo, me los agradeció y con el dinero que les di se iba con sus hijos a una tierra más al Sur a probar fortuna. Como prácticamente no tenían nada les regalé una carreta y un hoyuman. Me dijeron que aquel que está en las estrellas me lo agradecería.

Nos conmovió Lamber porque tenía un rostro tan bueno, tan noble, al verse apiadado de esa viuda.
Mi acompañante me dijo que la estrella ya estaba en el ocaso y que se tenía que ir a su región.

Montó de un salto a su hoyuman y partió.
Le grité -¿Te veré?
-Siempre aparezco -me dijo, y se marchó.

Averigüé en el poblado cómo habían sido las muertes y había un hombre ya mayor, un anciano, que me dijo que en la primer muerte había visto una silueta oscura que huía montada en su cabalgadura y cuando se acercó con su lámpara con un líquido similar a vuestro aceite, vio que prácticamente tenía la cabeza separada del cuerpo, y me puse a pensar, esto lo hizo un oscuro o una oscura, pero ¿por qué?, si no le han robado nada, odio, venganza. El hombre me dijo:

-Usted la conoce a esa joven.

-La conozco recientemente.

-Porque casualmente, pero no comente que yo lo dije, estuvo cerca del poblado cuando ocurrieron las muertes.

-Quédese tranquilo, -le dije- no comentaré nada.

Podía ser que esta persona que tanto me había impresionado para bien, sea...

Interlocutora: Que esa mujer sea posible.

Ardan-El: En el fondo no lo admitía, porque en mí había una lucha, me atraía muchísimo. Tenía ojos duros, duros, una mirada oscura pero... pero quien te mira de frente... yo tenía intuición, no la veía como una persona...

Interlocutora: Despiadada.

Ardan-El: Despiadada o aprovechándose de granjeros, sí la veía luchando contra guerreros.

Interlocutor: Ya te lo había demostrado a ti, verdad, en ese enfrentamiento.

Ardan-El: Podía haberme matado.

Interlocutora: ¿Y qué sucedió?

Ardan-El: Seguí viéndola, por supuesto, seguí viéndola.

Me crucé varias veces con Lamber, que estaba tomando una bebida efervescente con un hombre algo mayor que se llamaba Arthix, también era vecino y estaban discutiendo; Lamber le decía:

-¿Por qué no utilizas mi manera de sembrar?, prácticamente tu tierra está yerma.

Y Arthix le decía: - es porque alguien es como que me tira algún veneno para que todo lo que he cosechado se muera, hasta los animales comen de ese veneno que me tiran y se mueren.

Lamber le decía: -deberíamos de tener un equipo de vigilancia.

Arthix le dice: -tanta maldad tienen los oscuros, si ellos viven más al Norte por qué se tienen que meter con nosotros.

-Mira -le dijo Lamber- yo tengo algunos ahorros.

Y le ofreció una cantidad para comprarle su tierra.

Arthix le dice: -Yo soy solo, pero aquí estuvo mi padre, mi abuelo, el padre de mi abuelo, es lo único que tengo.

-Entonces te ayudaré a que progrese.

Me conmovió la bondad de Lamber. Esa noche no me fui del poblado, me alojé en la posada. Por la noche, yo tenía un oído muy fino, se escuchó como un ruido y de repente se iluminó la habitación, me pongo las botas, me calzo el cinto, la espada curva y bajo, y corriendo, corriendo, corriendo, veo que la casa de Arthix está ardiendo y al costado estaba el cadáver y a lo lejos un jinete galopando en la oscuridad. Se acercan varios vecinos, les conté lo que vi, atrás mío un sollozo, era Lamber, lo abracé y le dije:

-Prometo vengar a Arthix.
-No sé por qué lo mataron, si a la noche lo vi y ya me había vendido sus tierras.

-¿Cómo? -le dije.

-Sí, me vino a ver a casa y finalmente decidió marcharse porque solamente le traía malos recuerdos el acordarse de su padre, su abuelo, y aquí está el contrato.

Yo no sabía leer, le dije -guárdalo- pero prometí hacer justicia, teníamos un asunto por resolver, porque sospechaba quien era el asesino, mejor dicho, La Asesina.

Gracias por escucharme.

Interlocutora: Gracias a ti por contarnos, espero que esté mejor y te envío toda mi luz.

Ardan-El: Y espero que...

Interlocutora: Continuaremos esta charla en otro momento.

Ardan-El: Te pido por favor. Hasta todo momento

Interlocutora: Hasta pronto.

Ardan-El: Y una luz muy grande a tu thetán angélico.

 


 

Sesión 1/11/10
Médium: Jorge Olguín
Interlocutor: Karina
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Continuó relatando una vida en Aldebarán IV donde era guerrero y tenía una compañera  un tanto misteriosa con la que no tenía un compromiso firme.

 

Sesión en MP3 (4.309 KB)

 

Interlocutora: Bienvenido.

Ardan-El: Toda la luz para ti.

Interlocutora: Muchas gracias.

Ardan-El: Y para este receptáculo que me alberga. Tengo pendiente...

Interlocutora: Quedaron cosas por charlar, ¿verdad?

Ardan-El: Sobre Umbro, al que denomináis Aldebarán IV. Había pasado media revolución estelar, que sería medio de vuestros años, y marchaba en mi gromodans por el desierto, cuando escucho una risa camuflada. Entre las rocas estaba Hyrax, y me dice:
-Arndix, todavía en esos pesados lanudos, te dije tiempo atrás que cambies de montura.

Le respondo, -sucede que un hoyuman en el desierto no podía resistir tanto. ¿Qué haces tú acá, o a caso me sigues?

Y ella me responde, - ¿qué haces tú acá?, lejos de los poblados, lejos de todo. No me imagino que seas un ser solitario.

-Seguramente que no lo soy- le respondo, -pero si soy un ser reflexivo.

-¿No has ido más por aquel poblado de los crímenes?

- No, hace varias rotaciones que no voy, pero ¿por qué te preocupa tanto?, ¿te has enterado de algo?

- No, solo que no tenemos la misma forma de pensar.

- ¿En qué sentido Hyrax lo dices?

Y la oscura me responde:

-Me duele tanto como a ti el que muera gente inocente, pero no les tengo compasión. Con sus sembradíos, sus alambrados, han cortado caminos, se han apoderado de demasiado territorio, hay menos lugar para circular.

-Mujer, hablas como si ocuparan tantas líneas.

-No, pero los veo demasiado ambiciosos.

-Mujer, la ambición no es mala.

-¿No?

-Mientras no sea desmedida. Entonces, ¿tú aplaudes que alguien haga justicia y los vaya matando uno por uno?

-¿Me has escuchado decir eso Arndix?

-No, pero siento tu interior, tu manera de hablar.
Y me preguntó a dónde iba.

Le digo, - a un poblado cercano a tomar algo.

-Bueno, podríamos hacer como la primera vez que nos vimos.

-¿Qué?

-Chocar nuestros hierros, esta vez no te dejaré ganar.

-Hombre tenías que ser, para contestar de una manera tan pedante. No, hablo de tomar una bebida refrescante, esa espumante.

Y fuimos. Fuimos a una posada en otro poblado, conversamos de mil cosas, cosas íntimas. Le conté que tuve una relación de pareja 4 rotaciones estelares atrás y que murió de fiebre, ella me contó que también en ese lapso...

Interlocutora: ¿En ese lapso no confiabas en ella verdad, le habías traído digamos algo de confianza, sospechabas que ella había asesinado a esta gente?

Ardan-El: Tenía mis dudas, siempre trataba de no prejuzgar, obviamente, que… a ver cómo lo puedo explicar que este receptáculo lo transmita al lenguaje hablado. Quizás en mi interior la prejuzgué, pero no lo vocalizo, no lo exteriorizo, porque yo tengo un control sobre mi conducta, sobre mi lenguaje, sobre mis actos… pero estos pensamientos innatos cómo los controlo, obviamente que tenía una sospecha, porque todo encajaba, todo, pero a su vez algo me atraía de ella, algo me atraía. Entiendo que era lo externo, porque me gustaba mucho, muchísimo. Ella me contó que también había tenido una relación de pareja y que murió en batalla.

Interlocutora: ¿Y qué sucedió?

Ardan-El: Bueno, en ese momento tanto ella como yo no tuvimos otras relaciones, y no fui por el desierto, me quedé en el poblado. Tenía una bolsa de monedas como para sostenerme varios de vuestros meses terrestres, y una noche en la posada en la que nos hospedábamos, subimos a mi habitación e intimamos, de una manera que yo no lo esperaba. Mi expectativa fue formada con creces y siendo que yo siempre me sentía seguro en todo, esta vez no me sentía seguro, jamás supe lo que era la vergüenza, el pudor, pero tenía pudor de preguntarle qué tal le había parecido yo, porque como era tan irónica temía su respuesta, pero no me hizo falta que le preguntara. Mientras se vestía con sus ropas oscuras me dijo:

-Estuvo bien, no era lo que esperaba pero tampoco me decepcioné.

Lo tomé como un halago el hecho que diga “tampoco me decepcioné”, y empezamos a involucrarnos y a conocernos mejor.

Interlocutora: ¿No te sentías involucrado por ella?

Ardan-El: Sí, me sentía subestimado. Yo que siempre me consideraba un gran guerrero, pero también era cerebral diríais vosotros, y entendía que era su forma de ser, como que era su defensa; es como que tuviera un escudo y entonces volcaba palabras ácidas como para defenderse, ¿de qué?, pero ya era su manera de ser que había adoptado varias revoluciones atrás. Nunca me quiso hablar de su infancia, siempre contó que ha combatido en batalla a la par de los hombres, y le pregunté:
-¿Debes tener por lo menos 3 muertes encima?

-Y 30 también-, me dijo.

Eso también es como que me superó, porque yo en batalla había matado frente a frente a 22 hombres.

Interlocutora: ¿Supiste en algún momento si esa no fue la que asesinó a esas personas?

Ardan-El: Preguntarle directamente era desafiarla a combatir, uno de los dos hubiera tenido que morir y no tenía sentido, a parte tenía miedo de mí, porque estaba sintiendo por ella algo muy muy profundo, muy muy profundo, y aún saliendo a veces por las noches, desaparecía, y cuando al día siguiente le preguntaba a dónde había estado, me decía:

-Ni siquiera el que está por encima de las estrellas pregunta, ¿por qué tienes que preguntar tú?, somos libres. El hecho de que estemos involucrados, no significa que estemos encadenados, ¿o sí?

-No-, le dije, -por supuesto que no.

Pero no se lo dije por dignidad, se lo dije por orgullo, porque jamás ni imploré, ni imploro ni imploraré a nadie, pero a veces sentía como que lo que me daba eran migajas, como que...

Interlocutora: Como que no se habría por completo.

Ardan-El: No, no lo digo en ese sentido, no era en el amor, era en la integridad, era cuando ella quería, no cuando yo quería.

Interlocutora: No se habría con respecto a tus pensamientos, a lo que hacías.

Ardan-El: En un momento dado me decía que ella hacía rituales, porque hacía magia, y yo le decía:

-No creo en la magia, no es que haces un pase de manos y hagas desaparecer a un ígoro.

Un ígoro es un reptil muy similar a las iguanas terrestres. Y me decía:

-Mi magia va por otro lado, a parte tengo el poder del rayo, no como algunos místicos del norte.

-No son místicos- le dije, -alguna vez me crucé con Ligor y con el maestro Storm y los he visto con mis propios ojos demoler rocas, lanzando rayos con sus manos, y hasta les hablaban con un sonido que yo no entendía a los hombres alados.

Y fue la primera vez que la vi que abrió los ojos como con sorpresa y eso me puso contento, verla a ella que era tan despótica en su manera de ser, sorprendida; es como que le penetré su coraza, pero no podía penetrar en su corazón ni en su mente. De todas maneras cuando hacías el amor se entregaba de lleno, de pleno, pero a la mañana estaba como un témpano del norte. Un día estaba enojada y le digo:

-¿Has llegado a conocer a Borius?

-Sí, pero no tuve ocasión de matarlo.

-No, no lo digo por eso. A la noche te veo un fuego y en la mañana estas helada como Borius.

-Simplemente estoy satisfecha, y ahora me voy.

-¿Te vas y vuelves?

-No, me voy a aquel poblado que estuvimos alguna vez, donde tú te habías hecho amigo de ese gordito que no recuerdo el nombre.

-¡Ah!- le digo, -Lamber.

-Sí, ese.

-Bien.

Le dejé unas monedas de más al posadero y fui con ella. Antes de salir del pueblo me dice:

-¿Aceptarías un consejo?, ve a la cuadra y cambia a este bicho repugnante por un buen Hoyuman, ya no estamos en las arenas.

A veces por un orgullo tonto, uno se niega de buenos consejos, pero reconocí que tenía razón, y como estos lanudos eran bien recibidos, al contrario, me quedé con unas monedas a favor y me llevé un hoyuman blanco que ella no aprobó.

-Es un color que se divisa desde lo lejos.

Yo crucé mis brazos mirando al cielo diciendo:

-Todo lo que hago está mal.

Y toqué la punta de mi cimitarra, pero ella está atenta a todo y me dice:

-Si estas pensando en cortarme el cuello, no te daré la oportunidad, hay otras cosas más interesantes para cortarte a ti.

Y me miró la entrepierna. Sentí como un escalofrío, y galopamos al otro poblado. Nos alojamos en otra posada y no tuve tiempo de saludar a ninguno de los conocidos. Esa noche bebimos como 3 jarras de la bebida espumante y me dormí antes de hacer el amor, sólo atisbé que ella dejó la habitación, y a la madrugada entre dormido, vi que ella se acostó al lado mío. Nos levantamos tarde, fuimos a la posada y desayunamos una comida abundante. En ese momento entra Lamber, me reconoce y viene a mí y me abraza, con lágrimas en los ojos.

-¿Qué sucede ahora?

-Mi otro vecino Isonías, lo han degollado.

-¿Isonías, era el que tenía el campo al Oeste de tu campo?, pero, ¿tenía un hijo adolescente y una esposa?

-Sí, se van para el Sur, porque no soportan esto.

-¿Qué?, ¿y abandonan su campo?

-No- me dijo Lamber, -no es que yo tenga una fortuna pero, me da compasión esa gente y le compré con unas monedas su campo y como hice con otras viudas o con otros huérfanos, le regalé una carreta con un hoyuman para que puedan trasladarse.

Le pregunté si quería una bebida espumante y me dijo que él no tomaba eso, que él tomaba refresco de frutas.

-¿No se burlan de ti los parroquianos?

-Ya no, ya estoy grande para que se burlen, ya me conocen, saben que soy una persona inofensiva. Al comienzo me tiraban a una tina de madera, donde abrevan los hoyumans... ya no, ya no se ocupan de mí. Yo me dedico a sembrar los campos y a vender las cosechas, vivo tranquilo.

-¿Pero tú tienes familia?

-Tengo una familia que la amo, que la respeto.

-Bueno, protégete. A ver si el día de mañana el asesino o la asesina no vayan por ti.

-No, me protege aquél que está más allá de las estrellas.

Tomó un refresco y se marchó. Yo tenía los ojos helados, la miro a ella y le digo:

-Entre sueños vi que saliste.

Me contestó. -Sabes que hago mis rituales.

-Qué casualidad, sales y hay un asesinato.

Y me arrepentí de haberlo dicho.

-No pongas ese gesto Arndix- me dijo. Sé que hace tiempo atrás que sospechas de mí. Nunca te dije nada, no con tu boca, sí con tus ojos. ¿De verdad crees que soy tonta?, pero no me ofendo, otras mujeres con ataque de nervios hubieran intentado darte una bofetada y marcharse, yo estoy por encima de las tonterías vuestras. Pienso que la ofensa es algo que alguien te quiere obsequiar y tú lo aceptas o no, yo no lo acepto, como no acepto la tontería, pero ten cuidado con esos pensamientos Arndix, porque tampoco me gusta estar con gente mediocre.

-Haz como quieras, si quieres seguimos siendo amigos y nada más- y me dolió lo que me dijo:

-¿Cómo seguimos siendo amigos y nada más?, somos amigos y nada más, ¿o qué otra cosa éramos?

-Bueno- Se me secó la garganta y tomé un enorme trago, -pensé que como vivíamos juntos, intimábamos.

-No vivíamos juntos, estábamos de vez en cuando, somos amigos, una relación de pareja es otra cosa.

Sentí por dentro un tremendo malestar, era un hielo esta mujer, pero no podía desprenderme de ella, era más fuerte, porque cuando me besaba era una pasión, era un volcán, era un torrente de lava, y a la mañana era la niebla del norte.

Interlocutora: Bueno, el amor debe ser recíproco, sino lástima ¿verdad?

Ardan-El: Muy buena la frase, el amor debe ser recíproco, sino lastima, y yo estaba como herido, como lastimado. Me molestaba su independencia. A veces teníamos diálogos de varias de vuestras horas, y ella me decía:

-Aquel que está arriba de las estrellas, nos obsequió con el libre albedrío y creo que en una relación de pareja tampoco se debe cortar ese libre albedrío.

-Si- le dije, -¿pero libre albedrío para qué?, o sea, si yo estoy contigo no me voy a fijar en otra mujer.

-¿Tú?, yo tampoco me voy a fijar en otra mujer.

-No seas graciosa que no, no te resulta, eres irónica.

Me miró y me dijo:

-Cuando estoy con alguien no me interesa fijarme en otro hombre, pero tú dices estar con alguien.

Le digo, -aunque seamos amigos, porque ser amigos, no es un compromiso de lealtad.

Se levanta con impaciencia y me dice:

-¿Por qué complicas tanto las cosas?, ¿por qué eres tan complicado?, ¿por qué no eres más sencillo?

-O sea, que yo soy el complicado. Cuando tú tienes un comportamiento extraño, como la mayoría de tu raza.

Saca su sable, me apunta con él y me dice:

-¿Qué tienes contra los oscuros?

-No me apuntes, no estoy de buen humor.

-¿Qué tienes contra los oscuros?

Saco mi espada curva y le desvío su sable, y me vuelve a apuntar, y estaba de muy mal humor y empezamos a combatir. Lanzaba golpes con todas mis fuerzas, verdaderamente estaba tan reactivo, tan reactivo que no me veía. En un momento dado veo sorpresa en su rostro al verme tan enojado y se desconcentra, tropieza y cae, y en ese momento le apoyo la espada curva en su cuello y me quedo casi uno de vuestros minutos y envaino mi espada curva y me voy a sentar a la roca. Ella me mira y guarda su espada. Se ríe, larga una carcajada y me dice:

-Estamos uno a uno.

No contesto.

-¿Me has escuchado?, estamos uno a uno.

Mujer, no te tomes las cosas en broma y no tengo nada contra los oscuros, lo dije por decir. Creo que en todas las especies, hasta en los hombres alados, hasta en los asesinos del norte, en los samuráis orientales, en todos hay seres buenos y seres malos, lo que no me gusta son los misterios, quiero que las cosas salgan a la luz.

-A ver, dime de una vez, ¿de qué me hablas?

-Hablo de tus rituales, de esas cosas raras que haces, ¿qué persigues con eso?

-Es un ritual, un ritual como de ofrenda al ser que está más allá de las estrellas, tú porque no crees.

-No, no creo. Yo creo en lo tangible, creo en las rocas, en la mesa, en el banco donde me siento, en el hoyuman, en el mar, en la ventisca, creo en eso.

-Y haces mal, porque hay algo más allá- Me respondió ella.

-Me agrada la gente buena como Lamber-, le respondo.

-Sí, es bueno, pero ya tiene 6 campos, mira que suerte tiene. Hay un asesino por ahí o asesina como dices tú irónicamente, que mata gente, y Lamber aprovecha.

-Bueno, mejor que aproveche a que esa tierra no se cultive, el pueblo sale ganando, pero yo pienso atrapar a ese asesino o asesina, y lo voy a matar con mis manos.

Me mira a los ojos y me dice seriamente acariciándome:

-Siento algo por ti.

Y me desarmó, porque no esperaba que me dijera eso.

-¿No éramos amigos?

-Siento algo por ti-, repite, -de la misma manera que supongo que tu lo sientes por mí. Siento algo profundo, más que cualquier otra pareja que haya tenido. Pero supongamos por un momento que yo fuera la asesina. ¿Me matarías?

-Yo amo lo que eres, pero si no fueses lo que eres, amaré a un espejismo y sí, te mataría.

Se levanta y me mira con un gesto, no con odio, indiferente, y monta su hoyuman y me dice:

-Ya nos veremos.

-¿Cómo nos veremos?, ¿en qué queda esto que me dijiste?

-Ya nos veremos.

Y se fue galopando, y me dejó desconcertado. Contento al decir que sentía lo mismo. Frustrado porque se iba de nuevo. Sólo con mi indiferencia hacia el resto de la gente, pero ya no volvería a las arenas y no me movería del pueblo, tenía que atrapar a ese asesino o asesina, aunque fuera ella y aunque quedara destrozado en lo que me restara de vida, haría justicia. Gracias por escucharme.

Interlocutora: Ha sido un gusto, te envío toda la luz y espero que volvamos a charlar próximamente.

Ardan-El: La historia continúa. Gracias.

Interlocutora: Hasta todo momento.

 


 

Sesión 2/11/10
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Continuó relatando una vida en Aldebarán IV donde era guerrero y tenía una compañera que no veía muy a menudo. Se esclareció el tema de los asesinatos que ocurrían hacía algún tiempo.

 

Sesión en MP3 (5.151 KB)

Me encuentro gozoso, de nuevo aquí reunido con vosotros. Para completar el relato, en este extraño planeta llamado Umbro, al que vosotros denomináis Aldebarán IV.

Regresaba de una jornada, montado en mi hoyuman, prácticamente, tal vez por sugerencia de Hyrax, no montaba más los gromodans, que verdaderamente eran incómodos para los poblados, aunque sí muy útiles para el desierto.

Cené algo frutal, me saqué las botas, dejé un puñal cerca de mí y me acosté. Me jacto de tener un oído fino, pero no escuché nada. Cuando percibo una sombra cerca de mí y estoy por coger mi puñal, una mano me tapa la boca y siento un filo en mi garganta.

- Arndix-, una voz de mujer, -que presa fácil que eres, si fuera una asesina por encargo...

Afloja la tensión y le digo:

- Hyrax, verdaderamente me has sorprendido, creo que debe ser la primera vez en mi vida que alguien me sorprende así.

- Bueno, supongo que no todo es mérito mío Arndix, habrás estado cansado de cabalgar todo el día.

- ¿Y tú cómo sabes?, ¿me has seguido?- Le pregunté.

- No, bastaba ver a tu hoyuman, transpirado, bufando, largando espuma por la boca, saciando su sed en el abrevadero, pero vi que no lo dejaste así. Te tomaste el trabajo de traerle un fardo, de cepillarlo. Cuidas de tus animales.

- Si, por supuesto. Eso es innato, creo que es innato en todos.

- ¿En todos?, la horda que acompaña a Borius, mata a gente como si tu mataras insectos.

- Bueno, presumo que vienes a hacer el amor y luego te marchas como de costumbre.

- Equivocado Arndix, te vengo a buscar.

- ¿A buscar?, ¿a buscar, para qué?

- Para que me acompañes.

- Tengo mi cabalgadura cansada.

- No te preocupes, traje otro hoyuman, un hoyuman oscuro. Verdaderamente el color blanco en tu hoyuman... no sé, no me parece.

Me puse las botas e intrigado la seguí. Salimos a la luz de las estrellas, miré al satélite, que era similar a la luna de Sol 3. Cabalgamos en la oscuridad, alejándonos del poblado, líneas y líneas y líneas. Llegamos a un castillo derruido, pasamos ese castillo, que debería de tener cientos de rotaciones estelares, no había un alma obviamente y seguimos trotando sobre nuestras monturas y llegamos a una especie de templo, que aparentemente alguien lo atendía, porque habían varias velas encendidas a los costados, parecía un lugar tétrico, se veían imágenes a los costados que nunca había visto, y le pregunté en voz baja.

- ¿A quién representan?

- Son nuestros antiguos. Este es un templo de los oscuros.

- Está bien-, le dije, - Hyrax, no está en la región toda esta raza.

Me miró con ojos de hielo, como casi siempre, y me dijo:

- Tu supones que cada raza tiene una región y que no podemos salir de esos límites, o sea que, ¿hay límites?

- No. Hoy estás como muy poco receptiva a los comentarios o ¿algo pasó que te pone reactiva?

- No. Estoy reactiva varias rotaciones atrás, desde que sé que desconfías de mí, porque creo que en una relación de pareja, tiene que haber por sobre todas las cosas confianza, aún por encima del diálogo, aún por encima de la intimidad.

- ¡Ah! Ahora somos pareja. Éramos amigos, luego me dijiste que sentías algo por mí, pero la palabra ¿pareja? Entiendo que una pareja convive, no que un día la mujer se va sobre el hoyuman y desaparece por varias rotaciones.

Pero no me contestó. Ella estaba contemplando como una transparencia, una transparencia que habían logrado distintos artesanos, muy similar al vidrio de Sol 3, y sobre esos vidrios, llamémosle así, había imágenes de los antiguos oscuros. Yo era guerrero, nada me asustaba, mas teniendo mi espada curva, pero sé que más de uno en el poblado, se hubiera impresionado por el lugar, porque había figuras tenebrosas, incluso le pregunté:

- Veo en algunas transparencias, figuras que no existen.

Me mira con sorna, y no por ironía sino con sarcasmo. Me dice:

- Así que tú, crees saberlo todo.

- No, por eso te pregunto, dime que son esas figuras.

- Son los apartados, seres como tú, como yo, con rostros quizás no tan agradables a nuestra vista, que viven muy al Sur del continente.

- O sea, insisto, ¿son como los seres de nieve del Norte?

- No, no tan al Sur. No tan al Sur.

- Bien, estás hablando de los seres como nosotros, pero yo te digo las criaturas que están pintadas o talladas.

- Son, animales, criaturas que viven en la región de los apartados. Me imagino que para ti Arndix son monstruos.

- No prejuzgues. Obviamente no estoy acostumbrado a ese tipo de seres.

- Bueno, los seres del Norte que vuelan y echan vapor, que te pueden desfigurar, tampoco son agradables.

- No, pero uno se acostumbra al verlos y cuando uno se acostumbra a algo le parece normal.

Me toma de la solapa, acerca sus ojos a los míos y me dice:

- ¿Y tú te acostumbrarías a mí?

- No. No en el sentido que le quieres dar a la frase, porque eres impredecible y nadie se acostumbra a lo impredecible.

- ¿Y qué te parece este templo?, ¿te causa repulsión, te desagrada?

- No, todo lo contrario, me parece misterioso, nuevo, distinto, raro.

- ¿Pero...?

- No, no, no, me agrada.

Y me quedé, extasiado, mirando. Tenía un sistema de ventilación a los costados, como con rejillas y el estilo de la arquitectura, si se podría llamar así, era lo que en Sol 3 sería gótico.

Sentó, supongo que ganó el silencio, me senté en uno de los bancos y me quedé con la mente en blanco, pasó el tiempo y nos fuimos.

- Y ahora, ¿vendrás a meditación?- le pregunté.

- No, simplemente quería mostrarte el lugar donde yo estoy cuando tú dices que yo desaparezco.

- O sea, me despiertas, con un cuchillo en la garganta, me dices que te acompañe, volvemos y luego te vas. Me hubiera gustado estar contigo.

- Y a mi Arndix, me gustaría que cultivaras la paciencia.

No dije nada, no tenía sentido. Me dejó su hoyuman negro y se fue.

Muy temprano, a penas estaba saliendo la estrella, escucho un grito desgarrador, le preguntó al anciano que iba siempre a la posada.

- ¿Qué pasó?

- Degollaron a Efebio, otro de los vecinos de Lamber.

Voy corriendo, porque justamente la primera hilera era de Lamber. Y Lamber tirado, antes de llegar a la puerta de su casa, le emanaba sangre, de una herida en su pierna.

- Quise defenderme- Me dijo – pero le dejé. Esa figura oscura que mató a esta última víctima, alcanzó a herirme en la pierna y se marchó en su hoyuman.

Lo calcé de sus axilas y lo incorporé y lo llevé acostándolo en un camastro. Le desgarré el pantalón y con una bebida fuerte, similares a las bebidas blancas terrestres, le volqué en la herida para desinfectar y luego le puse unas vendas. La esposa lloraba, le dije:

- Quizás, sería mejor señora que, ustedes también se muden.

- No-, Negó con la cabeza.

La que si se mudaba era la nueva viuda.

-¿Y qué va a pasar con ese campo?, le pregunté.

- De eso me encargo yo-, Me dijo Lamber.

Cogió una bolsa de monedas, y me dijo:

- Por favor, usted es un hombre noble, dele esto a la pobre mujer, como pago a su campo y en la cuadra hay un hoyuman robusto agrisado y una pequeña carreta- Se la doy.

Quedé conmovido de la gentileza de ese hombre que en lugar de preocuparse de su herida, se fijaba en los demás. Y seguía pensando en Hyrax, esta vez la muerte no ocurrió temprano, sino casi a la madrugada, al poco tiempo que ella me dejó, pero cómo una mujer que va al templo y se queda orando a aquél que está más allá de las estrellas, que reverencia a los antiguos oscuros y que sea una asesina, y que desgarra el corazón, no me cabía en la cabeza como decís vosotros, no lo entendía y me consideraba una persona medianamente inteligente, razonable, coherente, donde todas las piezas tenían que encajar, pero no, no encajaban, no encajaban.

Esa noche Hyrax llegó temprano, cenamos juntos en la posada, fuimos a mi habitación y le dije irónicamente:

- Te dignas ahora a intimar conmigo.

No sonrió, estaba seria. Y me dijo:

- Tu futuro y el mío, depende de lo que charlemos ahora.

- Me estás proponiendo, ¿que si no llegamos a un acuerdo nos mataremos el uno al otro?

- Que estrecho de mente que eres Arndix.

- Está bien, habla porque no te capto.

- Porque no tienes la mente abierta.

- Quiero preguntarte de corazón, mirándonos a los ojos y de acuerdo a lo que respondas, es la decisión que tomaré. ¿Tú crees que yo soy la asesina?

Me quedé pensativo y le dije:

- Lo he pensado todo el día- , y nada me cerraba, - Y no, no lo creo, porque dentro de tu frialdad...

- Siento dentro mío la nobleza, aunque pudiera yo tener una causa para matarlos...

- No, porque no es tu estilo. Tú combates de frente. Me has tenido con tu cuchillo en mi garganta... No.

- ¿Una mínima duda?

- No.

- ¿Pero antes pensabas distinto?

- Antes no pensaba, antes me dejaba llevar por mis impulsos, no- le dije, - no tengo la más mínima duda.

Sentí como que respiró. Su mirada se ablandó, su cuerpo se ablandó. Se recostó en el camastro, quise acercarme a ella y... me frenó con la mano.

- No, no, no, no. No es que no te quiera, creo que te amo, pero tenemos que volver a salir.

- ¿Y ahora para qué?

- Confía en mí.

- Está bien.

Salimos de la habitación. Fui a la cuadra a tomar los hoyumans, me tomó del brazo...

- No, nada de hoyumans. Queda todavía un granjero que está cerca del río, que se llama Terancio.

- Si.

- Vamos para allí.

Y nos quedamos agazapados, muy cerca de la casona, donde vivía Terancio con su esposa, y vimos con la oscuridad, se acercaba una sombra, pero no era una sombra oscura, era una sombra torpe, que de repente se agacha, toma un guijarro y lo lanza hacia la casa, toma otro, y lo vuelve a lanzar, logrando que el granjero salga, y a la luz del satélite vi el filo de un puñal, Hyrax me susurra en el oído:

- Ahí tienes a tu asesino, el que querías matar, al que querías hacer justicia, ahí lo tienes, el que mató a todos los granjeros.

Y si, el hombre salió a ver de dónde venían las piedras, rascándose la nuca, habiendo que no había nadie, pero una sombra torpe con un puñal en la mano, se iba acercando sin hacer ruido, pero por otro lado también me acercaba yo, seguido a distancia de Hyrax. En ese momento, cuando esta sombra torpe levanta el puñal para degollar al granjero, saco mi espada curva y la apoyo en el pecho del hombre.

- No te muevas.

En ese momento con una lámpara, similar a las de aceite terrestres, sale la mujer del granjero e ilumina la escena. Me sorprendo, se sorprende el granjero, la mujer, todos, menos Hyrax, al ver el rostro del asesino, que era Lamber.

Aprieto mi filo contra su pecho, suelta el puñal, y le pregunto:

-¿Por qué?

Entre lágrimas me dice:

- No es ambición, con uno, con dos campos nos alcanzaba para comer y vivir bien, pero me faltaba lo que yo tenía de joven, como una especie de vértigo, que me sacudía el estómago, sentía como que mi vida no tenía sentido y el hecho de matar a esa gente me hacía sentir como nuevo. De noche podía dormir bien, a pesar de mi edad, de mi gordura, le hacía el amor a mi mujer, me sentía rejuvenecer.

- ¿Pero has matado vidas?

- Tu no puede entender, eres un caballero.

- No soy un caballero, soy un guerrero y he matado mucha gente pero no así, no así, y luego te haces el piadoso y a sus viudas le das unas monedas y te quedas con sus campos.

- No es por los campos.- dijo Lamber.

Es lo que en Sol 3, y esto lo digo yo como thetán, sería la adrenalina.

Me sentí como cuando un amigo te falla, sin bajar la espada miro al costado y veo la sorna, el rostro de burla de Hyrax, como diciéndome, -¡has visto! Mi admiración por ella, que veía mucho más que yo, mucho más allá.

Lamber se puso de rodillas, pidió que lo matáramos.

- Yo no soy tú,- le dije, - no mato gente desarmada, no soy verdugo, soy guerrero.

Como si leyera mi pensamiento, Hyrax, le puso en su mano su espada y lo pateó, para que se parara. Por supuesto que sangraba por la herida que ¡él mismo! se había provocado para disimular, pero bueno, ya tenía un arma, y no tuve piedad, no llegó a moverse, le atravesé el pecho, sacándole el filo por la espalda y cayó como un saco roto a la tierra.

Al día siguiente se corrieron noticias en el poblado, los vecinos querían quemar la casa de Lamber, con su familia adentro. La sorpresa genuina que tuvo su familia, nos hizo comprender que ellos no sabían nada. Él les decía que lo suyo era lo lúdico, que al final del poblado había una taberna donde se jugaba con barajas a un juego de azar, y ellos obviamente le creyeron. Logramos que el poblado dejara tranquila a la familia, pero los otros campos mal habidos, fueron repartidos entre las familias más pobres del poblado.

Cuando quedamos solos le pregunté a Hyrax:

- Hagamos una conjetura, supongamos que te hubiera dicho, que seguía teniendo dudas de ti, que sospechaba que tú eras la asesina, ¿me hubieras combatido?

- No, no me creas tan torpe, hubiéramos hecho exactamente lo mismo, te hubiera llevado exactamente al mismo lugar, y cuando hubieras constatado quien era el asesino, me hubiera marchado, con toda mi tristeza, pero ahora te doy las gracias, por no haber dudado, y si bien soy una persona, no digo nómada, pero, no me gusta estar encerrada en una casa, mi propuesta es que seamos pareja, pero con cierta libertad, a veces me gusta cambiar de comarca y no me gusta tener lastre.

Largué una carcajada.

- ¿Me consideras un gran guerrero y me dices lastre?

- Espero que no te ofendas, no lo digo en ese sentido, pero sí, en realidad sí, pero si quiero que sepas una cosa, tengo fe por aquél que está más allá de las estrellas y tengo fe en mí misma. Puedo estar una rotación satelital sin verte, pero jamás me tocaría otro hombre.

- ¿Y tú que pensarías de mí?,- le dije, - ¿tú piensas que en ese lapso, yo me abstendría de estar con otra mujer?

- No, en eso no te creo, en eso no pongo las manos en el fuego.

- ¿Cómo?,- le dije.

- En un momento dado, siendo tú la sospechosa número uno, a lo último confié en ti de que no eras la asesina, ¿y tú no confías en que te pueda ser leal?

- No, porque eres varón, y hay muchas zorras en los poblados que te tientan.

- ¿Y qué debo hacer para ganar tu confianza?

- Demostrármelo.

- ¿Y cómo te enterarías si yo me acuesto con una zorra?

- ¡Oh! No te preocupes.

- ¿A caso eres telépata?

- No, no soy telépata, no tengo poder como la raza de los mentos, pero me enteraría, con sólo mirarte a los ojos.

- Y antes de que partas, ¿podríamos tener una noche para nosotros?

- Cultiva la paciencia.

- Por favor, en Doma. ¿Si un día me confundo a un gromodans con una mujer también te sería infiel?

Largó la carcajada ella, - serías capaz, de poseer a un bicho lanudo.

- No, es un chiste, pero espero verte pronto, espero verte muy pronto.

Umbro es un mundo extraño, con distintas razas. Regiones donde las costumbres se asemejan a la Edad Antigua de Sol 3, en la zona Central, se asemejan a la Edad Media de Sol 3, donde no existen los caballeros andantes, pero donde sí existe el criterio de lo que es un caballero, donde hay doncellas que hacen votos de castidad y nunca se entregan a nadie, donde hay otro continente, al Oeste, poblado de indígenas, donde hay hombres voladores, donde hay seres que manejan el rayo, donde hay seres que manejan tu mente, donde en la parte Oriental, hay guerreros que manejan un sable fino, muy similar a la katana Japonesa de Sol 3, donde hay teatros en las plazas públicas. Un mundo que es tan atractivo, del que es imposible no enamorarse, eso es Umbro o Aldebarán IV, y quien les habla, Arndix, seguiría teniendo aventuras, con esa mujer bella, ardiente y fría a la vez, misteriosa, seguramente con secretos, llamada Hyrax.

Gracias por escucharme, y como dice algún excelso maestro, hasta todo momento.

 


 

Sesión 8/2/11
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Continuó relatando vivencias en Aldebarán IV.

Sesión en MP3 (2.303 KB)

No siempre tenemos obligación de estar de buen humor. Mi humor era pésimo y no tenía ganas de hablar. Me sentía como solo en compañía y no tenía nada que ver la gente que me rodeaba porque eran todos leales. A algunos los conocía un poco más que a otros y era gente que hasta podía dar la vida por uno. No pasaba por ahí el tema; quizás pasaba por extrañar a Hyrax más de lo debido. Ligor se me acercó y me dice:

 

- Arndix, algo pasa contigo.

 

- No es nada relacionado con el viaje que estamos emprendiendo sino que tiene que ver más bien con mi pasado reciente.

 

- Sabes que no soy ningún comedido. Aparte, tengo también mis historias.

 

Lo miré a Ligor a su rostro y vi su mirada leal, franca, sin malicia, sin curiosidad,  simplemente como apoyo y aliento, y le dije:

 

- Parece que una oscura tocó mi corazón.

 

- No veo entonces donde está el problema, salvo que no te corresponda.

 

- Si. Tiene tu misma mirada frontal, un carácter más bien arisco, cero hipocresías, cero deslealtades. Si le tuviera que buscar un defecto diría como que es demasiado independiente.

 

- Pero eso es mejor Arndix. ¿O te gustan a caso las mujeres que están encima?

 

- Creo que lo correcto es el equilibrio –argumenté–. Veo a la niña Darvia, a Nadia… Me hubiera gustado que Hyrax hubiera estado también pero ella tiene sus temas, sus cosas, como dice, pero no me las cuenta. Va a lugares que a veces hasta a un guerrero le daría no temor pero si precaución entrar. Se junta con gente a la que uno le cortaría la cabeza antes de preguntarte cómo te llamas.

 

Ligor largó una fuerte carcajada y dijo: - ¿Es tan así?

 

- Si, es tan así. Es tan así… (Suspiro). Y quizás sea que me aquerencié demasiado a ella. A veces por la noche sueño que la abrazo, que me abraza... A veces me enojo con aquel que está más allá de las estrellas porque pienso que somos distintos y que no nos teníamos que haber cruzado. Yo también soy independiente, Ligor, al igual que tú, y creo que de todos nosotros soy el más parecido. El joven Jordi quizás siga ese camino de independencia si frena un poco su impetuosidad pero, ¿a ti no te ha pasado que una joven te caló demasiado hondo?

 

El guerrero me miró y exclamó: -Arndix, no tienes idea como he sufrido las cosas que he dejado. Me caló muy hondo en mi corazón una joven que el hecho de estar como dama de compañía de una princesa le impidió dejar su voto de castidad. No le di familia pero tiene el poder para canalizar el rayo,  quizás no con mi potencia pero somos muy parecidos.

 

-Ves–le corté- por lo menos has encontrado en alguien una similitud. La oscura y yo no somos parecidos en nada.

 

Ligor me dijo: -Yo no soy quien para darte lecciones de amor porque mi tema es la espada al igual que el tuyo es tu cimitarra pero en el amor no tiene nada que ver si somos parecidos. Si tenemos sintonías similares o si somos distintos yo creo que se da y punto. Pero mira de qué estamos hablando…

 

Como si le diera cierto pudor me palmeó el hombro, dio media vuelta y se marchó a sentarse con el grupo a tomar bebida espumante. Yo me quedé solo, pensando en la oscura cuyos ojos, como decís vosotros en Sol 3, hipnotizaban. Esa noche apenas si pude dormir. A la mañana siguiente apenas salía el astro. Pongo el oído a tierra y los despierto a todos. El único que estaba alerta antes que yo era Ligor y Nadia, la guerrera, mirando hacia el Norte.

Ligor me dice: -Se acercan jinetes.

 

Nadia agregó: -Escucho galopar dos hoyumans.

 

Darvia se escondió entre las rocas, desenvainando su espada, y Jordi fue con ella. Ya tenía un arco y flecha preparado por las dudas. Efectivamente, era dos jinetes pero no tenían aspecto de salteadores, y galopaban abiertamente, sin esconderse. Uno de ellos era de aspecto común. El otro era más alto, de cabello blanco. Veía que portaba dos espadas, y ése me pareció más peligroso. Se acercaron a nuestro campamento y pidieron desmontar. Ligor los invitó a desmontar. El más bajo se dio a conocer como Aren. El más alto, de pelo blanco y ojos de acero (como decís vosotros en Sol 3) se presentó como Geralt. Aren contó una historia de traiciones y de amores donde un tal Lovarno lo había traicionado. Geralt más parco, pero tenía una mirada franca.

 

Lo saludó Ligor: - Nos hemos cruzado alguna vez, guerrero.

 

- Así es, espadachín.

 

Eran de la misma estatura, aunque Ligor bastante más corpulento. Geralt seguramente era muy ágil. Me presenté y Geralt me saludó con un apretón de mano fuerte, sincero.

 

-Veo-comenta- que llevan un rumbo parecido al nuestro.

 

Nadia lo interrumpe, diciéndole: -Ir al Sur no significa nada. ¿Adónde vais vosotros?

 

-Vamos a los apartados.

 

Se hizo un silencio.

 

- Nosotros también vamos a los apartados.

 

- Veo que sois bastantes.

 

Geralt mira a lo lejos y, por primera vez, es como que pierde la compostura, poniendo un rostro sonriente.

 

-Nunca pensé que te encontraría aquí- exclama.

 

Veo donde dirige su mirada y era a Fondalar. Exclamo: -Fondalar conoce a todos.

 

-No venimos con las manos vacías- dijo Aren. Sacan varias latas de la alforja. Aquí hay más bebida espumante.

 

-Si queréis compartir, sentaos- dijo Ligor.

 

-Parece que vamos todos al mismo lugar, no es necesario que vayamos separados- propongo – podemos ir todos juntos.

 

Ya éramos numerosos y entre ellos destacaba la figura de Geralt. Lo veía como alguien que guardaba parte de sus pensamientos pero me tranquilizaba su mirada leal. Eso era algo que me gustaba del grupo porque la hipocresía es algo que me molesta tremendamente. Con las mujeres es lo mismo: Nadia no solo te miraba de frente sino con mirada desafiante, pero la joven Darvia directamente hasta te podía hablar mal. Lormo no se metía con nadie y tomaba notas. Amed tenía una alforja con hierbas curativas (sonrisas).

 

Mi humor había cambiado. No me olvidaba de la oscura pero ahora tenía que poner mi mente en lo que próximamente venía.

 

Gracias por escucharme.

 

 

 

 


Sesión 5/4/11
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Respondió preguntas sobre su relación espiritual con terceros, algunas circunstancias de esta vida, su estado y el de su 10%, el nivel de captación de su 10%, el envío de energía, algunas vivencias del thetán…

 

 

 

 

Interlocutor: ¿Ya estás incorporado, Ardan-El?

Ardan-El: Estoy incorporado, al lado mío tengo el gusto de tener a nivel conceptual al querido maestro Ruanel, y del otro lado al querido maestro Rah.

Interlocutor: (Risas)... Rah.

Ardan-El: Está pidiendo que por misericordia, misericordia a su persona suprafísica, deje de lado las preguntas y las inquietudes que tiene el 10% de Alvaro y le permita hablar tres horas y media o cuatro sobre el abrazo. ¿Tú qué dices?

Interlocutor: Bueno, yo digo que vamos hacer un ping pong de las preguntas y empezamos, y después hacemos una sesión aparte para Rah (risas).

Ardan-El: Esto me lo está dictando Ruanel, es un espíritu bromista.

Interlocutor: Siempre hace bromas con respecto a Rah que lo queremos mucho acá.
Bueno, Ardan-El si te parece, hay muchas preguntas acá que hizo Alvaro y yo diría hacer un ping pong como a Ruanel. ¿Qué te parece? Para tratar de que respondas la mayor cantidad de preguntas posibles. ¿Está bien?

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: Comienzo entonces. Yo sé que las preguntas que voy hacer ya lo sabes, pero esto es para que quede grabado. ¿Está bien?

Ardan-El: Correcto.

Interlocutor: Primera pregunta; ¿He conocido en este presente personas de vidas pasadas que tengan una relación importante conmigo, bien sea en mi entorno cercano o a través de la web? De ser positivo ¿Podrías nombrar los más destacables, o el nombre de los thetanes ya nombrados en la web?

Ardan-El: Bueno, de los conocidos está tu thetán Radael, el thetán de éste receptáculo Johnakan Ur-El, Morganel, Tera-El, Dan-El y el propio maestro Ruanel en una encarnación.

Interlocutor: ¿Eso contesta la pregunta?

Ardan-El: Hay otros thetanes de personas conocidas por la web pero de menor trascendencia en vidas pasadas; he tenido esposas, hermanos, incluso un conocido pero no cercanos a nivel de parientes, a eso me refiero.

Interlocutor: Está bien, creo que la pregunta está contestada. Pasamos a la segunda si te parece.

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: ¿He conocido alguna alma gemela con la cual tenga relación importante en el presente?

Ardan-El: No, no a nivel de esos grandes amores, o de grandes pasiones, o hermanos que dan la vida el uno por el otro, no en esta vida.

Interlocutor: Está bien, perfecto.

Ardan-El: Pero de todas maneras deseo aclarar muy rápidamente que si tengo relaciones muy importantes con seres a los que amo y como dice el maestro Johnakan, no es tan importante ser alma gemelas como tener espíritus de criterio amplio; a veces no vibramos en una sintonía exacta.

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: ...Y nos podemos llevar con las personas en el plano físico mejor que dos almas gemelas del plano 2 que se atacan como perros furiosos.

Interlocutor: ¿Pasamos a otra pregunta?

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: Tú, como thetán, ¿eres alma gemela de algunos de los maestros nombrados en el Grupo Elron?

Ardan-El: No, pero vibro en sintonía con muchos de ellos. Vibrar en sintonía no significa tener el mismo tono de vibración, pero vibrar en sintonía es como empatizar, como tener cierta afinidad.

Interlocutor: Bien, perfecto. A la siguiente. ¿Existe alguna razón específica por la que nací en Venezuela y en esa familia?

Ardan-El: Aprendizaje, ¡Enorme aprendizaje!, ¡Gran aprendizaje! No hubiera tenido el aprendizaje actual en otra región que no hubiera sido esa región por momentos tan castigada.

Interlocutor: Está bien, ¿y en esa familia también es la misma respuesta?

Ardan-El: Sí, sí, sí. Es un tremendo aprendizaje. Cuando digo tremendo no lo digo en función negativa, lo digo en función de...

Interlocutor: Positiva, por supuesto.

Ardan-El: Gran aprendizaje. A veces se aprende mediante distintas experiencias, experiencias de abandono, experiencias donde uno no tiene un lugar de pertenencia; por momentos hasta que uno no se afianza, no coge otro lugar como suyo. Es como estar a la deriva como un bote sin remos, y eso es enseñanza.

Interlocutor: Está bien, perfecto.

Ardan-El: Pero cuidado que todavía quedan engramas, a veces con respecto a no tener un lugar de pertenencia. A veces se extrañan cosas. Según los médicos y en eso verdaderamente coincido, uno de los niveles más altos de estrés pueden ser una muerte, un divorcio, una separación, y por qué no, una mudanza... Imagínate un cambio de región, no importa la edad que tengas.

Interlocutor: Claro, está bien. Vamos a la pregunta siguiente. En esta última encarnación, ¿tenías planeado conocer al Grupo Elron y algunas de las personas que están en el entorno? ¿Alguna misión en específico?

Ardan-El: Primero, no tenía planeado eso porque los espíritus no podemos visualizar conceptualmente el futuro, pero si tenía el anhelo de encontrarme en el plano físico con seres encarnados que estuvieran en un camino mostrando con una, entre comillas “linterna conceptual” la luz, la luz verdadera, y bueno, se ha dado, gracias al Padre se ha dado.

Interlocutor: En la pregunta también dice ¿alguna misión en específico?

Ardan-El: Y la misión es poder tender una mano a los otros.

Interlocutor: Servicio.

Ardan-El: Sí, totalmente, y en este último tiempo mi 10% ha re-aprendido, porque muchas cosas yo como thetán ya las conocía, pero mi 10% es como que ha incorporado conocimiento y ha ganado en sabiduría, al punto tal de que él seguramente lo sabe y lo entiende, puede orientar a otros, quizás no como un dominio de maestría pero si puede orientar a otros como un discípulo avanzado.

Interlocutor: Perfecto, vamos a la siguiente. ¿Con cuál espíritu has coincidido más, en vivencias como 10%?

Ardan-El: Bueno, con tu Yo Superior Radael, con Dan-El, con Johnakan Ur-El, con Herdo-El, con muchos espíritus que... algunos espíritus que están encarnados en el plano físico y a la mayoría mi 10% los conoce por vía virtual, la web.

Interlocutor: Está bien, perfecto. Voy a la siguiente. A parte de mi Ángel y Espíritu Guía, ¿tengo asistencia por así decirlo, de alguna entidad secundaria?

Ardan-El: Si, hay un Deva que se llama Filigo-Ar, enseña el camino de la luz de esta manera, voy a decir una palabra clave para que mi 10% Álvaro la entienda, dicho por Filigo-Ar: Nunca te precipites, siempre piensa las cosas dos veces antes de emitir un juicio, nunca avances un paso más de lo que puedes dar, trata de equilibrar tus fuerzas. Álvaro va a entender lo que quiero decir.

Interlocutor: Está bien, perfecto. Vamos a la siguiente. ¿Podría preguntarte el nombre y plano espiritual de varias personas? Por ejemplo, mi madre.

Ardan-El: Igna-El, 3.9.

Interlocutor: Perfecto. La pareja de mi madre.

Ardan-El: Ordosan, 3.2.

Interlocutor: Perfecto. Hermana.

Ardan-El: Iradi-El, 4.1.

Interlocutor: Perfecto. Mi pareja.

Ardan-El: Está en el plano 4.1, su thetán gusta que le llamen en este momento Jazmi-El.

Interlocutor: Bueno, y por último, Yo, Álvaro.

Ardan-El: Bueno, en este momento en el plano 4.4.

Interlocutor: Un plano de Maestría. Perfecto. Bueno, sigo con la siguiente pregunta. ¿Cómo percibes mi parte de salud?, chakras y Nadis.

Ardan-El: Un poco desequilibrados por ansiedad, por... a veces por una sensibilidad que produce cierta vulnerabilidad como para absorber vibraciones negativas de terceras personas. Cuando se habla de vibraciones negativas no significa que sean influencias negativas directas, a veces hay influencias negativas en el ambiente y el 10% va a hacer tal diligencia o tal compra en determinado lugar, y al tener su aura un poco debilitada puede absorber esas vibraciones. Eso lo he notado en muchos seres encarnados, y eso le puede afectar en la parte dermatológica y puede afectarle en la parte de vías respiratorias, muchos cuidado con eso, no es para alarmarte, simplemente es lo que visualizo a nivel conceptual.

Interlocutor: Bueno, perfecto, vayamos a la siguiente pregunta. ¿Ves necesario que practique meditación o algún otro tipo ejercicio?

Ardan-El: De practicar algo, yo recomendaría un Yoga respiratorio.

Interlocutor: Perfecto. Siguiente pregunta. Un tiempo atrás, cuando sucedió el terremoto en Haití, envié energía para ayudar a las personas afectadas por el terremoto, mientras lo hacía, de repente sentí un gran calor en mi cuerpo. ¿Quisiera saber si se debe a algo específico?

Ardan-El: Yo apoyé esa energía, evidentemente allí es el calor, no es ninguna cosa extraña, de todas maneras enviando luz a una situación catastrófica tan grande, es como que la luz, ¡hay! como dice Johnakan, el lenguaje es tan pobre en el plano físico, porque iba a decir a través de este receptáculo que la luz se dispersa, en realidad la luz no se dispersa, pero al abarcar tanto es como que el efecto es menor que si tú de repente dijeras; bueno, hay un chico haitiano que se llama Gimeno y le voy a mandar luz a ese niño. Al decir, bueno, hay miles de damnificados y voy a enviarle luz a miles, la luz va a llegar pero más difumada.

Interlocutor: O sea, si muchos hicieran lo mismo al unísono podría producir un efecto más importante.

Ardan-El: Totalmente, por supuesto. Por otro lado te digo que tu thetán y el thetán de este receptáculo han enviado luz en las últimas catástrofes, ya sea Haití, ya sea Chile, ya sea Japón, ya sea Turquía, ya sea Myanmar.

Interlocutor: Perfecto. Vayamos a la siguiente pregunta. ¿Crees necesario psicoauditar alguna vivencia ya relatada que haya quedado con alguna carga? Por ejemplo, la sesión de Hyperión IV quedó como con cierta intriga.

Ardan-El: No, me inclino más por Aldebarán, pero es un relato bastante largo, no para tratar en este momento. En el planeta Umbro junto con tu thetán, el thetán de este receptáculo, Dan-El el thetán de Daniel y otros thetanes, hemos compartido vivencias de aventuras.

Interlocutor: ¿Pero tiene carga?

Ardan-El: Hay carga en el sentido de que han pasado... han habido muertes de seres queridos, sí, se han perdido vidas.

Interlocutor: Es importante psicoauditar eso.

Ardan-El: Es importante psicoauditar la vivencia. Es algo gracioso porque es como que los thetanes se van turnando en los relatos de Umbro, de repente tu thetán Radael relata algo de la historia, de repente el thetán de este receptáculo, Johnakan, relata otra parte de la historia como si se fuera armando una...

Interlocutor: Una historia general, diríamos.

Ardan-El: Una historia general por capítulos, y cada thetán va relatando un capítulo, pero es como que la historia va encajando si se entiende, pero no lo tomemos como una irreverencia, cada thetán necesita relatar algo.

Interlocutor: Claro, está bien. Bueno, la siguiente pregunta. ¿Qué puedo hacer para tener una mejor comunicación contigo? ¿Alguna técnica o algo que deba practicar más en mi diario vivir?

Ardan-El: Bueno, el propio Johnakan lo dice, el ruido del plano físico no deja captar al thetán, pero mi 10% me capta, me capta perfectamente, lo que pasa es que necesita convencerse de que me capta. De repente le surge una idea, le surge un buen impulso, porque la palabra impulso por muchos está mal vista porque lo toman como algo reactivo, y no es así; a veces hay impulsos de dar un abrazo, y eso no es reactivo, es un abrazo de sentimiento como dar un beso a un niño, y entonces a veces es bueno dejarse llevar por sanos impulsos y seguro que me capta, seguro que me capta, se tiene que convencer nada más.

Interlocutor: Perfecto.

Ardan-El: Acuérdate que en el plano físico no existen susurros al oído ni ideas absolutamente concretas como si fuera un súper médium, directamente lo que se capta es una idea quizás difusa para el que no está acostumbrado, pero es dejarse llevar por ella.

Interlocutor: Claro. Perfecto. La siguiente. ¿Podríamos hablar en nuestro caso de algún Grado OT o un Grado OT potencial? Faltaría mucho para llegar a Clear?

Ardan-El: Falta todavía, si habláramos de un OT potencial yo diría un OT 5, OT 6 casi, pero habiendo todavía engramas, no hay OT.

Interlocutor: Está bien. Perfecto.

Ardan-El: Al llamar potencial es a un grado hipotético pero que eso incluso con... entre comillas “entrenamiento” puede ir subiendo.

Interlocutor: Está bien. Vamos a la siguiente. El escritor Tolkien se refirió en sus escritos sobre la Tierra Media como Arda. ¿Esto tiene alguna relación con nuestro nombre conceptual?

Ardan-El: Bueno, el thetán de él es un espíritu que vibra en sintonía, pero no tiene que ver... los nombres son sólo para vosotros, nosotros no tenemos nombres en realidad, nos reconocemos mediante vibraciones, incluso por ejemplo, el thetán de un joven conocido por vosotros, Javier Marenco antes tenía otro nombre y luego se cambió a Rovanor y antes tenía otro nombre, entonces Javier le preguntó; ¿Por qué te has cambiado el nombre? No me he cambiado el nombre, he cambiado de vibración porque he subido de nivel y para la vibración que tengo se transmite mejor Rovanor, que el nombre que antes había dado a conocer por mí. Esto significa que en muchos casos hay seres encarnados cuyo thetán puede ser dado a conocer con distintos nombres a lo largo de la encarnación.

Interlocutor: Sí, interesante.

Ardan-El: Sí, la vibración cambia, a favor o en contra. Hay thetanes que retroceden.

Interlocutor Está bien. Vamos a la siguiente entonces. ¿Existe alguna entidad o entidades con las cuales pases más tiempo conceptuando? Algo similar a nosotros en el plano físico, en el cual tenemos un amigo o un grupo de amigos con quien compartimos más tiempo. ¿Podrías nombrarme alguna entidad que yo conozca?

Ardan-El: Con toda humildad lo digo, con toda humildad, pero yo me siento cómodo con vuestros thetanes, conceptúo mucho con ellos, mucho sobre distintos temas, de la misma manera, y esto no lo tomes como una paradoja, pero de la misma manera que Álvaro conceptúa con vosotros a nivel de la web porque no os conocéis personalmente, yo conceptúo con vuestros thetanes, me siento cómodo.

Interlocutor: Muy bien. Perfecto. ¿Cuál es tu color astral?

Ardan-El: Color plateado.

Interlocutor: Muy bien. La siguiente. ¿Así como cada rayo metafísico tiene una cualidad, podríamos decir que el color Astral de cada entidad define, por así decirlo, la cualidad del espíritu?

Ardan-El: No, es relativo eso, es relativo, de todas maneras mi color plateado me identifica con una energía Búdica, pero es muy relativo eso.

Interlocutor: Está bien. La siguiente. ¿El Elohim que nos creó es alguno de los ya conocido por nosotros?

Ardan-El: A- do-nai.

Interlocutor: Adonai.

Ardan-El: Adonai, ninguna duda de ello. Adonai, querido Adonai, es amadísimo por mí y creo que es amadísimo por todos, por Radael, por Johnakan, por Dan-El; (suspiro) querido Adonai.

Interlocutor: Está bien, bueno, la pregunta está contestada, después cualquier cosa ampliaremos con preguntas. Siguiente pregunta. Al momento de crearte, ¿en instantes ya tenías a un Espíritu y un Ángel Guía?

Ardan-El: Sí, totalmente.

Interlocutor: Eso es como automático.

Ardan-El: Sí.

Interlocutor: Siguiente pregunta. ¿Has llegado al borde de la Creación? En caso positivo, ¿cuál fue tu impresión?

Ardan-El: No me he llegado a asomar a la ventana, para que se entienda, como hicieron Kar-El, entidad angélica, y luego Johnakan Ur-El y Morganel, pero he estado como atisbando con seudópodos. Digamos que si bien mi paquete conceptual energético ha quedado cerca del Caos, es como que parte de mí ha husmeado hablando en jerga terrenal.

Interlocutor: Está claro.

Ardan-El: …y percibí una oscuridad conceptual tan grande, porque en el Universo suprafísico así como vosotros estáis en una sala de conferencia, escucháis un leve murmullo de gente que está, hasta que llegue el conferencista, en el Universo suprafísico se escuchan murmullos conceptuales de espíritus. Cuando estás en el Caos hay un silencio ¡tan Grande! ¡tan Grande!

Interlocutor: Diríamos que es paradojalmente un silencio que se escucha.

Ardan-El: Claro, eso incluso lo dijo alguna vez Johnakan Ur-El.

Interlocutor: Entonces me copié de él sin darme cuenta. Vamos a la siguiente pregunta. Además de encarnar en un cuerpo con base de carbono, ¿Has encarnado con otra composición? ¿Alguna vida reptílica, vegetal, marina, de silicio...?

Ardan-El: De silicio.

Interlocutor: ¿En qué planeta?

Ardan-El: En el sistema de Fulgor.

Interlocutor: Y alguna vivencia allí que tendrías que psicoauditar.

Ardan-El: No, no es tan importante.

Interlocutor: Vamos a la siguiente entonces ¿Llegamos a encarnar en la Atlántida?

Ardan-El: Sí, y fue una experiencia positiva en cuanto a conocimiento porque fui uno de los tantos científicos que experimentó con luz sólida.

Interlocutor: Interesante. ¿Cuántas veces hemos encarnado en Aldebarán IV y cuántas en Sol 3? A parte de estos dos, ¿cuál sería el tercer planeta donde más hemos encarnado?

Ardan-El: Bueno, Sol 3 por preferencia, 118 veces. En Aldebarán 4 veces, en Antares 3 veces.

Interlocutor: ¿Qué proporción hombre y mujer?

Ardan-El: 81% masculino y 19% femenino.

Interlocutor: ¿Y por alguna razón?

Ardan-El: Entendía, y esto obviamente no lo toméis como machismo porque el espíritu no tiene género, no hay masculino ni femenino, simplemente entendía que para mi aprendizaje, mi afán de aventuras, me era más útil entre comillas el encarnar como masculino. Por ejemplo, las 4 veces que encarné en Umbro, Aldebarán IV, encarné como masculino por la razón de que es un mundo donde salvo contadas excepciones como Nadia, Darvia u otras, la mayoría de las mujeres son o esclavas, o doncellas, o esposas de labradores, o meseras, o trabajan directamente en posadas como chicas de servicio, no tienen gran trascendencia.

Interlocutor: Está bien.

Ardan-El: Pero no lo toméis como algo despectivo por favor, he encarnado también dos veces en Gaela, un mundo que es gemelo a Sol 3 y una de las dos veces he encarnado como mujer haciendo un gran servicio, o sea, lo aclaro para que no se mal entienda.

Interlocutor: Está bien, la siguiente pregunta. ¿Hemos estado en un plano -2 o -1? En caso positivo, ¿cuántas veces y por qué?

Ardan-El: -2 una vez pero no por... bueno, no se trata de justificarme, hubo un rol que ha sufrido tremendas pérdidas en batallas y también ha matado mucha gente en batalla y ha perdido su familia, se ha vengado quizás en demasía, matando no solamente a los responsables sino también al resto de su entorno directo y... bueno.

Interlocutor: ¿Esto fue auditado ya o habría que auditarlo?

Ardan-El: No fue auditado.

Interlocutor: Entonces habría que auditar esto.

Ardan-El: Sí.

Interlocutor: ¿Está afectando mucho a la parte encarnada? Eso lo pregunto yo.

Ardan-El: No, no. Ya no tenemos ese karma, sino no estaríamos en el plano Maestro, pero queda como un resabio engrámico.

Interlocutor: O sea ¿habría que psicoauditarlo? esto lo pregunto yo.

Ardan-El: Sí.

Interlocutor: Vamos a la última pregunta. ¿Cómo crees que estoy llevando a cabo la ayuda y consejos que presto a distintas personas a través de la web? ¿Observas resultados satisfactorios?

Ardan-El: Sí, hay mucha gente que presta atención a mi parte encarnada, sí, sí, totalmente, totalmente positivo. Es importante también que cuando mi 10% dude de algo no dude en preguntar a maestros que pueden saber más, o sea, todos los consejos y orientaciones que pueda dar, bienvenido sea. Si duda en algo, es preferible abstenerse de decirlo. Como decís vosotros en el plano físico, para no hacer hincapié (risas).

Interlocutor: Está bien. Acá ya yo terminé con las preguntas que tengo anotadas, alguna reflexión final, un minuto o dos diríamos para...

Ardan-El: ¡Oh! Me tomo menos tiempo, simplemente estoy exultante de intercambiar palabras a través de este receptáculo con el 10% de Radael.

Interlocutor: ¡Ja! Bueno...

Ardan-El: ...Y eso me hace ser un thetán muy afortunado.

Interlocutor: Está bien, bueno será hasta la próxima sesión.

Ardan-El: Hasta la próxima sesión y espero conceptuar pronto contigo, porque con Radael conceptuamos permanentemente.

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: Incluso nos vamos a un bar suprafísico a tomar algo juntos.

Interlocutor: (Risas).

Ardan-El: Aclaro que no suelo ser bromista, es Ruanel que me está pinchando aquí.

Interlocutor: ¿Y Radael es bromista?

Ardan-El: No tanto, no tanto como Ruanel.

Interlocutor: No tanto como yo (risas).

Ardan-El: Pero tú eres un caso aparte.

Interlocutor: Valga el chiste.

Ardan-El: Tú eres muy famoso en el plano físico, por tus bromas.

Interlocutor: ¿Sí?

Ardan-El: Muy famoso (risas).

Interlocutor: Bueno, en fin, algunos me querrán matar y otros...

Ardan-El: No, no. Te quieren mucho.

Interlocutor: Bueno.

Ardan-El: Nos Vemos.

Interlocutor: Hasta luego.

 

Información complementaria:

 

El Caos

 

Otra sesión en Gaela

 

La Atlántida

 

 

 


Sesión 7/4/11
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Respondió una consulta sobre un dato que no cuadraba de la última sesión con una anterior.

 

 

Jorge Olguín: Estamos reunidos para hacer aclaraciones sobre la última sesión con Ardan-El y una no coincidencia con una sesión anterior, a ver si es un tema de canalización o si es un tema de que cambió la información el thetán y si es así, por qué. Canalizo.

 

Ardan-El: Bueno, aquí estoy reunido con vosotros.

Interlocutor: Ardan-El, como tenemos pocos minutos porque este receptáculo está muy agotado, le vamos a resolver las preguntas planteadas por tu 10% en dos o tres partes, ¿leo entonces y tú las aclaras?

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: Dice: Hay algunos datos que no encajan con sesiones anteriores, lo explicaré:

1) En la sesión del 14-09-09 dice:
Interlocutor: ¿Qué edad tienes como espíritu?
Ardan-El: Soy bastante, bastante antiguo, tengo 98 mil años.
Interlocutor: ¿Cuántas veces has encarnado como mujer y cuántas como hombre?
Ardan-El: Bueno, he encarnado exactamente 4 mil veces, de las cuales he encarnado 3100 como masculino y 900 como femenino.
Interlocutor: ¿En qué planetas has estado y en cuál has estado más veces y por qué?
Ardan-El: Más veces en Aldebarán, porque es un planeta que me ha gustado mucho y segundo en sol III.

Interlocutor: Ya está.

Ardan-El: Respondo entonces. Bueno, en realidad he encarnado más veces en Sol 3, en Umbro he encarnado muchas menos veces. Fue un concepto mío quizás mal enviado de mi parte, porque me une un campo emocional con Umbro, que es Aldebarán IV, y lo que quise expresar en realidad es que no he encarnado más veces sino que he encarnado con más intensidad las veces que he encarnado que fueron muchas menos. Las aventuras de vidas, las amistades que he hecho, un amor que he vivido, que fue de idas y vueltas con una mujer, y quizás lo que diga pueda ofender a la pareja actual de Sol 3 si tiene ego, porque lo que he vivido en esa encarnación fue un amor digno de los mejores poetas de Sol 3 siglo XVII, XVIII y XIX; quiero decir con ello, que lo de Aldebarán para mí fue algo único en cuanto a amistades, amistades que... tampoco voy a desmerecer las amistades de Sol 3, pero hemos pasado por peligros de muertes juntos en esa vida, las amistades que hemos tenido, las aventuras que hemos tenido. Hemos estado tomando una bebida alrededor del fuego sin dormir una noche en vela por lo que iba a venir en la jornada siguiente, contando anécdotas, desnudándonos espiritualmente, contando cosas de nosotros que no se lo contaríamos ni a un hermano, y eso que habían mujeres alrededor de hoguera. Desnudábamos nuestras emociones, y un joven al lado mío contaba que había sido vejado por su padre, el otro joven que no había conocido su padre durante muchísimos años de la tierra, de lo que serían años terrestres porque en Umbro los años son más grandes porque Umbro gira mucho más lejos de su estrella, porque Aldebarán es muchísimo más grande que vuestro Sol. Historias que hemos contado que en esta encarnación como Alvaro no he tenido ese desnudo del alma, entonces mi intención no fue confundir al receptáculo, pero aún con la fidelidad alta que tiene este receptáculo, seguramente mi intensidad de concepto lo confundió, por eso dijo que encarné más vidas en Aldebarán.

Interlocutor: Estas respuestas que estás dando, tú que comprendes o captas a tu 10% ¿queda bien aclarado?

Ardan-El: Queda aclarado dentro de lo que el lenguaje físico permite, como dice el excelso maestro Johnakan, el lenguaje es pobre, pero es entendible. Yo quise decir que hubo una mayor intensidad de vivencia y no una mayor cantidad de vidas.

Interlocutor: Entiendo, está bien. Como acá yo tengo otras preguntas.

Ardan-El: Puedes hacer otra pregunta más si lo deseas.

Interlocutor: Es que son varias, yo preferiría dejarlo para la próxima y así lo hacemos con tranquilidad y no de apuros, si te parece.

Ardan-El: Está bien.

Interlocutor: Más bien lo digo por el receptáculo.

Ardan-El: Está bien. Está bastante cansado de haber hecho varias sesiones anteriores contigo.

Interlocutor: Claro. No vaya a ser que tengamos que reiterar las preguntas. Entonces dejamos para la próxima el resto de las preguntas.

Ardan-El: ...Y le estoy mandando un abrazo conceptual a Radael y a Lormo (Risas) hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego.

 


Sesión 14/4/11
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Habló de cómo puede Eón no tener ego y contenerlo a través de sus criaturas simultáneamente. También de su plano espiritual, su contacto con otros espíritus. Relató una vida donde murió muy joven relacionándola con un problema de ego y proponiendo soluciones.

 

 

Jorge Olguín: Estamos reunidos para canalizar a Ardan-El el thetán de Alvaro. Hay unas preguntas pendientes, y luego que repase alguna vivencia que le esté incomodando o haga alguna reflexión.

Ardan-El: Queridos hermanos...

Interlocutor: Sí, ¿Ardan-El?

Ardan-El: Ardan-El.

Interlocutor: Te escucho.

Ardan-El: Estoy aquí reunido con vosotros, mandando toda la luz. Trato cada día luchar contra con los propios egos. Sabemos por el hermano Johnakan que el ego no se destruye pues forma parte de nosotros, simplemente se domina, se integra en el Yo Central.

Interlocutor: Más que dominar sería integrar ¿no es cierto? Porque dominar parece...

Ardan-El: Digo dominar en el sentido de que el ego busca sobresalir, asomar la cabeza como un topo en vuestro plano físico.

Interlocutor: Claro, yo recuerdo y vale la aclaración, creo que un Aes dijo; con el poco ego que tengo, quiere decir que hasta las altísimas entidades aún tienen un pequeñísimo ego, interesante.

Ardan-El: Bueno, un Eloah del plano 8 como Iahvé o Jehová como lo conocéis, fíjate las atrocidades que ha cometido con su ego.

Interlocutor: Claro, pero me pregunto si EÓN, su 10% no tendrá ego, ya que estamos... pero discúlpame, no quiero interrumpirte porque es tu sesión.

Ardan-El: Interpreto humildemente que si es 100% Amor, si es la Esencia del Amor, no da cabida al ego.

Interlocutor: Está bien.

Ardan-El: Pero por otro lado, si utilizo una palabra de vuestro lenguaje físico, filosofar, el ego también forma parte de EÓN, puesto que EÓN es la Creación, Él es su Manifestación, así que el ego forma parte de Él. Si me voy a poner a filosofar, porque vosotros tenéis una ley matemática que dice, el orden de los factores no altera el producto, o sea que permíteme explayarme en esto y luego me haces las preguntas.

Interlocutor: A bueno, perfecto.

Ardan-El: EÓN es el Todo en ésta Creación y es el Absoluto en ésta Creación.

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: Porque una vez preguntaron, si ABBA es el Absoluto Total, por qué le dicen Absoluto a EÓN. En ésta Creación es el Absoluto.

Interlocutor: Absoluto relativo en cuanto al Verdadero Absoluto diríamos.

Ardan-El: Claro, pero en ésta Creación Él es el Absoluto.

Interlocutor: Está bien.

Ardan-El: Él es la Esencia del Amor, pero a su vez dentro de esa Esencia contiene Todo, contiene los demonios, las energía lúdicas, algunos elementales que incluso hasta de traviesos pueden cometer actos hostiles, el propio ego, los engramas, todo eso es negatividad; entonces forma parte de EÓN, entonces humildemente, porque quizás yo sea compañero de seres del plano 5to como Ien-El, Johnakan, Morganel, pero quizás no lo perciba con toda majestuosidad, qué es EÓN, pero mi teoría es la siguiente.

Interlocutor: A ver.

Ardan-El: EÓN es el Todo en ésta Creación, Él contiene el bien y el mal, entonces ¿por qué el mal no lo salpica? Porque EÓN... es muy difícil traducir mi concepto AÚN con éste receptáculo que tiene una elevada fidelidad.

EÓN se divide en dos; EÓN es su propia Esencia, su núcleo, digamos de ese 10% manifestado… dejemos de lado al 90% no manifestado, que está enrollado en una singularidad, para que se entienda cuánticamente.

Interlocutor: Está bien.

Ardan-El: Hablemos del 10% manifestado. Hay un núcleo que es EÓN EÓN, es EÓN, y la parte manifestada es EÓN en nosotros, ese EÓN en nosotros contiene Todo, contienen el bien, contiene el mal, contiene Todo. El EÓN no nosotros, que es su núcleo, es la parte que no tiene ego, es la parte que es la Esencia del Amor Puro, porque si yo, Ardan-El, caigo como he caído muchas veces presa del rol de ego, ya estoy teniendo mácula, impurezas. EÓN núcleo no tiene impurezas, esto significa que EÓN se subdivide en el EÓN manifestado en nosotros, el EÓN manifestado en el Universo Físico, el EÓN manifestado en el Universo Suprafísico, nosotros somos parte de Él, y el EÓN núcleo, que es el EÓN Puro, el EÓN blanco azulado con su rayo, el EÓN que no tiene pizca de negatividad. ¿Quedó claro?

Interlocutor: Si, lo que yo quería aclarar, y esto es desde mi punto de vista de encarnado 10%, es la cuestión del bien y del mal, son términos relativos, porque para nosotros tal cosa es buena y tal otra cosa es mala; para una gallina un puma es malo, y para un bichito la gallina es el animal malo y el puma es el bueno porque no se come al bichito.

Ardan-El: Claro, pero para no sembrar confusión, hablamos de que una guerra es mala siempre, hablamos de que la exterminación de una raza es mala siempre, hablamos de que hay actos hostiles por naturaleza y son malos siempre.

Interlocutor: Claro, se podría decir que es malo todo lo que atenta contra la supervivencia.

Ardan-El: Y eso forma parte de la Creación, y si la Creación es manifestación de EÓN, forma parte de EÓN, entonces ¿por qué EÓN no tiene mácula? Porque EÓN núcleo es distinto del EÓN manifestado, aunque el núcleo también está manifestado pero vendría a ser como la yema y la clara. La clara somos todos, la yema la parte de EÓN que es el Eterno Presente que observa todo lo demás.

Interlocutor: Nosotros también estamos en la misma, porque estamos manifestados en un cuerpo pero el 10% no está dentro del cuerpo, estamos manifestados por un cuerpo.

Ardan-El: Claro.

Interlocutor: Como decía Hermes, como es arriba es abajo.

Ardan-El: Cuando llegue el Big Crunch, toda la clara se va a fundir en la yema, lo digo de una manera muy básica para que se entienda correctamente.

Interlocutor: Lo más curioso y que me da la impresión de que los maestros siempre se enojan cuando lo digo, es que eso está hecho.

Ardan-El: Totalmente.

Interlocutor: Siendo un presente, claro pero siempre me corrigen, no, nosotros estamos viviendo... (Risas)

Ardan-El: ¡Ah! Eso lo dice éste receptáculo, el profesor Jorge, “no mezcles” te dice (Risas)

Interlocutor: Ruanel también lo dice.

Ardan-El: Puedes hacer las preguntas.

Interlocutor: Muy bien, acá yo te las leo. En la sesión de hoy (la del otro día) mi thetán dijo estar en el plano 4.4, ¿bajó dos subniveles? Es ahí la pregunta.

Ardan-El: Que mi 10% no coja un engrama ni le afecte ese ego que tiene sujeto, pero hubo de alguna manera dentro de las enseñanzas que él también brinda como 10% porque está brindando, porque un discípulo también puede enseñar y bienvenido sea, pero tuvo como un pequeño asomo de ego, casi imperceptible para él, seguramente cuando él me escuche desde éste receptáculo las palabras se sorprenderá o no, pero tuvo un pequeño atisbo de ego que me llegó a tocar a mí como thetán y bajé dos subniveles, pero es imperceptible, no es nada.

Interlocutor: Claro, o sea que siempre fue el causante entre comillas el 10%.

Ardan-El: Aclaremos que si yo tuviera un 1% de ego, ya estaría en el 3.9.

Interlocutor: A tal punto es de delicado, sensible...

Ardan-El: No se puede tener ego, no, no se debe tener ego (Risas).

Interlocutor: La pregunta es, ya que estás ahí, ¿Radael se sigue manteniendo en el plano... en qué plano está, en el 5.1?

Ardan-El: Radael está en el 5.4.

Interlocutor: Ah! Subió al 5.4.

Ardan-El: Radael está en el 5.4, eso es lo que yo percibo de Radael.

Interlocutor: ¡Qué tal!

Ardan-El: ...Y Ruanel está en el plano 5.5.

Interlocutor: ¡Ah! Lo estoy arañando como quien dice.

Ardan-El: Dan-El está en el plano 5.7.

Interlocutor: ¡Ah! Está bien.

Ardan-El: Morganel está en el plano 5.9 al igual que Tera-El, está en el plano 5.9.

Interlocutor: Está bien. Vamos a la otra pregunta si te parece.

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: Es un poco larga, te la leo, así queda grabada. ¿Es normal que un thetán del plano 4 diga que los espíritus con los que más conceptúa son espíritus del plano 5to? ¿no sería más normal y cómodo que conceptúo con espíritus de su mismo plano? Lo menciono por la soltura y ligereza con que mi thetán habla de ello, como si estuviesen en el mismo plano, lo encuentro un poco atípico, por eso me gustaría que preguntasen bien lo del plano, ya que en una sesión de Julio del año pasado dijo estar en un plano 4.6, y la última 4.4, yo me imaginaba al igual que Manu y Germán, estar un poco más arriba. Lo menciono porque desde entonces no he tenido altibajos importantes ni nada parecido, por el contrario, desde ese entonces me he sentido mucho mejor y con una mayor amplitud conceptual, el cual me ha empujado gustosamente a ofrecer orientación a los demás, claro, sin dejar de lado las psicoauditaciones que han logrado maravillas desde que empecé con ello.

Esa es la consulta.

Ardan-El: La respuesta está implícita en el sentido de que yo me adelanté a la respuesta explicando de que mi 10% estaba en el camino como discípulo de enseñar a otros, que se sentía gustoso de hacerlo, pero que descendió dos subniveles, he descendido yo por el hecho de que tú de una manera muy inconsciente, imperceptible, un pequeño toque de ego, pero que no lo tome como algo que le duela, para nada, porque a veces... he tenido una vida pasada muy cortita, porque tuve una enfermedad que no la he mencionado nunca, tuve una vida en Granada, me llamaba Paco Fuentes, Francisco Fuentes, era un joven carenciado...

Interlocutor: ¿En qué años? ¿Qué época?

Ardan-El: Fue hace muy poquito, hace dos siglos atrás, pero es una vida que no menciono, pues viví sólo 15 años.
Era muy querido, amaba a mi padre, mi madre, mi hermano mayor, mi hermano menor, a mis amigos. Teníamos una maestra particular que tenía diez jóvenes, le ayudaba hacer las tareas a otros. Yo era muy inteligente, y la maestra me adoraba de como yo... era como su colaborador, ayudaba a otros, sabía mucho de matemáticas, mucho de castellano. Una vez hizo una prueba con todo esmero de historia española, y me corrigió un par de cosas, y me sentí como diríais vosotros hoy, herido en mi amor propio; a la maestra le cayeron un par de lágrimas y me abrazó, y me dijo: -hijo, esto no es la muerte de nadie, hay un par de cosas en las que te has equivocado en las fechas, nada más- Me sentí tan molesto que estuve dos días sin ir a estudiar, me sentí mortificado en casa, estando herido mi orgullo, entonces lo que yo le quiero transmitir a Alvaro, que no se sienta herido, en nada, en nada. Lo que está haciendo es un especie de efecto rebote en mí que me dan más ganas de seguir.

Interlocutor: Ajá. Ahora, ¿te has recuperado? ¿Se ha recuperado? ¿Están en el 4.6 o siguen en el 4.4?

Ardan-El: No, en este momento estoy en el 4.6 nuevamente, lo que la pregunta, que es una pregunta que tiene un asomo de ego de alguna manera es, ¿por qué no estoy en el plano...? porque él no la pregunta, pero su mente es mi mente, su mente es mi mente ¿por qué no estoy en el plano 5.1 ¡ya! con todo lo que estoy haciendo? Esa inconsciente pregunta hizo que bajara dos subniveles que ya los recuperé.

Interlocutor: Interesante.

Ardan-El: Cuando tú te preguntas algo, esperando... Johnakan, Johnakan, es tan difícil transmitir el concepto sin herir susceptibilidades, pero bueno, tengo éste receptáculo y debo entre comillas usarlo.

Interlocutor. Claro.

Ardan-El: Cuando tú te cuestionas algo que crees que te mereces, y sí te lo mereces seguramente.

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: Pero tal vez no sea el momento, no deja de haber un atisbo de ego.

Interlocutor: Claro, obvio.

Ardan-El: Tú de repente, tú como 10%, tengo entendido que trabajas en una editorial.

Interlocutor: Sí.

Ardan-El: Y tú llegas a tu casa y te preguntas; -Pero será posible que equis persona que es casi un amigo, que nos conocemos de tantos años, no me haya aumentado el sueldo con todo lo que estoy haciendo por la editorial...

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: El hecho de que te cuestiones eso, no es que te estés sobre valorando, porque seguramente tú haces un repaso por todo lo que has hecho por la editorial, y de verdad te mereces eso, pero en el fondo, ¡muy! en el fondo, a muchas brazas de profundidad...

Interlocutor: Hay un atisbo de ego.

Ardan-El: Bien.

Interlocutor: …Que puede hacer descender un pequeñísimo subnivel.

Ardan-El: Exacto, exacto. Pero le pasa a este receptáculo también, eso lo digo para que veáis que nadie está exento, a éste receptáculo que es el 10% de Johnakan le pasa.

Interlocutor: Está bien.

Ardan-El: ¿Sabes cuál es la vacuna de éste receptáculo? Que se ríe tanto de sí mismo, pero tanto, tanto, tanto se ríe de sí mismo, es casi invulnerable al efecto del ego, pero es vulnerable, porque yo conceptúo con Johnakan, con Morganel, con Ruanel, conceptúo permanentemente, y ahí va la respuesta al segundo interrogante, tenemos una ¡tremenda afinidad!, una ¡tremenda empatía! con esos maestros, qué importa que estén en otro plano, qué importa que estén en un plano cinco, hay afinidad, hay afinidad, no somos almas gemelas, pero tenemos una empatía... como diríais en el plano físico, hay un rapport, es como que tú de repente te encuentres con un amigo con el que compartes en el plano físico un café y te quedas dos horas hablando y se te va la noción del tiempo, hay un rapport tremendo, una afinidad tremenda con estos maestros.

Interlocutor: Está bien...

Ardan-El: Si estuviéramos en el plano físico... a ver, estamos en el plano físico, porque salvo Ruanel, todos estamos encarnados, está encarnado Johnakan, está encarnado Radael, está encarnado Morganel, y no nos conocemos físicamente, pero si hipotéticamente ese 90% encarnara, si estuviéramos todos tomando un aperitivo, estaríamos contando chistes, palmeándonos las espaldas como si fuéramos compinches, si se entiende en el buen sentido, no importa el plano en que estemos. A ver, es como si un gerente se hiciera amigo de un reponedor de mercadería porque se encontraron de repente, que el gerente tenía un problema personal y estaba comiendo algo y le dice al reponedor, que capaz lo ha visto 3 veces en la fábrica, siéntate conmigo, y lo utiliza de confesor; le cuenta problemas familiares, personales, o problemas de la esposa, pero luego no, en la empresa no se tratan, pero hay como una especie de ¡complicidad! pero uno es nivel gerente, y el otro es un simple reponedor, en este caso no estamos hablando de un plano 5 y un plano 2, pero hay una especie de guiño, de complicidad.

Interlocutor: Claro.

Ardan-El: Es eso.

Interlocutor: Ardan-El ¿cómo está el receptáculo?

Ardan-El: El receptáculo está agotadísimo (Risas) pero por eso te dije al comienzo, el orden de los factores no altera el producto, por eso primero quise expresar lo de EÓN porque no deja de ser una revelación esto que le va a servir a muchos.

Interlocutor: Claro, seguro.

Ardan-El: Y esta revelación hecha por mí, Ardan-El, que Álvaro lo tome como ¡qué bien, lo que ha revelado mi thetán! Pero... (Risas) mantente tranquilo. Gracias.

Interlocutor: Ok.

Ardan-El: Hasta todo momento.

Interlocutor: Hasta luego.

Ardan-El: Toda la luz del 4.6 (Risas).

Interlocutor: Ok, salúdame a Radael.

Ardan-El: Radael está conmigo, estamos tomando algo juntos.

Interlocutor: Bueno, también está conmigo, pero lo noto menos (Risas).

Ardan-El: Jajaja, te lo he sacado.

Interlocutor: Muy bien, hasta luego entonces.

Información complementaria:

Sesiones con Eón

 

El ego y sus roles

 

Sesiones con Abba

 

El cielo responde (información de planos espirituales y otros)

 

 

 


Sesión 24/6/11
Médium: Jorge Olguín
Entidad que se presentó a dialogar: Ardan-El, thetán de Álvaro R.

 

Relató una vivencia en Umbro que le generó angustia a él y a sus compañeros. Hay miedos que tenemos todos, puesto que provienen del instinto de supervivencia.

 

 

Estoy en un plano 4 subnivel 6 y vivo aprendiendo de vosotros, así como también de otras entidades. Paradójicamente, aprendo muchísimo de entidades del plano 3 con sus inquietudes, sus altibajos, sus incertidumbres, etc. Obviamente que mi afán es transmitirles armonía, seguridad, conceptos de Luz a su cuerpo de ideas y a su cuerpo causal.

Pero deseo ir muy atrás en el tiempo y repasar una vida, la cual ya he repasado en distintas oportunidades. En este caso, incluso tu propio rol ha participado junto con el rol de Dan-El, el rol de Johnakan y otros roles en ese mundo llamado Umbro.

Nosotros nos dirigíamos a una región que le decían “Los Apartados” y no sé si era un afán de exploración. Nos acompañaban también mujeres como Nadia y Darvia y había muchas cosas que me costaba interiorizar. No deseo ser hipócrita, y ahora voy a hablar personalizado -o sea, olvídate de Ardan-El- porque voy a hablar desde el punto de vista de Ardix.

 

Me sentía como inquieto a pesar de que tenía mi cimitarra preparada para cualquier peligro que se presentase. Aparte, estaban Lormo, Marcel, Jordi y el propio Fondalar, que con su mente podía captar vibraciones mentales de enemigos que pudieran acecharnos. Aún no terminaba de entender por qué ese afán de aventura y arriesgarnos a una región desconocida para nosotros.

 

Esa noche me dormí a la vera del camino, envolviéndonos con unas mantas. No eran noches frías a pesar de que estábamos cerca del mar. Ya faltaba muy poco para llegar a la región de los apartados. Habíamos pasado la región de las amazonas y sentí como ruidos en la noche. Abro los ojos y los quiero despertar a los demás: a Marcel, a Lormo, a Fondalar, a las jóvenes... Estaban todos absolutamente dormidos y no se despertaban. Les tocaba la garganta a ver si le sentía el pulso. Sí, estaban vivos, pero es como si un humo soporífero les hubiera afectado y no se despertaran.

En la oscuridad veía como monstruos -yo sabía de las criaturas llamadas orcos, seres míticos en vuestro planeta Sol 3, pero no en Umbro- pero estos seres eran distintos: por momentos aparecían y por momentos era como que flotaban en el aire. Se veían ojos rojos, sentía un tremendo dolor de cabeza y como un zumbido en mis oídos que me aturdía. Caí de rodillas.

 

Estos seres no caminaban sobre la tierra sino que era como que estaban en el aire, como vosotros tenéis la imagen –errada, obviamente- de los fantasmas. En realidad la palabra fantasma no tiene razón de ser porque pueden ser espíritus apegados al plano físico y que se muestran ante vosotros haciendo foco. Lo que pasa es que como Ardix no entendía eso. Yo no tenía miedo a nada porque había luchado contra decenas de enemigos de todas clases -hasta con los gigantes del norte- y de repente me veo, saco mi cimitarra y golpeo a uno, atravesándole la cabeza. Es como que fuera transparente e inmaterial, y sentía como una burla, como una risa, y me quedo dormido.

 

Al día siguiente me levanto y lo comento con los demás. Me miran preocupados.

Marcel se me acerca y me dice: -Tú estabas absolutamente dormido y yo veía esas figuras que flotaban con esos ojos rojos, brillantes; un zumbido en la cabeza que no me dejaba ni siquiera pensar.

Jordi se me acerca y me dice: -Los enfrenté y sentí como un ramalazo de dolor en el pecho y caí en tierra desvanecido.

Las jóvenes me dijeron lo mismo: -Vosotros estabais dormidos. Nadia y yo nos enfrentamos a esos monstruos. Era Darvia la que hablaba.

Me acerco a Fondalar y le digo: -¿Tú qué dices?

-Yo, verdaderamente, no escuché nada. Dormí perfectamente como un...

 trejón -el trejón era una especie de roedor parecido al lirón.

 Y pensé: "Entonces fue un sueño". Pero yo no lo veía como un sueño porque en un momento dado, cuando caigo a tierra del dolor que tenía en la cabeza, es como que hundo las manos en la tierra, del dolor. Y me veo los dedos y tenía barro en los dedos. Entonces no fue un sueño.

Pero analiza esto, querido interlocutor: No fue un sueño. Yo estaba despierto y vi esos monstruos –todos los demás estaban dormidos-; Marcel cuenta su versión y dice que nosotros estábamos dormidos y que él vio los monstruos; Nadia y Darvia dicen que los varones estaban todos dormidos y que ellas vieron los monstruos. Incluso Darvia, la más joven, luchó, trastabilló y golpeó contra una roca. Y dice: -Mira. Y le vi la rodilla izquierda y tenía un pequeño tajo donde todavía manaba un poco de sangre. ¿Ven que no fue un sueño?

 

Pero salvo Fondalar todos los demás contamos una experiencia. Lormo trató de dialogar con uno de ellos, primero con voz y luego mentalmente...

Es raro, pero... asumo que todos estuvimos despiertos. Mis uñas con barro, la herida en la rodilla de Darvia, el golpe en el codo de Marcel... ¿Por qué cada uno vio al otro durmiendo? ¿Por qué no nos despertamos todos y todos en grupo no manifestamos el ver a esos seres? O sea, que es algo que me deja pensando qué tremendo que es el temor a la incertidumbre, el temor a lo desconocido.

En vuestro mundo, Sol 3, existe un engrama genético de la especie homo sapiens -que seguramente el excelso Maestro Johnakan lo ha comentado alguna vez-, que es un engrama planetario. Si bien los Maestros dicen que no existe un engrama general yo me atrevo a decir que sí, y es el engrama del temor a la oscuridad.

Tú puedes caminar a las doce del mediodía en un día soleado por un cementerio y si bien tienes respeto por aquellos que no están y tú sabes que en las fosas solamente están las vestiduras que acompañaron a esos espíritus que estuvieron encarnados, igual sientes un respeto por aquellos que no están vivos –encarnados-. Pero si tú pasas por ese mismo cementerio pasada la medianoche, en una noche oscura, con neblina, al menor ruido sientes como una especie de aprensión. ¿Por qué? Si tú sabes que si bien un espíritu del error puede hacer foco, no existen los aparecidos de la manera que se lo cuentan a los niños en los cuentos de monstruos. Tú sabes eso. Entonces, existe –de alguna manera- un miedo a la incertidumbre, un miedo a la oscuridad.

 

Es un miedo ancestral transmitido por los genes de padres a hijos.

Sí, es la mente reactiva. Pero, ¿me explicas ese miedo? ¿Por qué ese miedo? ¿Por qué ese miedo a la incertidumbre? Porque mientras tengamos ese miedo a la incertidumbre eso de que seamos Clear me parece que es más una expresión de deseo que una realidad; hasta el más clear -creo que este mismo receptáculo que me alberga- pasa por el muro de un cementerio a la una de la mañana y va a estar alerta ante el menor ruido.

 

El miedo a la oscuridad o al vacío, provocan vértigo hasta en los adultos. El temor y la incertidumbre forman parte de la supervivencia. Para superarlos es necesario recurrir al dato estable.

Mi 10% actual, Álvaro, comprende perfectamente el dato estable pero en esa vida como Ardix teníamos otro tipo de civilización. En algunas regiones, como la edad media de Sol 3, o la edad antigua. Entonces la ignorancia era tremenda.

 

Todos pensamos que había sido como una especie de ilusión. A la noche siguiente dormimos perfectamente pero… Nosotros no nos manejábamos como os manejáis vosotros, con horas. No teníamos esa medida de tiempo, no existía... Entonces, digamos que un par de horas antes del amanecer volvió a pasar lo mismo. Sentí como que alguien me tocaba y otra vez estaban esas figuras; sentía como que me hablaban mentalmente. En realidad yo no recibía palabras sino una especie de conceptos de peligro que no eran ideas conceptuales sino una vibración conceptual de peligro, como que corría riesgo mi vida. Me desesperaba y me puse a correr. Me tropezaba, las figuras me seguían. Hasta que me volví a quedar dormido.

 

Al día siguiente todos contaban una experiencia parecida, desesperados. Y hasta el propio Ligor había caído extenuado tratando de atravesar con su espada a esas imágenes que flotaban. Llegó a lanzar descargas eléctricas a esas imágenes y no les hacían mella. Y él mismo sintió en su cuerpo esas descargas eléctricas y cayó desvanecido. Ninguno quería ya dormir hasta pensamos que la aventura se terminaba ahí, que teníamos que volver. Y me sentía frustrado porque no teníamos dato estable. Cuando tú no tienes un dato estable sobre algo sobreviene una incertidumbre que te carcome, que te vuela los sesos, una incertidumbre que tú no entiendes de qué se trata… Es que no había solución.

 

Es que yo, a veces, entiendo y creo humildemente –como Ardix- que la vida física a veces no tiene soluciones. En la zona ecuatorial de mi mundo cada tantos amaneceres hacen obras de teatro y salvo algunos -en Sol 3 se los llamaría dramaturgos- la mayoría de las obras son obras de batallas, épicas, que terminan bien -el héroe rescata a la doncella-.

¿A qué me quiero referir? En la vida real no hay finales felices sino sufrimiento, dolor, muerte física. En la vida real hay inquietudes, falsedades. En la vida real tú tiendes una mano y sabes que tienes gente en quien confiar, pero sabes que hay gente que busca menospreciarte, tirarte abajo, como se dice vulgarmente.

 

Como Thetán puedo decir que la experiencia de mi 10% fue una experiencia inconclusa. Fue una experiencia que tuvo un final de otra persona. Hubo otro ser que encontró la solución al problema y, de alguna manera, es como que nos ayudó a todos.

 

He dejado al receptáculo muy extenuado por la angustia que le he transmitido. A la brevedad volveré a comunicarme.

 

Gracias por escuchar.

 

Sesión complementaria